Mario Bellatin: “Un verdadero escritor debe defender su escritura de cualquier circunstancia que le sea adversa”

El escritor mexicano Mario Bellatin enfrenta una batalla legal por recuperar los derechos de su más famosa novela Salón de Belleza —un relato conmovedor sobre un grupo de enfermos terminales— que el crítico Christopher Domínguez M. considera “una obra maestra del fin de siglo hispanoamericano”, y que fue escrita con un solo dedo en una vieja máquina Underwood modelo 1915 (debido a que el autor sólo posee un solo brazo).

Salón de Belleza fue publicada por la filial en México de Planeta-Tusquets Editores en 1999, bajo un “contrato leonino” que retiene contra su voluntad un contrato firmado en 1998, que se renueva cada 15 años gracias a una cláusula de renovación automática, cuya desactivación “es imposible”, según lo afirma el propio autor.

La batalla legal inició debido a la inconformidad del propio Mario Bellatin por la publicación de una “edición conmemorativa” que se basó en un incompleto borrador, el cual según palabras del autor, no contaba con la autorización ni con el contrato correspondiente, hecho que Bellatin ha señalado como abuso de poder a través de sus redes sociales y con el eco de la prensa.

Bellatin ha expresado que sus intereses no son de índole económica, pues no quiere obtener dinero, sólo se manifiesta en contra de “ese mecanismo del horror del abuso del poder que es el contrato leonino” y que la mejor forma de celebrar el aniversario de su novela es con una publicación de libre lectura.

La editorial Tusquets se ha escudado en el silencio, pues no ha querido hablar con la prensa para dar su versión de los hechos. Mario Bellatin nos concede una breve entrevista sobre el caso.

Tusquets ha señalado que busca “una conciliación decorosa” ¿También es la intención de Mario Bellatin?

Por supuesto. Fue lo que siempre quise encontrar.

Ha expresado en redes sociales que no ha recibido ninguna propuesta para llegar a un acuerdo.

_____

_____

Es cierto. Me entero por los diarios que hace unos días, en la segunda sesión de la junta de reconciliación, los abogados, tanto los míos como los de Tusquets habían llegado a un acuerdo, que los directivos de la empresa finamente rechazaron. No oyeron ni a sus propios abogados.

Tusquets asegura que la edición especial de Salón de Belleza fue publicada por común acuerdo. ¿Hubo autorización de Mario Bellatin?

Tusquets me propuso hacer una nueva edición. Relanzar el libro a partir de un nuevo acuerdo, que eliminaría la anterior edición y el antiguo  contrato. Por lo que podemos apreciar, no cumplió con su promesa. No hubo autorización, eso me parece obvio, de publicar ese libro. Todo lo contrario, cuando lo vi aparecer pedí infinidad de veces que lo quitaran del mercado. No se había cumplido, para empezar, ni con la eliminación del contrato arcaico, con la aceptación de que se trata de un nuevo libro y, lo más importante, con la terminación de una propuesta artística, pues el añadido se trata de un borrador que me pidieron los editores como para darse una idea en qué iban a consistir los cambios.  Es cierto que en un momento, cuando ya el estropicio estaba hecho, intervino el Director Editorial para ver qué podía hacerse para remediar el daño. Fue cuando, con afán conciliatorio, se llegó al acuerdo de cambiar la portada —no es cierto que Tusquets Mèxico haya cumplido 20 años al momento de la publicación del nuevo libro—, cosas, que se pueden ver yendo a la librería más cercana, ni remotamente se cumplieron.

Tusquets declaró que su intención era eliminar los contratos leoninos, pero una renovación automática sugiere que Salón de Belleza les pertenece hasta el 2018.  La editorial afirma que todo fue un malentendido.

Hasta 2026, fecha en la cual lo renovará nuevamente, y así hasta la eternidad. Si fue un malentendido, como afirman, sugiero que lo reparen. Le muestro que, además, es ilegal lo que hacen. Aquí está el inciso correspondiente en la Ley de Derecho de Autor:”A falta de estipulación expresa, toda transmisión de derechos patrimoniales se considera por el término de 5 años. Sólo podrá pactarse excepcionalmente por más de 15 años cuando la naturaleza de la obra o la magnitud de la inversión requerida así lo justifique”.  Me asiste la razón, pero haciendo un recuento del tiempo que me toma mi trabajo y las economías con las que cuento no estoy en condiciones de reclamar por la vía legal este derecho.

¿Ha recibido amenazas?

No, ninguna amenaza.

Lo han acusado de tener una “actitud belicosa” y de “expresarse con groserías”

Es cierto. Me han acusado injustamente de algo así.

En redes sociales circula una carta en apoyo a Mario Bellatin, firmada por más de cien escritores. Muchos escritores han estado en la misma injusta situación. Daniel Sada, por ejemplo, nunca pudo recuperar los derechos de Porque parece mentira la verdad nunca sabe.

Esa carta yo no la manejo. Ignoro el número de firmantes y la manera en que esté circulando. Una amargura que no pudo sacarse de encima Daniel Sada fue precisamente no poder ni recuperar ni lograr que su obra maestra fuera tratada de la manera que él hubiese deseado. Contaba con contratos similares a los míos. Lo ignoro con certeza, pero me parece que ese libro continúa secuestrado por una firma que, al igual que yo, Daniel Sada llevó a cabo en un momento de entusiasmo y confianza al editor de ese entonces.

Ha expresado que no le interesa recibir un centavo de por medio, que la mejor forma de celebrar el aniversario de Salón de Belleza es declarar el libro de uso público. ¿Esta es la edición que se merece el libro?


El libro Salón de Belleza —el original, porque la edición que sacaron de aniversario, sin contrato que la avale, es un pastiche— merece estar al alcance de cualquier persona que desee leerlo….

¿Hay que defender el oficio de la escritura de las “políticas culturales”?

Un verdadero escritor debe defender su escritura de cualquier circunstancia que le sea adversa, no necesariamente a él sino a su escritura. No entiendo a qué se refiere con “políticas culturales”, imagino que las hay también honestas y de respeto hacia la creación libre y sin límite de la que debe gozar cualquier arte.

Actualmente Mario Bellatin se declara triunfador o ¿qué sigue en todo este proceso legal?


Escucha nuestro podcast



El proceso legal que la editorial montó con el fin de que me retracte de mis acusaciones terminó sin que lograran su cometido: es decir, tengo todo el derecho de libertad de expresión para manifestarme libremente. No me puedo declarar triunfador por mantener intacto un derecho humano elemental. Al contrario, me siento perdedor por haber sido tan ingenuo de haber confiado en algún momento en seres de semejante calaña. Algo de alivio siento por haber sacado un rato a las ratas a tomar un poco de sol. Quizá esto le pueda servir a alguien para tener más cuidado en su relación con este tipo de editores.

 


Vídeo Recomendado



Previo

Futbolista colombiano acusa a directivo de Puebla de racista

Siguiente

Deforestación y tala ilegal en México

1 comentario

  1. […] Mario Bellatin: “Un verdadero escritor debe defender su escritura de cualquier circunstancia que l… […]

Deja un comentario