El verdadero obstáculo entre Trump y el aumento de aranceles, pueden ser los republicanos

Más allá de polémicas por cacahuates en una servilleta, debemos voltear a ver la conversación desde el lado americano

Los republicanos pueden soportar que Trump se humille cada semana, pida sabotear a corporaciones, juegue con la paz global en Twitter y tenga investigaciones por corrupción. Lo que pinta la línea con el llamado líder del mundo libre es, irónicamente la amenaza a México en relación a los aranceles.

Leemos en Vox.com que la ecuación es sencilla, la petición lunática de la ex estrella de realities convertida en presidente de Estados Unidos viola varios acuerdos del mundo moderno:

  • El libre comercio, siendo que vivimos en el limbo de un TLC que ya expiró y un T-MEC que no se ha firmado. Pedir un cambio tan radical como el aumento de tarifas a cambio de un solicitud diplomática más que abstracta (¿resolver la migración en menos de un mes?), no entra en ninguno de estos principios.
  • La empresa que sea, desde los exportadores mexicanos de aguacates hasta una armadora como Ford que ya tiene planes en México, cargarán el costo al consumidor gringo. Los republicanos imaginan esta pesadilla para el 2020: su presidente aumentó los impuestos. Aumentó el costo de vida.
  • Por supuesto, lo que menos les importa a los senadores republicanos es la defensa de los derechos humanos o la incongruencia de que mucha clase alta tiene empleados a sudamericanos y centroamericanos ilegales en sus negocios.

Mientras que el problema con China y el veto a Huawei (sin pruebas de que sean un peligro a la seguridad nacional) sólo está afectando las acciones de Apple, el tema con México sí pone los pelos de punta para los republicanos. ¿Por qué? El intercambio que plantea Trump, es mantener los aranceles igual (¿no pues, guau?) a cambio de una política migratoria que no permita la entrada de ilegales a tierra americana. Es decir, dos temas sin relación y completamente diferentes.



El texto de Vox.com apunta que a las grandes corporaciones poco les beneficia el control de migración extremo que anhela Trump para calmar a su base de votantes, mientras que el aumento de impuestos a productos desde México sí perjudica sus números. En resumen: la sensibilidad de los blancos racistas y sus votos no es suficiente para que la bancada republicana, apoyada por grandes corporaciones e intereses capitalistas, perjudique los negocios.

La reticencia es tanta que dos representantes de Trump encontraron cerrazón con líderes republicanos, leemos en Politico.

Antes de un enfrentamiento público en diarios y Fox News, los republicanos tienen un deseo no tan escondido: que las negociaciones dirigidas por Marcelo Ebrard (por parte de México) sean satisfactorias para el gobierno estadounidense, para que desde el Congreso no se tenga que hacer nada.

Si quiere, el Senado puede detener a Trump por más que digan que les agrada su retórica racista. 

_____

_____

Previo

Ellas son la primera tripulación de la Secretaría de Marina compuesta sólo por mujeres

Siguiente

Piden investigar a jueza que otorgó suspensión (otra vez) a Lozoya Austin

2 comentarios

  1. […] El verdadero obstáculo entre Trump y el aumento de aranceles, pueden ser los republicanos […]

  2. […] El verdadero obstáculo entre Trump y el aumento de aranceles, pueden ser los republicanos […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *