Teatro, punk y energía mística: entrevista con Penny Pacheco

Penny Pacheco llegó a la Ciudad de México desde su natal Reynosa —Tamaulipas— para ofrendar su espíritu al rock. Pero antes de proyectarse como una joven y talentosa exponente de la escena indie, el umbral que cruzó primero fue el del teatro. Desde siempre tuvo una certeza: su lugar era sobre un escenario. Así, su formación artística se consolidó sobre las tablas y entre los telones. Ella misma asegura que el ambiente de la dramaturgia le proporcionó el conocimiento de otras artes, y la sensibilidad para apreciarlas.

Muchos no conocen la historia de su incursión en la música, pero ella misma nos confiesa:

“Llegué a la Ciudad de México hace 4 años, entonces yo llegaba por primera vez a un territorio extraño pero una coincidencia mística me conectó con la persona indicada. Así me invitaron a una producción de teatro UNAM. Me dijeron que mi personaje iba a aparecer con una guitarra eléctrica. Entonces fue ahí que empecé a crear la parte musical de mi carrera. Se puede decir que la música en mi vida nació sobre las tablas del teatro.”

Penny Pacheco presentará su disco “The First Penny Pacheco´s Album”, producido por Jorge “Chiquis” Amaro, y compuesto con temas de Salev Setra y  de la leyenda del rock nacional Jaime López, el próximo 20 de abril a las 21:00 hrs. en La Terraza del Centro Cultural de España en México.

Para este energético y delirante concierto, la artista estará acompañada de su banda Los Cora, formada por Lola (theremin, serrucho, xilófono), Neto (guitarra), Wen (bajo) y Estefanía (batería). Músicos que refuerzan la propuesta aportando su sello personal, transformándolo en un sonido único. Esa noche abrirán el concierto Stars At Night (de Los Ángeles, CA). Y la acompañarán en el escenario: Elis Paprika y Jaime López, quien ha estado presente desde el nacimiento de su proyecto roquero.

Como antesala a este magno y desenfrenado concierto, Penny Pacheco conversó en exclusiva con Tercera Vía sobre el origen de sus intereses artísticos, lo que significa ser una actriz y cantante en tiempos violentos y la energía mística que todo artista debe impregnar a su actitud.

¿Qué te interesa más, el teatro o la música?  

Me encantan las dos cosas. En las dos disciplinas me siento libre y creativa.  Ambas se complementan increíblemente. Una cosa no compite con la otra porque ambas las estoy haciendo actualmente, lo importante es que una cosa sirva de plataforma a la otra.

Para mí un concierto desde estar pensado desde el aspecto teatral, cuando la gente va a un toquín quiere ver un show, un performance, algo más allá de la expresión musical. Porque a todos nos gusta ser parte de un universo y de un concepto.

¿Aparte de la música y el teatro que otras influencias artísticas te han marcado?

Me gusta mucho dibujar. Cuando era niña tomaba clases de pintura. Creo que tengo una sensibilidad para la observación, y pienso que no lo hago tan mal. Lo hago como un hobby para relajarme y desconectarme del mundo, es como una especie de meditación para estar equilibrada en la vida.

No soy bailarina pero también he tomado clases. De cada disciplina en que he deambulado, tomo lo mejor para integrarlo a mi trabajo.

De todas estas disciplinas ¿la música es la más importante para ti?

Actualmente tengo la necesidad de explorar más la música, porque he pasado más tiempo de mi vida en el teatro.

Estoy trabajando mucho en la música, no sé cómo va a ser mi siguiente disco, no sé cómo va a sonar. Este primer disco es una onda punketa, es lo que me nació en las entrañas, era el beat que traía adentro. Pero no sé si me voy a reinventar en el siguiente proyecto.

Tengo una urgencia de aprender, y de comerme el mundo de la música, me interesa explorar y reinventarme.

¿Cómo fue la conformación de este disco?

La primer rola fue “Pendejo”, que estamos promoviendo ahora como primer sencillo. La subimos al Soundcloud, y después llegaron a preguntarme si tenía más material. Así fue como empecé a armar mi banda —ha pasado mucha gente por esta banda—, la cual bauticé con un nombre porque quiero que tengan su identidad y el lugar que se merecen. Para mí la banda es muy importante, porque son músicos con una experiencia increíble y de los que he aprendido mucho.

De las canciones que conforman el disco ¿cuál es tu favorita?

