La única compañía de danza gay en México celebra 22 años de vida

La Cebra Danza Gay ha contribuido al movimiento escénico nacional con una propuesta original y vanguardista, alejada de estereotipos o prejuicios.

Ya son 22 años en los que la única compañía de danza gay en México ha contribuido al movimiento escénico nacional con una propuesta original y vanguardista, alejada de estereotipos o prejuicios. Por ello, su fundador y director, José Rivera Moya, ha preparado un programa especial de celebración que incluye dos estrenos.

La Cebra Danza Gay presentará, en el Teatro de la Danza Guillermina Bravo del Centro Cultural del Bosque, el programa XXII aniversario. La tarde del viernes, que podrá disfrutarse el jueves 28 y viernes 29 de junio a las 20 h, el sábado 30 a las 19 h, así como el domingo 1 de julio a las 18 h.

En entrevista, el reconocido bailarín y coreógrafo potosino explica que diseñó un programa compuesto por obras con las cuales le gustaría que el espectador viera transitar a los bailarines por muy distintas situaciones escénicas.  La partida es el tema central de algunas de ellas, ya que siempre piensa sobre ese momento que quizá a muchos de nosotros nos llena de dudas, de incertidumbre, pero que tenemos la certeza que sucederá.



Destaca el estreno de La tarde del viernes, que Rivera Moya define como una obra de carácter intimista e introspectivo, donde los intérpretes se adentran en un universo onírico, creando personajes que rayan en lo surrealista y que nos hablan de ese momento en el que muchos de nosotros hemos pensado, cómo nos gustaría que fuera y en qué situación.

Al respecto comparte una reflexión: “En mí, este pensamiento de la partida ha sido recurrente debido a que varios de los bailarines de La Cebra, muchos de mis amigos, maestros y mis padres ya han partido, algunos en situaciones tristes y desoladoras. Por otro lado, muchos de nosotros hemos tenido la fantasía de dejar una huella tras nuestro andar; a mí simple y sencillamente me gustaría partir con alegría por todo lo vivido un viernes por la tarde”.

Otra pieza de estreno será Equinos en busca de sangre, una alegoría a la noche citadina y que el artista describe de la siguiente manera: “Aquí los bailarines a ritmo de jazz y trepados en sendos tacones desbordarán sensualidad, con cadenciosos y sugestivos movimientos nos invitarán a dejarnos llevar, nos seducirán. La Cebra, sin ninguna otra pretensión que la de ser fiel a su propuesta inicial, se reafirma como un espacio de libertad y reconocimiento para toda la gente”.

Presentará además El colegio militar, una obra de repertorio de La Cebra creada en 1998. A través de ella su creador aborda los temas sensibles contemporáneos en los esquemas de seguridad. Está inspirada en un pasaje de Jean Genet.

Rivera Moya se dice satisfecho de estos 22 años de vida de su compañía, ya que se mantiene fiel como un espacio de libertad y reconocimiento para la comunidad LGBTTTI y como un portavoz a través del arte de la danza.

Cabe destacar que marcó un hito cuando estableció el concepto de danza gay en un momento en el que la estigmatización de la comunidad gay todavía era fuertemente asociada con el sida. Su trabajo se ha entrelazado, a lo largo de más dos décadas, con reconocimientos por su labor social y artística, ejemplo de ello es el homenaje recibido en 2001 por parte de la UAM y el haber representado a México en la X Bienal de la Danza de Lyon, Francia, en 2002.

_____

_____

Con información del INBA.

Previo

"Machirulo" debe entrar al diccionario, propone la escritora Soledad Puértolas

Siguiente

Castañeda, Delgadillo y Kumamoto irían al senado por Jalisco: encuesta del CEED

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *