Cuarenta años de diseño mexicano en una sola exposición

La muestra llama a hacer memoria sobre nuestra modernidad y a rescatar el diseño moderno mexicano, con el fin de reivindicar el potencial socioeconómico y cultural de lo hecho en el país

El Museo de Arte Moderno mostrará el ímpetu innovador, el espíritu nacionalista y el ambiente estético del diseño mexicano de mediados del siglo XX, a través de 350 piezas que integran la exposición Fuimos modernos. Diseño hecho en México 1940-1980.

La exposición en la que se aprecian sillas Acapulco, automóviles, juegos infantiles, tapices, revistas, y postales, deja ver que fue a finales de los años cuarenta cuando en México florecieron los campos de la arquitectura y el diseño. Favorecidos por un modelo económico conocido como El milagro mexicano (1952-1970), cuyo apogeo coincidió con el desarrollo de los Juegos Olímpicos de 1968.

Iñaki Herranz, curador de la muestra, explicó en un recorrido a medios que el diseño en México abundó hasta mediados de los años setenta, cuando se decidió suprimir a pesar de su éxito la política de sustitución de importaciones que desde hacía décadas privilegiaban el estímulo y consumo de la producción interna.


______

La exposición en la que también se puede ver mobiliario urbano, enseres, adornos, electrodomésticos, charolas, souvenirs, espejos, celosías, muestrario de materias, empaques, dibujos, fotografías, postales, timbres, y folletos, entre otras piezas, liga la historia económica del país con el diseño industrial, apunta Herranz.

“La muestra llama a hacer memoria sobre nuestra modernidad y a rescatar el diseño moderno mexicano, con el fin de reivindicar el potencial socioeconómico y cultural de lo hecho en el país”, comentó.

El promotor cultural apuntó que el diseño es una serie de objetos o cosas que están en el día a día y que pueden llegar a ser entrañables, por lo que se debe pensar como algo integral y no sólo como algo de autor. Mencionó que el diseño hecho en México prácticamente desapareció entre los años 1980 y 1990.

“La muestra va por un espíritu de nostalgia y añoranza de ser autónomos a nivel industrial y económico en muchos sectores del diseño industrial en México. No es una antología de las marcas y fábricas de esa época, en la que hubo muchos objetos, algunos difíciles de ubicar porque fueron de uso cotidiano”.

El curador indicó que de 10 años a la fecha se ha presentado un renacer por el gusto del diseño moderno, una nostalgia hacia lo vintage.

“Lo que mostramos en el MAM son proyectos que puede ser muy icónicos, sintomáticos y paradigmáticos de aquel entonces, así como proyectos que son casi inéditos y que han quedado en la sombra, por ello para la muestra se eligieron aspectos que hablaran del auge y la bonanza del diseño hecho en México”, destacó.

A través de este recorrido se puede apreciar cómo cambió el gusto entre los años cuarenta y ochenta y se transformaron los hábitos de la clase media mexicana. Algunos elementos de estos diseños reencarnaran muchos años después en la época actual en el diseño contemporáneo.

La exposición es la primera colectiva sobre diseño moderno mexicano en el MAM desde 1978, compuesta por piezas del acervo del museo, colecciones públicas y privadas. Entre ellas el Archivo Clara Porset, el Sistema de Transporte Colectivo Metro, el Servicio Postal Mexicano, Correos de México, y el Museo del Objeto del Objeto.

La muestra se realiza en el marco de la designación de la Ciudad de México como World Design Capital 2018. La inauguración de Fuimos modernos. Diseño hecho en México 1940-1980, será el próximo sábado 2 de junio, a las 13 h, en el Museo de Arte Moderno, ubicado en Paseo de la Reforma y Gandhi.

Información: DAF

Previo

Relación con la Naturaleza: Una redefinición urgente del concepto

Siguiente

Despide #AuditorCarnal a funcionaria que documentó la corrupción de #LaEstafaMaestra