Reaparece Murillo Karam

 

En solidaridad con Héctor de Mauleón y Germán Canseco

Todavía no sabemos, claramente, lo que pasó en Ayotzinapa y las marchas de los padres de los 43 continúan por muchas partes, cuando inesperadamente reapareció el cansado,  Jesús Murillo Karam. No para explicar alguno de sus desaciertos ni aclarar asuntos nacionales, sino como parte de una investigación periodística.

El grupo Indaga, de la organización Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad, proporcionó una serie de informes de varias empresas constructoras, entre ellas Alvarga, Itrio y  Kuoro. Esta última  es manejada por Jesús Murillo Ortega, hijo del que fuera Procurador General de la República (PGR). En otras están también la hija del funcionario, Sandra Georgette,  y hasta un actual diputado del Partido Encuentro Social (PES),  Alejandro González Murillo, sobrino del que también fuera secretario de Asuntos Territoriales.

Las compañías mencionadas  obtuvieron contratos por cuatro mil 625 millones de pesos en los años que el multicitado Murillo Karam estuvo en el gabinete de Enrique Peña Nieto. Eso porque el hijo del secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, el señor Gerardo Ruiz Dosal, era secretario privado del que también fue gobernador de Hidalgo.

Mientras otras empresas tenían problemas para  su desarrollo, las citadas aumentaron sus recursos  enormemente. Incluso hubo obras, como un puente en León, que se terminó siete meses después de lo prometido, el costo subió desmesuradamente y al inaugurarlo lo tuvieron que cerrar porque estaba mal toda la obra. Frente a este y otras cuestiones similares, no hubo castigo a los responsables de tales despropósitos.

Interrogado al respecto, como era lógico, Murillo Karam dijo que jamás en sus años de servicio público uso sus influencias para favorecer a sus hijos. Pero queda muy claro que la trama de intereses familiares resultó una llave mágica para los negocios. Otro conflicto para Enrique Peña Nieto, que no sale de uno y le agregan otro.

jamelendez44@gmail.com

@jamelendez44

_____

_____

Previo

Senador demuestra su insensibilidad

Siguiente

Silenciando un gen pueden controlar tu comportamiento social

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *