Sale de prisión el médico chiapaneco acusado por hija de ex diputado… para tener arresto domiciliario


Escucha nuestro podcast



La saga del médico chiapaneco detenido por atender a un ex diputado local (que murió por COVID-19) tiene un nuevo capítulo, agridulce. Resulta que el urgenciólogo Gerardo Grajales Yuca fue puesto en libertad pero para tener arresto domiciliario y enfrentar el proceso judicial correspondiente desde casa.

Y es que, el doctor tuvo complicaciones por hipertensión luego de que fuera arrestado y privado de su libertad, consecuencia de las denuncias de Karen Ramírez Molina, hija del político local Miguel Arturo Ramírez López (conocido por el partido Mover a Chiapas). La denuncia fue por supuesto abuso de autoridad, mientras que colegas y familiares de Grajales Yuca especulan que hubo influencia para que ésta progresara, debido a las conexiones e influencias de Ramírez Molina.

Leemos en El Universal sobre la liberación (para enfrentar su juicio) de Grajales:


El exjefe de Urgencia y Medicina Crítica del Hospital de Especialidades Vida Mejor, adscrito al Instituto de Seguridad Social de los Trabajadores del Estado de Chiapas (Isstech), enfrentará su juicio en casa, luego de que este lunes, por motivos de salud, la Fiscalía General del Estado (FGE) solicitó al juez de Control, radicado en el centro penitenciario “El Canelo”, en la ciudad de Chiapa de Corzo, la modificación de la medida cautelar de prisión preventiva justificado.

Este fin de semana, la familia del médico hizo constar ministerialmente sus problemas de salud desde 2017, por ello la autoridad pidió a la Unidad de Medidas Cautelares la evaluación integral del caso, la cual dictaminó que el imputado no representaba ningún riesgo para continuar su proceso fuera de la reclusión penitenciaria.

La CNDH atrajo el caso, ya que el encargado de urgencias del hospital “Vida Mejor” del ISSSTECH puede no haber cometido delito alguno ya que el origen de su acusación es que pidió a los familiares que facilitaran y adquirieran insumo médico ya que la institución (dependiente del Gobierno Estatal) no lo está consiguiendo de manera adecuada.

Es decir, en un ánimo por salvar al ex diputado local (como a cualquier paciente), el médico Grajales pidió a la familia que invirtiera en su recuperación ante la omisión del estado. ¿Qué dice el gobierno estatal? Esto leemos en Infobae:

El personal médico también insistió en que no cuentan con los medicamentos suficientes en los hospitales del sector salud del estado para atender a la población ante la pandemia de COVID-19. Afirmaron que la carencia de medicamentos e insumos, no es exclusiva de este sexenio, sino que se ha registrado durante años, pero la situación se profundizó en el gobierno de Manuel Velasco Coello, hoy senador del Partido Verde Ecologista de México.

_____

_____

En días pasados, el gobernador Rutilio Escandón, difundió un breve video en el aseguraba que en la entidad no hay escasez de medicamento, insumos o equipo tecnológico, y que aquella persona que fuera “obligada” a comprarlos por órdenes de personal de salud de los hospitales públicos, denunciara los hechos.

El gremio local de médicos afirma que Grajales por ningún motivo habría de matar a un paciente de manera alevosa, y mucho menos extorsionar a sus familiares, cuando su misión es salvar vidas y más en esta crisis del COVID-19. Issel Gutiérrez, titular del Colegio local de Pediatría, más bien refiere otros responsables, al insistir en que desde el sexenio pasado (el de Velasco, del PVEM) las condiciones de los hospitales públicos son indignas.

PARA LEER: Más información en general sobre el caso, en Eje Central.


Vídeo Recomendado



Previo

Histórico: Congreso de Oaxaca prohíbe que niños compren bebidas azucaradas

Siguiente

Víctor vs Víctor: Las contradicciones del gobierno federal en proyecto por herbicida

Sin comentarios

Deja un comentario