Cinco discursos alucinantes de la historia del cine

El cine ha permitido que miremos de cerca nuestros más profundos deseos y contradicciones. Aunque la historia del séptimo arte es vasta y compleja, presentamos cinco de los discursos más vertiginosos que nos ha regalado.

1.- Blade Runner: la disertación más humana que haya podido pronunciar un androide

El meollo de la película, basada en la novela del gran Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?” es responder a la pregunta ¿Qué nos vuelve humanos? Harrison Ford realiza el papel de Rick Deckard, un agente que se dedica a cazar androides fugitivos. Los Nexus-6 son los más perfectos “autómatas” diseñados por los humanos para realizar trabajos muy duros, por lo que son mucho más ágiles e inteligentes, pero carecen de emociones y empatía, o eso es lo que se supone, porque “Roy”, el último de su clase, muestra una humanidad incandescente y realiza un discurso para la historia.

Sin duda un monólogo potentísimo.

2. Discurso contra la esclavitud corporativa, Alex Jones en Waiking Life

El cineasta y presentador de radio estadounidense, Alex Jones, fue incluido en la película Waiking Life –“Despertando a la vida”- en una secuencia trepidante. La joya del director Richard Linklater sobre los sueños lúcidos consiste en una serie de soliloquios que dan pistas sobre el destino, el amor, las palabras, la venganza, la compasión, y en suma, el misterio que es la vida.

Un discurso vehemente contra todo lo que acabe en S.A. de C.V.

3.- “Elige una vida”, el himno de Mark Renton para una generación con la fe pulverizada

Irvine Welsh inspiró “Trainspotting”, una película épica y ácida sobre la amistad, el nihilismo, las drogas y las vueltas del destino. Enmarcada en Edimburgo, ciudad que se antoja a la vez aburrida y permisiva, cuenta la historia de un grupo de amigos individualistas, adictos, sin expectativas ni futuro, que encuentran siempre formas de lastimarse y de permanecer unidos. La seducción de la narrativa consiste en la caída libre de entrañables personajes que parecen nunca tocar fondo. Al final, la traición de Mark le permite, paradójicamente, purificarse y renacer.

_____

_____

La increíble entrada de la película es un discurso de Mark, sacerdote de la inapetencia en acción.

4.- Tyler Durden, “Al diablo la maldición y la redención: somos los hijos no deseados de Dios”

El Club de la Pelea es una película basada en la novela de Chuck Palahniuk, donde la esquizofrenia termina siendo la actitud más heróica para enfrentar un mundo que se pudrió desde dentro y en que la única convicción es el consumismo. Sólo individuos fuertes e indomables son la respuesta a la opresión omnipresente, sugiere. De entre todas las alocuciones de Durden, una de las menos rescatadas es el de “la iniciación” que por su fuerza y lo inquietante de su contenido, crea una escena inolvidable.

Discurso no apto para godinez felices.

5.- “Tu último segundo de vida es un océano de tiempo” Lester Burnham

American Beauty -Belleza Americana- es una película clásica sobre la vida promedio occidental y el vacío del éxito económico. Aunque el contexto es la “crisis de los cuarenta” del personaje principal, es un tratado sobre la belleza que todos tenemos pero que no podemos ver por nosotrxs mismxs. El discurso en off del final despunta por su poesía y la nostalgia de una muerte-panorámica.

Posdata: hasta la miseria de tirar una bolsa en la calle puede tener consecuencias estéticas.

 


Vídeo Recomendado



Previo

Piden a SNL retirar invitación a Donald Trump

Siguiente

Una mujer...

1 comentario

  1. Oscar Hernandez
    16/09/2016 at 22:36 — Responder

    Me encantaron. Yo agregaría tres: El rey León, cuando Rafiki (el mono) habla con Simba adulto, sobre la trascendencia de los muertos. Eterno Resplandor de una mente sin recuerdos, cuando Joel se despide de Clementine en lo que es una alegoría al duelo amoroso. Los Amores imaginarios, cuando Francis describe con elocuencia el sentimiento de la pasión que desborda hacia Nicolás.

Deja un comentario