Ex presidente de Perú muere por suicidio antes de ser detenido por caso Odebrecht

¿Cómo cubrir un suicidio de una figura altamente mediática en un contexto más profundo, que vuelve noticioso el suceso?

Bajo el entendido y realidad de que el suicidio es multifactorial (no existe una sola causa), trasciende hoy el caso de un político acusado de corrupción que prefirió atentar contra su vida antes de enfrentar un proceso judicial: el ex presidente peruano Alan García.

La narrativa es bastante dramática. El político peruano, que fue presidente en dos períodos con casi dos años de diferencia, se disparó en el craneo justo antes de ser detenido provisionalmente previo a su juicio, el cual entra de los escándalos de corrupción en Perú por el caso Odebrecht.

Hay que recordar que el tema de Odebrecht ha rosado a varios países de América Latina, como México, pero en nuestro país ningún político de primer nivel (y mucho menos un expresidente) se encuentra en la antesala de un proceso legal como fue el caso de García y otros tres ex mandatarios peruanos.

En México, el asunto de Odebrecht más bien va así:

La FGR no transparentará información del caso Odebrecht a pesar de petición del INAI…y el presidente

Odebrecht es multado por EEUU, Suiza y Brasil, pero en México no pasa nada

Y así suele ser el destino de quienes investigan, no solamente el caso Odebrecht, sino los malos manejos del recurso público:

Despide #AuditorCarnal a funcionaria que documentó la corrupción de #LaEstafaMaestra

Uno de los ex funcionarios mexicanos más ligados con Odebrecht, Emilio Lozoya (ex director de Pemex), hoy vuelve a dar la nota. Por acusaciones de corrupción, obviamente.

Así cuenta La Jornada la nueva mención de Lozoya en el caso de supuestos sobornos:

Emilio Lozoya Austin cobraba por lo menos 50 mil pesos a quienes pretendían entrevistarse con él para tratar asuntos personales o de Petróleos Mexicanos (Pemex), empresa que dirigió entre 2012 y 2016, aseguró el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, Santiago Nieto Castillo, quien estuvo en Saltillo para firmar con el gobernador Miguel Riquelme un convenio de intercambio de información financiera para alertar sobre delitos como lavado de dinero.

PARA LEER

Animal Político tiene todo el detalle sobre Lozoya, Pemex y Odebrecht

El caso Perú lo tiene El País:

Los cuatro exmandatarios que han gobernado desde 2001 están bajo investigación de la Fiscalía por sus vínculos con la constructora brasileña Odebrecht, por haber recibido sobornos o aportaciones no declaradas en sus campañas electorales. Dos de ellos ya han pisado la cárcel por este motivo: Ollanta Humala y Pedro Pablo Kuczynski.

El fallecido Alan García, que gobernó entre 2006 y 2011, tenía prohibido salir del país desde noviembre, mientras era investigado por colusión, lavado de dinero y tráfico de influencias ligadas a la concesión a Odebrecht de la construcción de la línea 1 del metro de Lima.

 

 


Vídeo Recomendado

Previo

Sinaloa: Semillero de grandes matemáticos

Siguiente

Nuestros cerebros se regeneran hasta los 90 años

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *