Gilberto Bosques es el mexicano de la Segunda Guerra Mundial más interesante del que nunca escuchaste

Lo llaman el Schindler mexicano.

Fue cónsul general de México en Francia entre 1938 y 1942, rol en el que fue pieza clave para auxiliar a republicanos españoles huyendo del franquismo, así como a personas que desde Europa huían de los nazis. Google el año pasado honró su memoria con uno de sus famosos doodles, los cuales de vez en cuando sirven para recordarnos cosas ejemplares que no necesariamente recordamos año con año. Y hoy tocó el caso de Gilberto Bosques Saldívar. 

Si bien su noble labor empezó con la ayuda para movilizar a mexicanos en Francia, el apoyo no quedó ahí y también extendió la mano para judíos, refugiados españoles y demás personas que fueron perseguidas por el fascismo europeo.

El doodle

Hace una semanas escribíamos en Vía Mundial sobre la relación curiosa y complicada del gobierno de Lázaro Cárdenas con la Alemania Nazi, incluyendo la anécdota en la cual se negocio la liberación de un grupo de refugiados mexicanos y españoles. Fue precisamente en dicho caso donde la gestión de Bosques Saldívar fue esencial.

Es por esto que Bosques es recordado principalmente por las comunidades españolas y judías de nuestro país.

Más información en El País y Unión.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Nadarás entre esperma de medusas

Siguiente

«Se va la vida, compañera» un documental sobre las mujeres y la ciudad trabajadora de León Chávez Teixeiro

Sin comentarios

Deja un comentario