La FGR no transparentará información del caso Odebrecht a pesar de petición del INAI…y el presidente

La narrativa de los dimes y diretes del presidente López Obrador con el INAI, originalmente era una historia para dos de las narrativas principales de la 4T:

  • AMLO y el uso de símbolos: Pintar a los organismos autónomos (como el  INE e INAI) como lentos, onerosos e innecesarios para un mejor país. Es más, seguido sugiere que hasta podríamos ahorrar gran parte de su presupuesto vía salarios de sus altos funcionarios.
  • El deseo centralista del presidente, con la intención de eliminar a los reguladores e intermediarios. Como ellos son los buenos, no se ocupa quien vigile a los vigilantes. 

Al final, se volvió un cuento más sobre opacidad y la posibilidad de que todo lo hablado por la mañana sean [justamente] símbolos y deseos centralistas, en lugar de un cambio de régimen.

Así pasaron las cosas:



1. AMLO, para reforzar argumento contra los reguladores, acusa al INAI de ocultar información del caso Odebrecht.

Mientras la narrativa reciente en la que instituciones verdaderamente autónomas como el INAI, INE, SNA y CRE fueron creadas, es para ser órganos vigilantes, el presidente actual opina que más bien actuaron como “facilitadores del saqueo”.

Leemos en El Financiero sus declaraciones, donde [por supuesto] hubo mención al neoliberalismo:

Durante su conferencia de prensa dijo que “hubo mucha simulación, se crearon diversos organismos supuestamente autónomos, independientes, toda una constelación de organismos independientes, autónomos, otro gobierno para operar el saqueo, para facilitar el robo, para entregar contratos, permisos a empresas particulares”.

López Obrador agregó que su gobierno será transparente y no caerá en la simulación del periodo neoliberal. Explicó que “imperaba la simulación durante el periodo neoliberal, entonces, a ver, se decía, se tienen que declarar los bienes, pero hay reservas, una de ellas es que si el servidor público no está de acuerdo no se transparenta. Así está la ley”.

En esa misma mañanera, entre las descalificaciones en general, llegó la mención al INAI:

“Recientemente lo mismo en el caso de Odebrecht, el Instituto de la Transparencia planteando que se mantuviese en secreto la investigación sobre Odebrecht, en pocas palabras, pura… ya no voy a usar el otro, pura simulación, pura simulación. Entonces se acaba eso. Hubo cosas como estas”.

_____

_____

2. El INAI responde

El órgano autónomo indicó que las declaraciones de López Obrador, que generalizaban respecto al caso Odebrecht y podían entenderse como que absolutamente toda la información estuvo en secreto, indicó que sí ordenaron que fuera pública información del tema.

Así lo reportaron los diarios de OEM:

El Instituto Nacional de la Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales sí ordenó la publicidad de la información referente al caso Odebrecht antes de que Andrés Manuel López Obrador ganara la presidencia de la República el 1 de julio del 2018.

Desde el 23 de marzo de 2017, el INAI ordenó en dos ocasiones la publicidad de los contratos celebrados entre Pemex Transformación Industrial y el Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana con dos de las empresas filiales de Odebrecht, mediante los recursos de revisión RRA 1239/17 y RRA 1225/17.

La misma cadena indicó que tampoco es que todos los documentos del caso hayan sido publicados, ya que el INAI no permitió la apertura de información que involucre a funcionarios de primer  nivel y al dueño de la firma brasileña, luego de fallar a favor de la PGR tras dos recursos de impugnación por parte de ciudadanos. Dice el reporte:

Sin embargo, en ambos casos el INAI falló a favor de la Procuraduría General de la República, quien argumentó el ocultamiento de la información, para no violar el debido proceso en el proceso de investigación en el que se ha señalado como supuesto cómplice al exdirector de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya.

Y es hasta el 13 y 17 de diciembre del 2018, cuando el INAI da luz verde a ambas impugnaciones, dos meses después de la primera confrontación con López Obrador, cuando el 2 de octubre los acusó de ser parte de “la burocracia dorada” cómplice de las empresas corruptas.

A pesar de ese detalle, sigue siendo imprecisa la declaración del 14 de febrero del presidente López Obrador en relación a una supuesta negligencia del INAI.

El mencionado encontronazo entre reguladores y ejecutivo en calidad de electo, fue por medio de un discurso en un evento del 2 de octubre del año pasado (vía Reporte Índigo):

“No se trata de estar nada más creando aparatos burocráticos, gastando el dinero del pueblo, en mantener a burócratas de altos vuelos, a la burocracia dorada; ya eso se va a terminar.

“Ahí tienen ustedes ejemplos, como el Instituto de la Transparencia: ganan como 250 mil pesos mensuales los consejeros y ¿qué han hecho desde que se fundó ese Instituto? ¿Han evitado la corrupción en México? ¡Nada! ¡Al contrario!”, lanzó el mandatario electo.

3. El colmo,  el recién estrenado Fiscal [propuesto por AMLO] promueve la opacidad ¡justo en ese tema!

Toda la semana pasada, reiteramos, un tema de las mañaneras fue el argumento de López Obrador alrededor de símbolos de opulencia y una cultura de buenos/malos, Ergo, en su narrativa los reguladores no serían necesarios por caros y porque ya llegaron los buenos al poder. En su narrativa.

Lo curioso viene cuando mientras el mismo AMLO es un proponente de que el INAI abra la información del caso Odebrecht y el INAI responde que ya lo ha ordenado (los dos están en sintonía, al final, por así decirlo) es la Fiscalía General de la República quien decide no hacer pública la información.

¿Es asunto de la Fiscalía desobedecer a AMLO? La pregunta más bien sería ¿recuerdas el país de los símbolos?

AMLO ordena y la FGR (antes FGR) es la desobediente, pero el dato a tener en cuenta es que su titular es un funcionario que ha acompañado por semanas a AMLO en las mañaneras y que fue una de sus propuestas para la oficina: Alejandro Gertz Manero.

Leemos en Animal Político, lo que la FGR respondió al INAI, el presidente (el mismo que apresuró al órgano autónomo) y [si somos románticos] a la nación:

La Fiscalía General de la República (FGR) confirmó este jueves que información del caso de presunta corrupción de Odebrecht en México, respecto a diligencias, declaraciones patrimoniales y los dichos de funcionarios, se mantendrá reservada porque los datos se encuentran “bajo la protección de la reserva del debido proceso”.

Lo anterior, pese a que el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI) ha ordenado en seis ocasiones que la entonces Procuraduría General y la ahora Fiscalía informen sobre la investigación, por el interés público que representa el caso de presuntos sobornos millonarios.

Apenas el 29 de enero un juez Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México concedió una suspensión definitiva para que no se proporcione la información.

A pesar de que lo pidió el presidente al INAI, y si entramos a juegos de lógica, a la FGR con el titular que propuso el jefe del ejecutivo.

 

Previo

Taloneo en Regina: comprar un dulce o que te roben el celular

Siguiente

"Medusa con la cabeza de Perseo" y otros poemas de Daro Soberanes

1 comentario

  1. […] La FGR no transparentará información del caso Odebrecht a pesar de petición del INAI…y el p… […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *