Silhouette Challenge: Cómo están usando Tiktok para difundir desnudos sin consentimiento

Una tendencia de Tiktok llamada “Silhouette Challenge” invita a mujeres jóvenes a usar un filtro para compartir su silueta desnuda que se deja entrever en luz roja, asociada con la industria de la explotación sexual como las vitrinas del barrio rojo.

Según Laura Strapagiel “la tendencia comenzó como una forma de empoderamiento, una en la que la gente se sienta sexy y bien con su cuerpo”. Pero también advirtió que “algunas personas han encontrado la manera de convertir esta tendencia de sentirse bien en una gratificación depravada”.

Ahora hay muchos videos en YouTube que instruyen a las personas sobre cómo usar software o aplicaciones de edición para cambiar el contraste y el color de una manera que reduzca el efecto de silueta. Debido a que los participantes son solo una silueta en el desafío, muchos usan menos ropa, lencería o nada en absoluto. El objetivo de la edición es revelar sus cuerpos.

Una búsqueda en YouTube arrojó fácilmente docenas de resultados para estos tutoriales que describen cómo quitar el filtro rojo para dejar al descubierto los cuerpos de las mujeres, abonando a la violencia sexual en el espacio digital.

Las instrucciones también se han compartido en Twitter y Reddit. Un subreddit para publicar videos editados, llamado r/SilhouetteUnfiltered, ya ha sido prohibido. Se suspendieron al menos dos cuentas de Twitter que estaban editando TikToks a pedido y avergonzando a las personas en ellas.
Según la iniciativa Criminología para todos “Lo más preocupante: Un tercio de los usuarios de Tiktok son menores de 18 años, lo que suma a la distribución de pornografía infantil que sutilmente se abre paso y toma fuerza desde esta plataforma”.
Y finalmente señalan que “esta tendencia es una muestra más de la cultura del porno, que prepara a las mujeres desde temprana edad para aspirar a hipersexualizarse con un falso discurso de empoderamiento que abona a la cosificación para consumo masculino y la reacción de los hombres es la muestra de que usarán esto como herramienta para violentar, acosar, ridiculizar, extorsionar y difundir imágenes sin el consentimiento de las mismas, tomando el control que les hacen creer que tienen sobre sus cuerpos”.
En México, quien comparta este tipo de contenidos puede ir a prisión hasta por seis años, gracias a la Ley Olimpia.
Las personas en las redes sociales ahora están denunciando a YouTube por albergar los tutoriales y pidiendo a otros que denuncien los videos, pero ante la falta de respuesta y seguridad en las plataformas digitales, el contrapeso para esta nefasta forma de violentarlas de nuevo ha sido la colaboración organizada de miles de mujeres que están advirtiendo del riesgo de sumarse a esta y otras tendencias que pueden ser fácilmente aprovechadas para invadir la privacidad e intimidad de las personas.
Con información de BuzzFeed News

 


Vídeo Recomendado



Previo

“Le cerraban el ojito al maestro, luego dicen que por qué las matan”, dice docente de Chiapas

Siguiente

Vacuna anticovid: Así puedes hacer el registro para adultos mayores

Sin comentarios

Deja un comentario