Hablemos de la importancia de CONAPRED y su enorme labor (por si no sabías, como el presidente)


Escucha nuestro podcast



Un aliado histórico de la sociedad civil y las minorías, desde el gobierno federal, ha sido el CONAPRED. Su mera existencia es un logro para todos aquellos que han luchado para erradicar la discriminación, al ser de los pocos organismos públicos con cierta credibilidad e incluso una especie de brillo legítimo, siendo conformado por diversas corrientes que representan sectores vulnerables de la población.

El día de ayer, la dependencia llegó a ser nota nacional pero [cómo suele suceder en prensa generalista] por las razones equivocadas:

  • Algunos se molestaron por la presencia de Chumel Torres, un conductor de Radio Fórmula y usuario de YouTube con millones de vistas, en un venidero foro sobre discriminación y racismo. El objetivo era debatir el tema, además de contar con otros influencers como el periodista de música Alejandro Franco y Maya Zapata, además del actor Tenoch Huerta.
  • Chumel Torres, que recientemente se ha nombrado comediante (tiene un programa de comedia en HBO inspirado en el del comediante progresista John Oliver, pero sin ser progresista), tiene un estilo ácido y similar al de otros comediantes blancos de extractos privilegiados: hace uso de clichés sobre minorías para llegar a un punto en una especie de sátira que le ha dado popularidad pero es políticamente incorrecta. Su éxito nos lleva a pensar lo siguiente: ¿tal vez es por qué las masas abrazan un humor con tintes racistas y clasistas?
  • De cualquier modo, usuarios de redes sociales fueron vocales en la presencia de Chumel Torres en un foro de CONAPRED, institución pública.
  • Al final del lunes, Beatriz Gutíerrez Muller (esposa del presidente) se quejó de la invitación al comediante ácido porque en alguna ocasión se refirió a su hijo de manera despectiva.
  • Finalmente, el martes en W Radio una vocera de CONAPRED anunció que el foro se cancelaba.

En medio de esta polémica, es fácil para algunos llevar a CONAPRED al ring de medios nacionales y criticar el haberle otorgado la posibilidad del espacio al cocreador del programa de comedia “El Pulso de la República”, pero CONAPRED es mucho más que eso.


Hoy por la mañana, el presidente López Obrador habló sobre CONAPRED (a propósito del comediante que da las noticias por YouTube) y dijo que no sabía de su existencia, al ser tantas las dependencias que engloba su gobierno.

En ese contexto, es muy valioso apuntar lo importante de CONAPRED para que cualquiera – como el presidente – sepa su función.

Retomamos para eso un texto previo de la actriz Tiaré Scanda:

La gran cualidad que tiene el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación,  a diferencia de otras instituciones nacionales es la credibilidad.   A pesar de estar vinculado a la Secretaría de Gobernación y operar con presupuesto federal, este Consejo tiene autonomía de gestión, es decir, toma sus propias decisiones apoyado en un Consejo Consultivo formado por ciudadanos libres, que no trabajan para los intereses de nadie. Eso es una maravilla. Mi primer contacto con ellos fue una invitación a colaborar en un libro llamado “Miradas a la discriminación” que forma parte de las muchas y muy interesantes publicaciones de este Consejo.

Yo, que tiendo a autodiscriminarme, no podía creer que mi humilde texto compartiría las páginas de un libro con periodistas, escritores, atletas, activistas, académicos, chefs y demás personalidades interesantísimas, algunos de ellos con doctorados y toda la cosa. Me hice chiquita como Alicia en el País de las Maravillas. El día de la presentación del libro en el Castillo de Chapultepec, junto a Ricardo Raphael, Katia D’Artigues, José Woldenberg, Lorenzo Córdova y Horacio Franco, recuperé mi tamaño habitual y recordé que aunque cada persona tiene habilidades  o circunstancias particulares, al hablar de derechos todos tenemos la misma estatura.

