“Machirulo” debe entrar al diccionario, propone la escritora Soledad Puértolas

"'Machirulo' me parece que es una versión más irónica, más familiar, de la desigualdad entre hombres y mujeres", explicó la autora y académica española

La palabra “machirulo”  está siendo evaluada por la Comisión de Neologismos de la Real Academia Española para la incorporación a su diccionario. Esta palabra, utilizada por la ex presidenta de Argentina Cristina Kirchner para calificar a Mauricio Macri, tiene acepciones polémicas pero también posee una carga semántica que visibiliza la desigualdad actual entre mujeres y hombres. 

La escritora Soledad Puértolas (Zaragoza, 1947), miembro de la RAE, confirmó que la incorporación de esta palabra no es un rumor, sino una necesidad. Al referirse a esta palabra señaló: “Tiene una carga irónica que creo que es adecuada para una actitud de igualdad entre hombres y mujeres. Viene a sustituir a la idea de macho alfa, que es muy poderosa.”

“‘Machirulo’ me parece que es una versión más irónica, más familiar, de la desigualdad entre hombres y mujeres”, explicó la autora y académica en diálogo con el diario español ABC.


______

Conocedores dicen que surge de la mezcla entre “machista” y “chulo”, como llaman a los proxenetas en algunos países. Sin embargo, el término define al hombre con poder que no tiene problema con ser machista.

“El ‘machirulo’, creo, es un semichulo, un hombre que, pese a querer ser dominante, no acaba de serlo. El término está impregnado de cierto tono irónico, pero no del todo despreciativo. Es una nueva versión del macho prototípico”, precisó Puértolas.

La escritora, quien entró en la RAE en 2010 y ha recibido galardones como el Planeta y el Anagrama de Ensayo, propuso la incorporación de esta palabra el martes pasado en una jornada de debate celebrada en la institución sobre la proliferación de extranjerismos en el mundo de la publicidad.

No es la primera ocasión en que la escritora y articulista lanza la propuesta, pues hace aproximadamente un mes lo hizo por vez primera. Por consiguiente, el proceso para que la palabra llegue al diccionario podría llevar años. Pues la comisión de Neologismos de la RAE, a la que pertenece Puértolas junto a otros siete académicos, tendrá que estudiar la palabra con base en distintos criterios: la frecuencia de uso, que debe ser de varios años, y que haya una dispersión geográfica del término, que no sólo se use en España.

Si la comisión decide pasar la propuesta, ésta se enviará al Pleno. Ahí la palabra puede debatirse durante meses. En el caso de que se aprueba se envía la propuesta a las 22 academias restantes, las latinoamericanas más la norteamericana y la filipina, que, a su vez, pueden mandar a la RAE sus propuestas u observaciones. Sólo entonces entraría en el Diccionario.

Pese a todo el largo proceso que se espera, la escritora se mantiene entusiasta de que “machirulo”  pueda ser una palabra consultada en el diccionario más importante de la lengua española.

Previo

Los candidatos presidenciales y los bots

Siguiente

La única compañía de danza gay en México celebra 22 años de vida