Presentan iniciativa para garantizar el permiso de paternidad en México

Ante la Comisión Permanente del Senado se presentó una iniciativa para que se garantice el permiso de paternidad en nuestro país. La intención es fomentar la equidad en el entorno laboral y el familiar.

Dice el documento de la iniciativa presentada por el legislador federal Jorge Álvarez Máynez:

La discriminación laboral por género en México es un problema que sigue vigente por resolver a nivel legislativo y en la implementación de políticas públicas. Si bien, ocupamos el segundo lugar en el ranking de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) – después de Suecia- con el mayor número de participación de la mujer en el Poder Legislativo a nivel nacional , aún existen brechas en distintos ámbitos que deben combatirse. El ámbito laboral es uno de ellos.

Otros argumentos presentados en la iniciativa con proyecto de decreto, con fuente en el libro  La discriminación del empleo en México de Estefanía Vela, son:

  • 8 de cada 10 hombres mayores de 15 años son económicamente activos, en comparación con 4 de cada 10 mujeres (datos  INEGI). Es decir, las mujeres (con hijos o sin) tienen un 50% de participación en comparación a los hombres en el aspecto laboral
  • Las mujeres sin hijos tienen una mayor participación económica que las mujeres con hijos, sin embargo, las estadísticas indican que la participación económica tiende a disminuir conforme aumenta el número de hijos. 
  • Entre más hijos existe mayor probabilidad que las mujeres se queden en casa. Con hasta dos hijos la participación económica se reduce a 50.1%, y con más de 3 (hasta 5) baja a 42%. Con 6 o más, a un 23.9%.
  •  43.% de la población que cuenta con algún tipo de prestación laboral, el 60.4% son hombres y el 39.6% mujeres.
  •  47% de las mujeres mexicanas mayores de edad participa de forma productiva en cuestiones laborales, que a comparación del promedio de los hombres mexicanos la diferencia es abismal con el 82% (datos OCDE).

Es así como los datos demuestran que hay una falta de equidad que afecta a las mujeres en el mercado laboral, especialmente a aquellas con hijos. Dice la iniciativa en el sitio web del Senado:

En lo que respecta a México de acuerdo con el análisis de Early Institute, de los 2.3 millones de niños que nacen en México al año, sólo un aproximado de 600 mil madres tienen acceso a la licencia de maternidad. Pero el número de permisos por paternidad ni siquiera se conoce, debido a que está a cargo del patrón y la estadística no es registrada por instituciones de seguridad social.

Además, si sumamos que el poco tiempo que se otorga a los hombres propicia desigualdad entre el hombre y la mujer y es poco benéfico, para una crianza igualitaria entre el padre y la madre

La constitucionalista Geraldina González de la Vega así establece la necesidad de igualdad en los permisos laborales para hombres y mujeres luego del nacimiento de un hijo:

“La licencia de paternidad  tiene como objetivo la distribución de tareas en el hogar y del cuidado de los hijos. Cinco días son muchos para contemplar al bebé, pocos para realmente realizar las tareas de cuidado y atención que se requieren en una familia con un bebé recién nacido”.

El documento señala que la SCJN incluyó desde el año 2008 el derecho a sus servidores a obtener licencias con goce de sueldo por el nacimiento o adopción de un hijo o hija; la cual se denominó ”licencia de paternidad”, anticipándose a la Ley Federal de Trabajo que lo reconoció hasta 2012. De cualquier modo, y como lo indica González de la Vega, son necesarios más de cinco días.

Existen en 25 de los 34 países de la OCDE algún ordenamiento jurídico relacionado  sobre licencia de paternidad en el que 12 de ellos dan una licencia de más de 9 semanas. Por ejemplo, Noruega otorga 10 semanas de descanso, Islandia  13 semanas, Bélgica  19 semanas, Francia  26 semanas o Corea del Sur que se encuentra en el primer lugar con 53 semanas. 

Es así como, en concreto, esto es lo que pide la iniciativa con proyecto de decreto:

La presente iniciativa pretende ampliar un derecho fundamental, bajo la perspectiva de igualdad y equidad entre el hombre y la mujer, en materia de trabajo; el derecho de paternidad, que hoy en día prevalece en el marco jurídico, es inferior a la recomendación propuesta por la OCDE que, por lo menos, señala deben de ser 8 semanas de descanso . Impactar este cambio en nuestra Ley Federal del Trabajo, propiciará que se fomenten programas y políticas que respeten y garanticen condiciones de la igualdad.

**

Más información en esta liga

Previo

Cenar muy tarde incrementa el riesgo de cáncer

Siguiente

Los olvidados del terretomoto: San Gregorio Atlapulco (Xochimilco)

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *