Jorge Luis Preciado, la fichita del PAN

La elección de Colima será la más mediática del 2015. Ha llamado la atención porque éste año se anuló la elección de gobernador por la intervención del actual poder ejecutivo en beneficio del candidato del Partido Revolucionario Institucional. El Tribunal Electoral determinó entonces que con el fin de hacer cumplir el principio de la imparcialidad, además de dar certeza ante un resultado tan cerrado -511 votos de diferencia-  la elección debería repetirse. El PRI y el PAN decidieron postular a los mismos candidato: Ignacio Peralta, por el tricolor, mientras que Jorge Luis Preciado competirá por el PAN. Ahora bien: si a Peralta lo están impulsando de forma ilegítima, Preciado es impresentable. ¿Por qué?

Los inicios bipolares

Preciado nació en Coquimatlán, Colima. A sus 43 años es uno de los panistas más polémicos de los últimos tiempos. Abogado de profesión, tiene estudios en marketing electoral y campañas electorales. Desde joven ha estado inmiscuido en la actividad política: primero como militante y dirigente juvenil del Revolucionario Institucional, luego -a partir de 1996- como miembro del PAN.

Fue presidente del partido Acción Nacional en Colima, Diputado local en dos ocasiones (en una salió desaforado) Diputado federal, y actualmente es senador por su estado. ¿Se trata de un legislador pragmático o de un chapulín experto?


Un senador reprobado

Logró llegar al Senado por el principio de primera minoría. Unos meses después de tomar protesta como senador, Gustavo Madero lo designó Presidente del Grupo Parlamentario del PAN en el Senado, cargo que dejaría para lanzarse como gobernador.

El Sitio ADN político evalúa a los legisladores federales mediante la votación de los ciudadanos. Preciado tiene una calificación de promedio global de 3.77 puntos de 10. Es un Senador reprobado en desempeño legislativo y en transparencia. IMCO no encuentra su “3 de 3” -declaración patrimonial, declaración de intereses y declaración fiscal- como legislador, mientra que cuando fue candidato presentó sus declaraciones “fintando” al sitio, ya que en lugar de su declaración patrimonial, publicó un documento donde explicaba que de ser ganador “se comprometía a publicar su patrimonio”. ¿Por qué no hacerlo en tiempo y forma? (Excélsior, mayo de 2015) Fue un despropósito a la transparencia, un mero acto de campaña y de opacidad.

Trató de fintar al IMCO y su 3 de 3 ya que en lugar de declaración patrimonial, prometió publicar su patrimonio sólo si resultaba ganador

Uso de recursos públicos y compra de votos

En mayo de 2015, en plena campaña política, un grupo de senadores priístas denunció que Preciado habría utilizado el 28 de abril recursos públicos y las instalaciones del Senado con fines electorales, lo que es completamente ilegal. Esta denuncia presentada por los senadores Arturo Zamora y Emilio Gamboa se basa en una conferencia de prensa realizada en el Senado, donde Preciado tocaría temas electorales y atacaría a sus contrincantes, haciendo actos de proselitismo. Los recursos públicos: sillas, dinero e instalaciones del Senado, no pueden ser usados para hacer campaña electoral.

Dentro de esa misma conferencia de prensa Zamora y Gamboa presentaron un video donde se observa a panistas colimenses ofreciendo apoyos a cambio de entregar copia y datos de la credencial para votar. Una práctica ilegal y común entre los partidos políticos: coacción del voto y otorgar beneficios a cambio del mismo, prácticas ilegales. La famosa tarjeta de apoyos “vengan esos 5” era la que se ofrecía en recompensa al apoyo en las urnas.

_____

_____

 

Dentro de la querella por la anulación de la elección, el PRI denunció a Preciado porque aseguran que el candidato panista presentó como pruebas listas nominales falsas. El mismo Tribunal determinó que se turnara a la FEPADE el estudio de esas acusaciones. En una muestra del descaro con el que suele hablar Jorge Luis Preciado afirmó que no le importan las acusaciones:

“¿Miedo? Nombre, llevo 52 denuncias penales, he estado en la cárcel por parte del gobernador Moreno Peña en 2013; llevo dos intentos de homicidio, así que cómo tenerle miedo a estos canijos, la verdad es que no. Yo soy gato muy revolcado y cuando uno tiene la conciencia tranquila y hace las cosas bien, ¿para qué te preocupas?” (El Informador, 28 octubre 2015)

Además de estas denuncias el PRI también ha ha hecho públicas las solicitudes de la procuradora Arely Gómez, así como de Santiago Nieto, Fiscal de Delitos Electorales, para que investiguen supuestas cuentas bancarias de Preciado en Europa, donde tendría dinero obtenido de manera ilegal. También se solicitó al SAT que investigara sus declaraciones fiscales de 2014 y 2015 en busca de irregularidades.

Cárcel por difamación

En 2003 fue encarcelado por difamación. En su discurso Preciado explicó que estuvo en la cárcel porque denunció a funcionarios estatales de la administración de Moreno Peña en Colima, por lo que el gobernador de ese entonces lo mandó encarcelar. Aquí la informacivón puntual. http://www.sinembargo.mx/05-03-2014/922755

Ese proceso penal lo persiguió por muchos años. En 2007 le fue retirado el fuero y fue destituido como diputado local porque el tribunal Electoral determinó que no podía ser electo, pues tenía ese proceso penal pendiente.

Historias de moches y sobornos

Chema Martínez

Una de las épocas más complicadas del panismo se vivieron acompañadas del nombre de Jorge Luis Preciado como coordinador de los senadores panistas. Preciado destituyó a José María Martínez como su vicecoordinador, para que minutos despuñes Martínez se lanzara contra Preciado, acusándolo de haberle ofrecido 500 mil pesos a cambio de que apoyara las reformas propuestas por el presidente Enrique Peña Nieto.

Preciado respondió que le pagó al senador Martínez un millón de pesos, pero a cambio “de unas pinturas”.

Martín Orozco

Mientras la anterior pelea ocurría, el senador por Aguascalientes, Martín Orozco, también denunció ofertas de sobornos por parte de Preciado a cambio de aprobar las reformas estructurales. A Orozco no le ofrecieron dinero, sino prostitutas, y una invitación a una fiesta de las que acostumbra el panismo celebrar con mujeres y alcohol, según afirmó el mismo senador.  

55 millones para Calderón

El semanario Proceso expone el caso de corrupción y desvío de recursos en el que se vio inmiscuido Jorge Luis Preciado. En 2006, cuando Felipe Calderón se postuló para obtener la presidencia de la República, Jorge Luis Preciado fue el principal operador político y técnico de una maniobra ilegal que tendría como resultado dar 55 millones de pesos dispuestos a la campaña de Felipe Calderón.

Preciado organizó a un grupo político que conseguiría un padrón de beneficiaros para un programa social de la Secretaría de Desarrollo Social, dirigida en ese entonces por Josefina Vázquez Mota, a quien también se señala como cómplice del desvío. Una vez que se tuviera el padrón, el dinero iría directamente a la campaña panista sin pasar por los beneficiarios.

En primer lugar se obtuvieron 10 millones de pesos, pero después, según narra Proceso (Álvaro Delgado, mayo 2013, Proceso) la Secretaría de Hacienda les asignó 45 millones de pesos más. En total Preciado habría aportado 55 millones de pesos. Reveles cuenta que con frases como las siguientes el entonces diputado federal intentaba convencerlo de participar en la maniobra.

–¿Cuál es tu problema? Tú sabes cómo hacerlo y al cabo esos pinches inditos están tan jodidos que ni siquiera se van a dar cuenta. (Proceso, 2013)

De fiesta en el Senado

Jorge Luis Preciado no solo ha sido acusado de utilizar las instalaciones del Senado para su beneficio político, sino también para organizar fiestas privadas. Supuestamente el senador organizó una fiesta de cumpleaños en la terraza del Senado por el cumpleaños de su esposa. Había comida, alcohol y mariachi en el Senado de la República.

El senador en primer lugar aclaró que fue un festejo por el día de la candelaria y que fue una coincidencia que estuviera su esposa, aunque también fue coincidente que ese fuera el día de su cumpleaños. Cuando  Preciado se percató de la prensa. mandó sacar a los reporteros. Después de unos días de tratar de ocultar la historia, al senador no le quedó de otra que disculparse por utilizar instalaciones públicas, construidas con recursos públicos, la casa de los ciudadanos, para su beneficio y un festejo musical con su esposa.

Un ejemplo de la doble moral panista

Jorge Luis Preciado es un ejemplo en vida de la doble moral panista.
El panismo en los últimos meses se ha visto inmiscuido en una crisis de credibilidad: un funcionario queretano llamó simio a un futbolista brasileño, funcionarios panistas fueron encarcelados en Brasil por agredir a una mujer y golpear a su pareja, así como la fiesta en Puerto Vallarta con mujeres y alcohol organizada por el ex coordinador de diputados, Villarreal. Preciado es una muestra de ese doble moralismo: supuesto constructor de participación ciudadana, conservador, hombre de familia, crítico de la corrupción de los gobiernos priistas, por un lado; por otro,  tiene acusaciones de ser fiestero y mujeriego.

Él es catalogado como uno de los hombres que más arrastra el nombre del partido, un tipo acusado de sobornar con dinero a cambio de votos, con prostitutas a cambio de apoyo a las reformas, que usa los recursos públicos para organizar fiestas y hacer campaña, y faltaba más, episodios de función pública vinculadas al alcohol. Esto ocurrió en Colima:

 


Escucha nuestro podcast



Este episodio filtrado por el sitio local Zona Franca y replicado por Sin Embargo asegura que Preciado estuvo muy bien acompañado de una mujer en Guanajuato, mientras en el día estableció reuniones plenarias, en la tarde decidió alargar su comida hasta altas horas de la madrugada y acompañado con altos niveles de alcohol.

 

Su castillo

En agosto de 2014 grupo Reforma publicó que el senador Preciado construye un hotel en forma de castillo llamado “El Castillo de Montitlán”. El hotel tendrá habitaciones de lujo y vista al volcán de Colima. Se erige en el municipio de Cuauhtémoc, en el mismo estado que pretende gobernar. Quizá por aquí va la negativa de Preciado por publicar su declaración patrimonial.

Reforma publicó que el conjunto de predios podría alcanzar un valor de 2 millones 250 mil pesos (Martín Aquino, Reforma. Agosto 2014). La parafernalia del poder es una de las enfermedades de los políticos: es aquel conjunto de actitudes y actividades que demuestran superioridad a los demás, una afición por el lujo y las alfombras rojas. Construir un castillo en el siglo XXI es una muestra de esta actitud.  

Si fuera un empresario que quiere hacer una inversión para obtener beneficio está bien. Pero Preciado es funcionario público de origen humilde, según Reforma, no tenía ni para pagar los camiones, después de una carrera política y justo cuando llega a la cumbre de su carrera compra predios cuyo valor no se explica. Las dudas se levantan sobre ¿Cómo obtuvo el dinero y con qué fin?

Para ponerle una cereza al castillo del candidato la construcción fue clausurada porque no se tienen permisos de construcción ni se registró la unión de los lotes, además de que no había nadie supervisando la obra. Absurdo, lujoso e ilegal. Estas fotos del hotel se pueden tomar como burla hacia los ciudadanos y como un ejemplo de la personalidad de Preciado.

Más información en Reforma y Aristegui Noticias

Exhibido por Peña Nieto

A lo largo de la campaña electoral Preciado denunció que Ignacio Peralta, candidato del PRI, era el candidato de Enrique Peña Nieto, quien quería imponerse en Colima. Los discursos de Preciado carecían de veracidad una vez que sus propios compañeros le acusan de coordinar a los senadores panistas para que apoyaron las reformas del presidente y que consolidaron el pacto por México.

El desastre natural provocado por el huracán Patricia en Colima fue escenario para que EPN acusara a Preciado de aprovecharse de la situación y politizar la desgracia de los colimenses en la costa, un acto de completo oportunismo. Curioso fue que unos días después de anunciarse la anulación de la elección, Preciado apareciera tomándose fotos y platicando con los damnificados. En un encuentro espontaneo, el presidente de la República le lanzó una broma que llevaba “jiribilla”: ¿Estás haciendo campaña o vienes a ayudar?” Después sentenció: “yo en política no me meto”

 

En un encuentro espontaneo, el presidente de la República le lanzó una broma que llevaba “jiribilla”: ¿Estás haciendo campaña o vienes a ayudar?” Después sentenció: “yo en política no me meto”

Una fichita

Jorge Luis Preciado, senador con licencia, es toda una fichita en el tablero del juego panista. Aun así, casi en un acto sin vergüenza, la dirigencia de Acción Nacional decidió que el candidato que más representa su ideología, el que mejor imagen y posibilidades tiene de ganar Colima, el de mejor reputación y capacidad para conseguir votos es él. Quizá ellos ven otras cosas que nosotros no vemos o en realidad represente lo que es el PAN, no lo sabemos.

Preciado es el peón del alcoholismo y mal lenguaje, el caballo del uso de bienes públicos para hacer campaña y fiestas personales, el alfil del desvío de recursos para beneficiar a los candidatos panistas, la torre de un castillo de lujo, parafernalia y lejanía de los ciudadanos, la dama del oportunismo político y difamación y el rey de la corrupción panista a cambio de reformas. Preciado es la pieza que podría hacerle un jaque mate a Colima.


Vídeo Recomendado



Previo

Bélgica contra Facebook por espionaje

Siguiente

¿Cómo se lee en México?

Sin comentarios

Deja un comentario