Bowie y la caída del muro de Berlín


Escucha nuestro podcast



Para este momento es imposible no haberse enterado de la muerte de David Bowie este domingo, pero ¿sabías que David Bowie contribuyó a la caída del muro de Berlín?

Bowie vivió en Berlín Occidental a principios de 1970 . En un artículo publicado en el Financial Times el año pasado, Rory MacLean describió exactamente lo que significó el muro para Bowie durante su estancia en Alemania:

“En el punto de inflamación del mundo, donde un solo tiro podría haber desembocado en una guerra nuclear, Bowie encontró un lugar de calma y aprendió a escribir sobre cosas importantes . Él desarrolló una visión más coherente sobre sí mismo y sobre una nueva era. Capturó y definió su quinta esencia, hablando en nombre de, incluso quizá encarnar, una confusa generación que había perdido la esperanza en los ideales y sueños.”


Años después, en 1987 Bowie regresó a Berlín para formar parte de un concierto de rock de tres días con Eurythmics y Genesis. Frente al muro de Berlín, cantó para las dos Alemanias: la República Federal Alemana (RFA) y la República Democrática de Alemania (RDA)  y aunque del lado oriental, se les impidió acercarse demasiado, podían escuchar.

Antes de cantar Heroes mandó sus mejores deseos “a todos nuestros amigos del otro lado del muro”.

Bowie había comentado en algunas entrevistas sobre la emotividad del concierto y como no saber exactamente cuantas personas estaban del otro lado lo había conmovido y emocionado hasta las lagrimas.

En un tuit, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania  conmemoró a Bowie y refirió sus esfuerzos para derribar el Muro de Berlín

Desde que la noticia de la muerte de Bowie salió a la luz, los alemanes levaron flores, fotografías y regalos a monumentos conmemorativos y al edificio donde alguna vez vivió.

Sean Gallup / Getty Images
Sean Gallup / Getty Images

16 meses antes de la caída, en julio de 1988 Bruce Springsteen también hizo historia, al ofrecer un concierto de cuatro horas en el distrito de Berlín Oriental de Weissensee en un prado gigante ante 300.000 personas, de las cuales sólo la mitad contaba con boletos, la otra mitad decidió hacer “portazo”.

No estoy aquí por ningún gobierno. Vine aquí para tocar rock’n’roll para ustedes, con la esperanza de que un día todas las barreras sean derribadas, dijo antes de cantar Chimes of Freedom de  Bob Dylan.

Con información de BuzzFeed y Music Times

 


Vídeo Recomendado



Previo

El comandante camarógrafo: El Plano Secuencia en el Operativo Cisne Negro

Siguiente

El Chapo Guzmán:Lobo con piel de cordero.

Sin comentarios

Deja un comentario