Una alternativa a la basura comercial: La Bella y la Bestia en un montaje de alta calidad dancística

Malandain Ballet Biarritz es una de las más destacadas compañías dancísticas de Francia, caracterizada por un cuerpo de bailarines que, a partir de un estricto entrenamiento clásico, se expresa en los lenguajes coreográficos contemporáneos. Este alto grado de compromiso artístico podrá apreciarse en su espectáculo La Bella y la Bestia, que se realizará el jueves 6 de abril a las 20:00 y el sábado 8 a las 19:00 en la Sala Principal del Palacio de Bellas Artes. En el marco del 33° Festival del Centro Histórico de la Ciudad de México

Se trata de un espectáculo coreográfico de Thierry Malandain, director artístico de la compañía, en el que se plantea un argumento que maneja la dualidad del ser a través de 22 bailarines en escena y la música de Piotr Ilich Chaikovski, aludiendo al famoso cuento.

Ante la basura comercial que el cine Hollywoodense nos presenta constantemente este montaje dancístico se presenta como una alternativa para aquellos que busca una propuesta de alta calidad expresiva.

Richard Coudray, maestro del Malandain Ballet Biarritz, señaló que en La Bella y la Bestia se maneja una historia que habla sobre el respeto al otro y la dualidad del ser. “En la versión de Malandain se presenta una historia en la que el artista dibuja la obra y espera tocar la perfección del amor y del arte”.

“Manejamos la versión de cuento de Disney que todos conocemos desde muy pequeños, pero algo interesante es el trabajo previo que realiza Thierry Malandain, quien piensa mucho todas las partes y trabaja directamente con los bailarines. Con lo cual presenta una obra tan distinta y a la vez tan profundamente bella”.

La escenografía está formada por telas que parecen las páginas de un libro y el vestuario fue realizado por Jorge Gallardo.

El bailarín español Daniel Vizcayo, intérprete del cuerpo del artista, señaló al respecto:

“Es un ballet romántico con una dualidad en la que se encuentra la realidad que se sirve del cuerpo y el alma, y por otro lado lo etéreo e irreal. En el ballet se pueden observar estos dos universos, yo realizo el cuerpo del artista que maneja lo terrenal y espiritual. Dentro de la danza clásica hay un estilo que está regido por el pasado, la diferencia con Thierry Malandain es que siempre  está en continua renovación y en cada coreografía te da la facilidad de inventarte a ti mismo con nuevos movimientos”.

Ha sido tanto el interés del público por esta obra que las localidades para disfrutar de La Bella y la Bestia en el Palacio de Bellas Artes se encuentran agotadas. Sin embargo, la segunda función de este espectáculo (sábado 8 de abril a las 19:00) podrá apreciarse en vivo y de manera gratuita en la pantalla gigante ubicada en el corredor Ángela Peralta, a un costado del recinto de mármol.

Previo

Secuestran y amputan dedos a migrantes en México

Siguiente

La UNAM presentó la primera revista científica de mapas interactivos