La necedad: Un jugador de la NBA perderá 15 millones de dólares por no querer vacunarse

Hace varios días surgió la noticia de que la NBA iba a castigar a los jugadores que no se vacunarán contra el COVID-19, refiriéndose a Kyrie Irving, base de los Brooklyn Nets, y que fue apartado  del equipo.

Hace un mes, Bill de Blasio, alcalde de Nueva York, emitió una orden ejecutiva obligatoria a todos los deportistas a acreditar que han recibido al menos una dosis de vacuna para poder jugar. En reacción la NBA dijo que no aquellos no vacunados no serán pagados por cada partido que se vaya a perder como local.

El mencionado jugador tiene ingresos por 35 millones de dólares, y por partido perdería 381,000 dólares así que si falta a todos los partidos, perdería la cantidad de 15,6 millones de dólares. 

Este asunto ya llegó al Congreso de Estados Unidos, ya que la congresista por parte de Georgia, Marjorie Taylor Greene (de extrema derecha) está del lado del basquetbolista y le tiró con todo a la NBA: “Esta NBA fascista no deja jugar a Kyrie Irving por rechazar la vacuna, pero ellos todavía dejan jugar a Magic Johnson con VIH”.

Ella no es la única en opinar lo mismo, la candidata republicana para el distrito 24 de Florida Lavern Spicer y el periodista Clay Travis que refutan esa idea recordando que el VIH se contagia por contacto directo con fluidos.

_____

_____

 

Varias plantillas ya han afirmado que cuentan con el 100% de sus deportistas vacunados, tal es el caso de Los Lakers, Miami Heat, Spurs, etc. Y con ello, el exjugador Kareem Abdul-Jabbar, insiste a la NBA que todos los jugadores no vacunados deberían ser retirados de sus respectivos equipos.

Pero Irving, por medio de su Instagram comentó: “¿Qué harías si te sintieras incómodo al entrar en la temporada cuando te habían prometido que habría exenciones o que no te forzarían a vacunarte?”, “No soy anti vacuna. Solamente me siento inseguro. Sé las consecuencias de las decisiones que tomo con mi vida. No he lastimado a nadie ni cometido ningún delito”, al final dejó una pequeña advertencia: “No crean que voy a dejar este juego por un mandato de vacunas o por seguir sin vacunar”.

Por supuesto que él no es el único en ser un anti-vacunas, también se encuentra Andrew Wiggings, alero de los Warriors, que al principio no quería recibir el piquete por “motivos religiosos”, pero al final tuvo que ceder. El Departamento de Salud Pública de San Francisco había puesto hasta el 13 de Octubre como fecha límite para vacunarse y la temporada regular de la NBA empieza el 21 por lo que alcanzó a realizar la pretemporada con su equipo. 

Bradley Beal, estrella de los Washington Wizards, estaba en la lista de Estados Unidos para los olímpicos de Tokio 2020 dio positivo a COVID por lo que tuvo que ser baja pero ni así, acepta vacunarse y sus declaraciones son así de terribles: “¿Por qué los vacunados siguen contagiándose? Sólo reduce las posibilidades de ir al hospital”.

 


Vídeo Recomendado



Previo

El grupo paramilitar ORCAO ataca de nuevo a las Bases Zapatistas

Siguiente

Conoce a la AC que está rescatando el fracaso de las bicis de Uber en la CDMX

Sin comentarios

Deja un comentario