Partidos ideológicamente amplios: la tendencia

#VueltayVuelta es una columna recurrente de Carlos Aguirre en Tercera Vía

Una de caras de la política joven en el mundo es Iñigo Errejón, que recientemente renunció a su escaño en Podemos y busca hacer política en Madrid con Manuela Carmena, una de las mejores respuestas que dio en la entrevista para el País después de su anuncio fue: “Lo importante es si somos capaces o no de abrirnos tanto, tanto, tanto, como para que quepan una mayoría de madrileños que quieren cambio. Si es que no, no me interesa quién va delante. No vine a la política para calentar una silla.”

Hace unos días platiqué con Susana Ochoa, vocera de Futuro, el proyecto originario de Wikipolítica que pretende ser partido político en Jalisco y dijo que: “El esquema ideológico te permite tener un marco de referencia ante el cual quieres resolver un problema, muchas de nuestras agendas se registran en el espectro de la izquierda, nos identificamos como progresistas. También hablar de Futuro trata de romper ese esquema de izquierda y derecha. En algunos casos nos identificamos con la izquierda, pero en transparencia y corrupción nos interesa el enfoque de las fuerzas políticas de derecha.”

Estos dos referentes jóvenes nos plantean un debate: ¿es importante la ideología?, ¿las ideologías importan?, como dice Susana, sí es un marco importante para definir cómo pretendes resolver un problema. Por ejemplo, si analizamos algunas de las decisiones de López Obrador podemos ver que hay algunas de derecha y otras de izquierda, mayoritariamente parece lucir de izquierda: reducir la desigualdad, primero los pobres, los programas de pavimentar las cabeceras municipales del sur, parar una obra por cuidar un lago, entre otras que han hecho que los medios lo denominen el primer gobierno de izqueirda en México. Claro que hay matices y que hay decisiones que lo ubican a la derecha como la continuidad de algunas prácticas neoliberales, su agenda legislativa con el partido más a la derecha del país, entre otras. Esto también nos hace pensar sobre las ideologías.

Las fuerzas políticas emergentes en nuestro país, han ido como dice Iñigo, abriéndose tanto, tanto, tanto para que la mayoría de los que buscan un cambio puedan participar, es el caso de Morena o de Movimiento Ciudadano y en declaraciones de Susana, es el caso de Futuro. ¿Es momento de romper con ese tradicional mapa ideológico?  No lo sé, creo que estamos más cerca de una respuesta positiva quizá porque en nuestro país los partidos de izquierda no han sido de izquierda y los de derecha han violentado los principios fundamentales conservadores, que no hay espacio donde la ciudadanía se sienta representada, y ante ese vacío los partidos de espectro amplio son la solución, eso explicaría que Movimiento Ciudadano tenga personajes e ideas de izquierda pero no radicales y en algunas ocasiones cercanas al centro o que Morena transite en sus perfiles políticos de la extrema derecha a la extrema izquierda o que Futuro declare que busca romper esos esquemas de derecha e izquierda.  En ese sentido, me parece que los tres partidos han tenido lecturas correctas: la ciudadanía tan heterogénea necesita espacios amplios de participación política; nuestra cuadra, las redes sociales, nuestra escuela y nuestro lugar de trabajo son reflejo de ello.

La pregunta es: ¿cuál de las narrativas conquistará a todos aquellos que no se encuentran ni en la derecha ni en la izquierda y solo quieren un país mejor?


Vídeo Recomendado

Previo

Una mexicana superdotada entró a Harvard, pero tenemos que hablar de la otra realidad de los niños genio

Siguiente

México celebrará el Día de la Mujer y la Niña en la Ciencia

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *