Sobre partidos políticos y encuestas


Escucha nuestro podcast



#VueltayVuelta es una columna recurrente de Carlos Aguirre


Según la encuesta publicada por el Financiero los partidos poderosos que resisten años en niveles de preferencia electoral alta parecen cosa del pasado, pero eso no significa para nada la muerte de los partidos políticos, según la encuesta, la preferencia más alta es de Morena con 19%, después, 10% para el PAN y 8% del PRI, de ahí las preferencias son de 2% y menos para el PRD, PT, PVEM, MC. 4% Independientes y 6% por un partido nuevo. 26% ninguno y 22% no sabe. 

Ante esto, los análisis primarios fueron que en la siguiente elección podrían desaparecer el PRD, PT, PVEM o MC por no alcanzar el 3% mínimo requerido para conservar el registro en 2021. Pero creo que la encuesta refleja algo distinto: el sistema de partidos políticos se transformó por uno donde los partidos con grandes militancias, popularidad y movilización nacional se están extinguiendo y se transformó por uno donde la perspectiva local de los partidos es más esencial. 


Algunos datos y casos para exponer mi punto: por ejemplo, Movimiento CIudadano que tiene su bastión en Jalisco, si logra mantener la mayoría de votos en Jalisco, tendría al tercer electorado más grande y el cuarto estado que más votos nominales aporta y si sumamos a Nuevo León donde están construyendo liderazgo y tienen mayoría en las preferencias electorales, sería el 8vo estado que más aporta; eso no se mide en una preferencia partidista nacional pero sí desde una perspectiva local. 

En el caso de Morena puede ocurrir lo mismo en la Ciudad de México y el Estado de México, los dos más grandes estados en materia de electores y que aportan votantes. Desde esa perspectiva local, Morena al conservar esos estados con mayoría, obtendría niveles más altos que el 19% desde la perspectiva nacional. 

El asunto del PRD es complejo, porque su bastión se pierde con la presencia de Morena, tanto en CDMX o Guerrero o Michoacán. El PVEM y PT no tienen ese arraigo local, debido también a las alianzas realizadas por Velasco en Chiapas con Morena, que difundieron al PVEM. En cuanto al PAN, la perspectiva local podría permitirle conservar mayoría y presencia en estados importantes como Chihuahua u otros más pequeños como Aguascalientes, sin olvidar la perspectiva de gobernar ciudades importantes: todo desde una visión local. Del PRI es importante destacar Yucatán, que es el único estado donde ganó la senaduría por mayoría. 

Pero por ejemplo la preferencia sobre los partidos políticos nuevos, en su mayoría tiene una perspectiva local. Por ejemplo, en Jalisco habrá el surgimiento de dos partidos políticos locales nuevos, el origen del PAN o del PES también son orígenes locales; si exploramos cada estado, observaremos que la dinámica de los partidos políticos tanto con registro nacional como local y los nuevos, tienen una dinámica distinta apegada a liderazgos locales y dinámicas municipales. 

También se debe analizar el papel de los partidos en el presente y futuro, desde esa dinámica local y reconociendo la individualización de la política, vivimos en una nueva época sobre plataformas partidistas que priorizan lo local y la importancia de la calidad del liderazgo. Es una transformación del sistema de partidos, importará más la democracia interna, lo local, lo innovador y la honestidad, no el arrastre nacional y parece haber caducado la época del partidazo. Todo a la #VueltayVuelta, porque 2021 puede darnos más sorpresas. 

_____

_____


Vídeo Recomendado



Previo

Agricultura Negra: Sembrando también se lucha contra el racismo

Siguiente

La carta pública de Dante Delgado a Andrés Manuel López Obrador

Sin comentarios

Deja un comentario