Rogelio Cuéllar propone diálogo erótico entre fotografía y pintura

Hacer el cuerpo. Colección Rogelio Cuéllar es una muestra que expone la faceta de coleccionista del fotógrafo mexicano que se ha destacado por retratar a escritores y artistas. Si la experiencia erótica que implica el trabajo fotográfico de Rogelio Cuéllar (México, 1950) es una dualidad entre la evidencia y la sugerencia, la curaduría de esta exposición busca construir un espacio de diálogo entre la fotografía y el arte plástico

La muestra reúne 71 obras de la colección privada de Cuéllar , entre pinturas, grabados, dibujos, serigrafías y esculturas de pequeño formato. Cada una de estas piezas pertenecen a diferentes artistas que, en conjunto, representan una cartografía de “las querencias y los admirados” del fotógrafo.

En esta constelación de obras, se encuentran nombres como Vicente Rojo, Francisco Toledo, Rufino Tamayo, José Luis Cuevas, Gabriel Macotela, Arnaldo Coen, Roger von Gunten, Joy Laville, Phil Kelly, entre otros. Hacer el cuerpo reúne las interpretaciones y expresiones que cada artista le hace al cuerpo, por esta razón el título propone una doble lectura, pues Cuéllar, a lo largo de su trabajo, ha mantenido el erotismo como una constante temática.

Cabe señalar que estas obras fueron adquiridas de una manera especial, pues Cuéllar intercambió sus fotografías por cada una de las piezas. Por consiguiente la curaduría muestra esta relación en el montaje, pues cada obra está acompañada por un retrato fotográfico del artista. En las fotos, los artistas no aparecen posando, sino que muestran al creador en su espacio, en su universo.

Cuéllar es muy exigente con su trabajo, una de las características de sus fotografías es que son el resultado de una compenetración con el ser retratado, pues hace un seguimiento de la vida de los artistas a quienes le gusta retratar. Por esta razón, cada una de las fotografías manifiesta una íntima complicidad entre el fotógrafo y el fotografiado.

La relación entre la fotografía y la pintura es algo más que una propuesta museográfica en la vida de Rogelio Cuéllar. La casa del fotógrafo es una suerte de museo, pues vive entre su colección cuerpo a cuerpo, ya que cada uno de los espacios vitales de su casa está impregnado de la presencia de una obra de arte. La muestra pretende evidenciar esta relación de corporalidad entre las pulsiones vitales de un artista.

Dicha muestra será inaugura el 2 de febrero a las 19:30 h. y podrá disfrutarse hasta el 19 de abril en el Museo José Luis Cuevas, en el Centro Histórico.

Previo

¿Se cancela el gasolinazo de febrero? El PRI se posicionó en contra

Siguiente

Todavía estamos a tiempo para frenar el cambio climático