Mi relación con Conapred continuó porque descubrí que los problemas esenciales que enfrenta México y nos afectan a todos, tales como violencia, intolerancia, rezago educativo, pobreza y trata de personas, entre otros, son producto o están directamente relacionados con la discriminación, y me pareció que unir mi voz a la labor de este organismo  autónomo cuyo presidente es un funcionario honorable y comprometido, podría dar buenos frutos en muchos terrenos.

Una vocecita se vuelve sonora y contundente cuando se une con otras.

El año pasado me integré a la Asamblea del Consejo Consultivo de Conapred. Somos veinte ciudadanos, que aceptamos el cargo como un acto de amor y de responsabilidad y nadie cobra un solo centavo. En su vida cotidiana cada uno está comprometido con una causa específica. La mayoría trabaja por visibilizar a los invisibles y garantizar el cumplimiento de los derechos de los niños, las personas con discapacidad, las mujeres, los migrantes, las trabajadoras del hogar, etc.

La función de dicha Asamblea es participar en la creación de políticas públicas en favor de todos los grupos vulnerables para lograr, algún día, una sociedad más justa en la que nadie sea discriminado y todo el mundo goce plenamente de sus derechos.

Ciudadanos participando

 “Los efectos de la discriminación en la vida de las personas son negativos y tienen que ver con la pérdida de derechos y la desigualdad para acceder a ellos; lo cual puede orillar al aislamiento, a vivir violencia e incluso, en casos extremos, a perder la vida.”
Y a todo esto, ¿qué es exactamente la discriminación y por qué es tan grave? Cito aquí unos fragmentos de una explicación que aparece en la página del Conapred.

“La discriminación es una práctica cotidiana que consiste en dar un trato desfavorable o de desprecio inmerecido a determinada persona o grupo, que a veces no percibimos, pero que en algún momento la hemos causado o recibido.

 Hay grupos humanos que son víctimas de la discriminación todos los días por alguna de sus características físicas o su forma de vida. El origen étnico o nacional, el sexo, la edad, la discapacidad, la condición social o económica, la condición de salud, el embarazo, la lengua, la religión, las opiniones, las preferencias sexuales, el estado civil y otras diferencias pueden ser motivo de distinción, exclusión o restricción de derechos.”

 “Los efectos de la discriminación en la vida de las personas son negativos y tienen que ver con la pérdida de derechos y la desigualdad para acceder a ellos; lo cual puede orillar al aislamiento, a vivir violencia e incluso, en casos extremos, a perder la vida.”

Para quienes ya se cansaron de quejarse del gobierno y no hacer nada, difundir la labor de Conapred es una participación ciudadana útil, y una batalla que tiene lugar en una trinchera segura.
Me gustaría compartir con ustedes todo lo que Conapred está haciendo al respecto y para ello les invito a echar un vistazo a la página  www.conapred.org.mx. Para quienes ya se cansaron de quejarse del gobierno y no hacer nada, difundir la labor de Conapred es una participación ciudadana útil, y una batalla que tiene lugar en una trinchera segura. Desde aquí se puede luchar con ideas, sensibilizando a quienes no se han dado cuenta de la importancia de este tema, haciendo presión para que se implementen las políticas públicas que beneficien al país, ¡y nadie nos va a echar encima a los granaderos por ello! ¿Y qué hay que difundir? Por lo pronto, seguimos esperando que el Senado dé luz verde a la reforma a la ley, ya aprobada por el pleno de la Cámara de Diputados, que faculta al Conapred no solo para hacer recomendaciones sino para sancionar a funcionarios o particulares que discriminen.  Ése, junto con la ratificación (y cumplimiento) del convenio 189 con la OIT sobre los derechos de las trabajadoras y trabajadores del hogar, y el reconocimiento del matrimonio igualitario por parte del IMSS van a ser pasos muy importantes para  México este 2014. El camino para una verdadera igualdad, aún es largo.

 


Vídeo Recomendado



Previo

CNN y Aristegui Noticias son los medios más confiables en México: estudio de Reuters y Oxford University

Siguiente

Polarización de gobierno, provoca baja confianza en medios: Reuters y Oxford

Sin comentarios

Deja un comentario