Me encantas todas, cada una tiene su universo propio. Me divierto muchísimo con “Gua Gua Gua”, en vivo es la rola con la cual nos podemos explayar más. Esta canción dice cosas un poco haters pero divertidas —nunca rayando en el odio verdadero— eso nos divierte mucho a todos.

Otra rola favorita es “Pendejo”, porque es una especie de himno de nuestros tiempos. Porque se la podemos dedicar a tantas personas… Tampoco esta rola tiene una onda de mala vibra, se trata de transformar una emoción oscura en un juego.

También me gusta “Mundo sin dolor” que es una composición de Salev Setra. Porque también es un himno, pero muy de chicas. De chicas fuertes, por supuesto. No me late mucho esa onda de posicionarme en contra de nadie, estoy abierta a toda posibilidad, me encanta que exista la libertad de expresión y que cada quien crea lo que se le da la gana.

En este sentido, ¿no te interesan los discursos ideológicos como el feminismo?

Por ahora no. Claro que me interesa la justicia, la ética y la honestidad. Pero me interesa sobretodo la buena vibra, que cada quien sea feliz con lo que le plazca. No estoy en contra de los feministas o de los machistas, mientras no le hagan daño a nada ni a nadie. Soy un poco hippie.

No estoy en contra de los feministas o de los machistas, mientras no le hagan daño a nada ni a nadie.

¿Qué es lo que mantiene vivo al punk?

El punk es una cuestión de actitud totalmente. En mi caso, el punk es parte de mi personalidad. Representa una ideología de autodefensa, principalmente en contra de los gobiernos. No me gusta generalizar, pero es un hecho que la mayoría de nuestros gobernantes sólo les interesa su beneficio. Yo nací en un territorio de frontera, donde el narcotráfico es una cuestión cotidiana, para mí el punk representa una forma de no quedarte callado y señalar todo aquello que no está bien.

¿Qué es más importante la actitud o el talento?

Las dos cosas.  El talento es subjetivo, hay mucha gente con talento, pero aquellos que no se saben manejar —tanto en su imagen, en su empresa, en su tiempo, en su dinero— no creo que lleguen lejos. Es importante un talento con mucha actitud.

¿Cómo es tu forma de componer? ¿Cómo es tu proceso creativo?

Bowie creía que todos debemos buscar un personaje
Hay tantas cosas dónde inspirarse, desde una película, un actor que te late, una actriz, un director… pasando por pinturas, fotografías, imágenes que ves en la calle, hasta personas, porque son historias que puedes observar.

A mí me funciona mucho la creación de personajes, el hecho de ponerme en un lugar particular. Hace mucho tiempo vi un documental donde David Bowie se expresa de la misma forma, él creía que todos debemos buscar un personaje. Estoy totalmente de acuerdo con él, porque es un hombre fuera de este mundo. Todos tenemos esa capacidad de crear un mundo paralelo, y conformar otra realidad, sin que sea fantasía, se trata de que eso sea parte de nuestro ser más profundo.

En estas relaciones de influencia artística, ¿cómo ha sido para ti el vínculo con Jaime López?

Con Jaime tengo una conexión súper bonita que existe desde que llegué a la Ciudad de México. Somos paisanos, él de Matamoros y yo de Reynosa. Nuestra conexión va más allá de un territorio geográfico, cuando platicamos encontramos muchas coincidencias tanto sensibles como intelectuales.Por eso él ha expresado que yo soy su hija adoptiva. Por supuesto que él me ha influenciado, no sólo en la música. Él también es actor y hemos actuado juntos. Somos almas gemelas, o a lo mejor somos almas viejas que nos volvemos a topar, por eso tenemos una relación tan espiritual.

Un artista joven tiene que ser su propio RP, su propio administrador, su propio mánager

¿Qué es lo que más te disgusta de la escena musical alternativa?

Es fastidioso que exista un círculo muy cerrado, como en todos los ámbitos artísticos. A veces es muy de caer bien, de contactos… Hay que ser muy abierto y muy inteligente para que las puertas se abran.

Un artista joven tiene que ser su propio RP, su propio administrador, su propio mánager, hay tanto trabajo que hacer en este mundo. No hay que arrepentirse a medio camino, hay que tener corazón, espíritu y fe.  Se trata de creer, hacer equipo, ser generosos y compartir. En la medida en que ofreces y das te llegan las cosas. Ser jóvenes no nos da el derecho de perder el tiempo.

Previo

Turquía y el referéndum – una guía

Siguiente

Una nueva teoría para estudiar el genoma humano