Aprueban la ‘muerte civil’ para funcionarios corruptos

En un México más allá de la fallida esperanza dosmilera de un cambio sólo por ser cambio, y en medio de grandes revelaciones a partir del periodismo de investigación con su mayor exponente en la corrupción de Javier Duarte en Veracruz, la lucha a la corrupción pasó de ser una mención que exhortaba en ensayos políticos para más bien volverse una moneda de cambio que se cobra en las urnas.

Es decir: en estos días estamos en un momento crucial para México donde el corrupto pierde, como en el caso de la imagen pública del PRI durante el sexenio pasado. Aunque también es relevante, más allá de lo simbólico, que en términos prácticos no vuelvan a tener cargos los ex funcionarios con acusaciones comprobadas.

Y ayer, en el Senado se aprobó la muerte civil a corruptos, frase que también estuvo muy sonada durante las campañas electorales pasadas por parte de los candidatos del Frente.

Dice la nota de Animal Político:

El pleno del Senado aprobó con 110 votos reformar la Ley General de Responsabilidades Administrativas y el Código Penal Federal, para establecer medidas como la inhabilitación temporal o la “muerte civil” de funcionarios que incurran en actos de corrupción. Es decir, que ya no puedan ocupar cargos si incurren en faltas graves.

Las faltas administrativas graves de servidores públicos, establecidas en la reforma, son: cohecho, peculado, desvío de recursos públicos, utilización indebida de información, abuso de funciones, conflicto de interés, contratación indebida, enriquecimiento oculto, tráfico de influencias, encubrimiento, desacato y obstrucción de la justicia.

En Twitter, la senadora Verónica Delgadillo compartió la historia de como esta propuesta fue generada originalmente en la Cámara de Diputados a finales de 2017:

A diferencia de inhabilitaciones actuales, donde funcionarios corruptos regresan a la oficina cuando pasan los sexenios y cambian sus fortunas, la muerte civil es definitiva. Cuando el daño sea menor a 200 UMA, la sanción podría ser de hasta 10 años pero cuando falta administrativa sobrepase los 1 mil 500 UMA será para siempre la inhabilitación.

Más info en Animal y El Financiero

 

Previo

Las lenguas indígenas, fuentes de sabiduría interminable: Juan Mora Catlett

Siguiente

Surge un #MeToo de escritores mexicanos...

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *