Lo que se sabe hasta ahora del caso de los tres menores asesinados en San Miguel de Allende


Escucha nuestro podcast



El pasado sábado 21 de enero tres niños, de cuatro, ocho y once años, fueron asesinados con un arma de fuego en medio de un operativo de la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSPE) en San Miguel de Allende, Guanajuato.

Actualmente el padre de los niños, Antonio Luna, se encuentra detenido y acusado por el homicidio de sus tres hijos y la tentativa de homicidio en agravo de su esposa. Sin embargo Juana, la esposa de Antonio, ha expuesto públicamente otra versión que contradice la de las autoridades. Una marcha que reunió a más de mil personas en San Miguel de Allende exigió esta semana la liberación de Luna, pues aseguran es víctima de una fabricación de pruebas.

La versión de la Procuraduría:


El operativo del 21 de enero, según el procurador del estado Carlos Zamarripa Aguirre, fue en respuesta de una agresión armada de parte de un grupo criminal que se encontraba dentro de un inmueble en Ampliación Ceneguilla, una comunidad poco comunicada. Policías habían ido a verificar un reporte que alertaba sobre la presencia de un grupo armado en el área.

Después de un intercambio de disparos, el grupo criminal escapó. Cuando los policías revisaban el perímetro para asegurar el área, escucharon disparos de un “calíbre más bajo”, según narró el Procurador en entrevista con Carmen Aristegui. Después de intentar persuadir verbalmente al agresor, ingresaron a un baño donde dijeron haber encontrado a los tres niños, cada uno con un impacto en la cabeza proveniente de un revolver calibre 22. En ese espacio se encontraba el padre de los niños, quien fungía como velador del inmueble.

La versión de Juana, madre de los tres niños:

Juana ha narrado a diferentes medios de comunicación una versión que contradice tajantemente la brindada por los elementos policiales implicados en el operativo, y la cual asegura no fue tomada al pie de la letra por los policías ministeriales.

Juana ha declarado públicamente que su esposo no fue el responsable del asesinato. Según la mujer, ella y su familia se encontraban dormidos cuando se percataron de la presencia de intrusos en la propiedad. Cuando escucharon los disparos se resguardaron en un baño, desde el cual Juana llamó a la policía y a su familia para alertarles del hecho.

_____

_____

La madre de los niños ha dicho a los medios que después de escuchar gases, disparos y hombres en el inmueble, uno de ellos (que identifica como un policía) abrió la puerta de donde se encontraban y le arrebató a su esposo una pistola que portaba y con la que había disparado hacia las escaleras intentando defender a su familia.

A Juana la habrían llevado a otro cuarto, donde la pusieron boca abajo contra el piso y la interrogaron. Primero sobre la presencia de otras personas en la propiedad y minutos después sobre quien había asesinado a sus hijos. Juana negó los hechos, pues hasta ese momento desconocía lo sucedido.  

____________

El procurador ha señalado que la base para la imputación de Luna no fueron las declaraciones de la madre de los niños,  sino otros elementos de prueba –que no han sido revelados a los medios– que se encuentran en la carpeta de la investigación que será revisada por un juez. El juez tiene hasta este domingo para definir si Antonio es vinculado a proceso penal por el homicidio de sus hijos en una audiencia que se ha pedido sea privada, según informó el abogado de Luna, Florencio Rafael Heredia Rubio.


Vídeo Recomendado



Previo

Crean un modelo matemático que explica el origen de la innovación

Siguiente

Convertir lo que parece inimaginable en posible: Ponencia de Enrique Toussaint en la #FuerzaDeLosJóvenes

Sin comentarios

Deja un comentario