Denuncian otra vez tala ilegal en Milpa Alta por parte de talamontes


Escucha nuestro podcast



Si nos vamos a la tradición de la CDMX como una ciudad de contrastes, entonces una de sus partes más icónicas es la delegación Milpa Alta que cuenta con la particularidad de tener a la comunidad indígena náhuatl más prominente en toda la zona metropolitana y un territorio declarado como Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, lleno de tradiciones o costumbres que no se ven en zonas como Polanco o hasta el Centro Histórico.

Una denuncia que resurge año con año es la tala ilegal en esta zona con amplias zonas naturales dentro de la Ciudad de México, siendo un centro importante de producción alimenticia. Por ejemplo, algunos reportes indican que buena cantidad de nopal consumido en el centro de México proviene de Milpa Alta, siendo esto producto de iniciativas setenteras para aprovechar las propiedades de la tierra local.

Ahora, en 2020, usuarios de redes sociales han denunciado que el jueves de la semana pasada se inhibió a un grupo de talamantes que supuestamente estaban protegidos por personal de la Profepa, y en consecuencia el viernes arribó un grupo armado conocido por pobladores de la comunidad de San Salvador Cuauhtenco.


Los mismos vecinos de la comunidad han indicado que la autoridad local en medio ambiente del gobierno de Claudia Sheinbaum no prestaron soporte a los brigadistas que suelen advertir estas actividades de los talamontes, quienes advierten posibles enfrentamientos en caso de que no se tenga el apoyo necesario por la parte del gobierno de la capital del país.

Este es un problema que se repite año con año. Por ejemplo, en 2018 fueron detenidos algunos talamontes en la zona y así lo reportó La Jornada:

La madrugada de este 9 de marzo, brigadas comunitarias de conservación y vigilancia ambiental y la Representación General de Bienes Comunales de Milpa Alta y Pueblos Anexos interceptaron en flagrancia a un talamontes originario del pueblo de Santa Ana Tlacotenco quien, junto a otras dos personas que se dieron a la fuga, trasladaba en una camioneta de tres y media toneladas 3.55 metros cúbicos de madera en rollo verde, árboles vivos de aproximadamente 90 años.

Este es el segundo operativo comunitario en pocas semanas para combatir la tala clandestina. Los comuneros explicaron a La Jornada que ello “responde a un acuerdo tomado en enero por los brigadistas de conservación y vigilancia ambiental con la Representación de Bienes Comunales de los nueve pueblos de la comunidad de Milpa Alta”.

Ante “la ineficacia y la apatía de autoridades de los tres niveles de gobierno”, determinaron frenar el problema de tala clandestina “a través de acciones realizadas por los propios comuneros y comuneras de Milpa Alta que integran las brigadas”.

_____

_____

Y en 2019, comuneros también interceptaron a otros ladrones. También lo reportó La Jornada:

Comuneros de Villa Milpa Alta lograron impedir el saqueo de alrededor de tres y media toneladas de madera que un grupo de talamontes, entre los que se encontraban habitantes de Santa Ana Tlacotenco, trasladaba en cinco vehículos y que horas antes fueron cortadas clandestinamente.

Las brigadas de vigilancia comunal detectaron durante la madrugada la presencia de los talamontes en la zona boscosa, por lo que se organizaron para cercarlos y evitar que se llevaran la madera.

Como dato al margen, Regeneración también tiene un registro de 2016 en el que los vecinos culpan a la delegación (cuyo cambio de administración fue hasta el 2018) de ser negligente con los ladrones de madera.


Vídeo Recomendado



Previo

Así vivo el coronavirus: testimonios de la cuarentena en el mundo

Siguiente

Entonces, ¿se recomienda llevar cubrebocas? Todos los detalles de la controversia

Sin comentarios

Deja un comentario