La importancia de que una Senadora mexicana lleve a su bebé al trabajo

En la semana se volvió viral la violencia de género que sufrió en tribuna la senadora Martha Cecilia Márquez Alvarado, quien fue cuestionada de manera insensible por su compañero Porfirio Muñoz Ledo. ¿La razón? Tener a su bebé [de tan sólo unos meses de nacido] en brazos mientras daba un discurso.

Muñoz Ledo, de 85 años y senador por Morena, interrumpió a la legisladora de manera poco cortés para informarle que “superó la tolerancia” en relación a su maternidad y la acción de participar en el Senado mientras carga a su pequeño hijo.

La escena es incómoda y hasta desagradable. Un hombre mayor, con toda la experiencia posible en la política nacional, siendo intolerante con una legisladora joven que subió para exigir que los funcionarios responsables por la crisis de desabasto de gasolinas rindan cuentas ante los mexicanos, como parte de la campaña #DenLaCara del grupo parlamentario del PAN.


Aquí el vídeo:

Márquez Alvarado, panista de 33 años y representante de Aguascalientes, respondió estoica a Muñoz Ledo: “diríjase con respeto, por favor”, al mismo tiempo que el octogenario seguía atropellando su voz. En breves segundos, la aguascalentense terminó su mensaje político luego de la perturbadora escena.

El debate malamente podría volcarse a cuestiones prácticas, como la existencia de guarderías, cuando es claro que por poder adquisitivo y/o derechos laborales sería sencillo que la senadora se separara de su bebé algunas horas al día. La postura de Márquez es el pleno ejercicio de sus libertades y la decisión de poder atender a su bebé, sin que esto interrumpa de manera alguna en el ejercicio de su trabajo. Es un acto político.

Durante las pasadas campañas electorales pude entrevistar a Márquez Alvarado para La Jornada Aguascalientes, quien siempre tuvo como parte de sus propuestas el trabajar desde el Senado por los derechos de las madres de familia, especialmente las trabajadoras. El que ella suba a tribuna con su hijo es completamente congruente con la plataforma bajo la cual ganó por voto popular su curul en el Senado.

_____

_____


De manera informal, posterior a la entrevista incrustada en el párrafo anterior, le pregunté Márquez acerca de los achaques y demás cuestiones de salud durante la campaña. No fue por curiosidad o morbo, sino por una especie de empatía ya que mi esposa y yo apenas llevábamos poco tiempo de estar esperando a nuestra hija, con la entonces candidata llevándonos un par de meses de ventaja.

En campaña, según entendí de la conversación casual, el tema del embarazo fue relevante a la hora de tomar precauciones debido a lo pesadas que pueden ser las jornadas de mítines y recorridos por colonias. ¿Y en el discurso? Recuerdo que, como puede notarse en la entrevista, la ahora senadora habló de legislar por las madres de familia trabajadoras pero nunca se sintió que el tema del embarazo o maternidad fuera especialmente explotado.

Por este contexto de la plataforma política y el historial de Márquez como funcionaria estatal y/o legisladora local, es certero concluir en que el acto de subir con su bebé a tribuna es un acto político genuino, más allá de lo que Muñoz Ledo tenga que decir sobre tolerancia.

En el espectro local, legisladores de su partido ya exigieron una disculpa a Muñoz Ledo. Dice la nota de LJA:

La diputada local Mónica Jiménez Rodríguez Expuso que Muñoz Ledo violentó institucionalmente a la senadora Márquez Alvarado, por lo que consideró que a fin de que sea reparado el daño, se exija al senador Porfirio Muñoz Ledo se conduzca con propiedad y respeto, ya que no sólo ofendió a la representante popular, sino a todas las mujeres del país; además de proponer que se solicite por parte de la LXIV Legislatura de Aguascalientes al senador ofrezca una disculpa pública para la senadora Márquez Alvarado, y que esto se resuelva de manera inmediata por considerarla de “urgente y obvia resolución”.

En entrevista con El Universal, Márquez abundó en el tema:

“Desde luego que yo llevo conmigo a mi bebé por un tema de lactancia, porque es un bebe recién nacido, no por ganar reflectores. No sé si es ignorancia, o abuso de confianza que tiene el diputado, de callar a todo mundo. Hay quien dice que quiso ser gracioso, hay quienes dicen que me quiso ayudar yo no sé en qué, pero mejor que no me ayude, simplemente creo que estamos en la máxima tribuna del país, y eso no lo vio”

Y en relación las críticas sobre representa a una minoría que sí puede ir a trabajar con su bebé, en contraste con otras madres trabajadoras, dijo lo siguiente:

“Me parece ilógico que estando en el Congreso de la Unión, deberíamos dar el ejemplo, y promover las buenas prácticas como la lactancia materna, el respeto a la mujer, a la maternidad, y haces un comentario retrógrada. Respeto todos los comentarios, y lo trato de entender, porque reflejan una realidad social, algunos de mujeres que no tienen la facilidad para tener sus horas de lactancia, siendo trabajadoras del IMSS o del ISSSTE, lo sé, conozco la problemática laboral de las madres trabajadores. He sido diputada local, y en lo local es donde más necesidades hay. No estoy de brazos cruzados ante la situación, he presentado iniciativas a favor de las madres trabajadoras.

Trasciende que la senadora tiene otros dos hijos mayores y -declaradamente- la situación que hoy vive en el Senado con el menor no es del todo nueva ya que ante las largas horas de su trabajo como funcionaria o legisladora, siempre ha tratado de estar el mayor tiempo posible con ellos. “Siempre mi hijo el mayor me ha acompañado, Diego que ahora tiene ocho años iba conmigo a las reuniones de las comisiones y el pleno en Aguascalientes”, dijo a El Universal.

¿Seguirá Martha Márquez llevando a su bebé al pleno y a tribuna? Leemos en Verne que pasó por su mente el tema luego de la racha de críticas que culminaron en el comentario de Muñoz Ledo, pero eso no pasará: la Senadora seguirá llevando consigo al más pequeño de sus hijos.

“Mis compañeras en el Congreso y la gente en redes sociales me comentan que desde luego es un mensaje poderoso el que da una mujer que puede trabajar, que puede legislar, que puede ser madre y puede ser profesional”


Vídeo Recomendado



Previo

Un bello anticuado llamado Marcelo Bielsa

Siguiente

Su muerte no fue en vano: La carta de una madre que perdió a su hija, acerca de la donación de órganos

4 comentarios

  1. Avatar
    20/01/2019 at 17:32 — Responder

    Con estas actitudes al rato van a querer que todas las mujeres que trabajan se lleven a cuidar a sus hijos dentro de la jornada laboral. Una cosa es Juan Domínguez…

  2. Avatar
    Getzhemani
    21/01/2019 at 13:07 — Responder

    Cómo mujer y madre se me hace una total burla para las madres que realmente tienen la necesidad de llevarse a sus hijos al trabajo,ya sea por que no tienen para pagar una instancia o alguien de su familia los pueda cuidar,esta burguesa ridícula trata de que nos identifiquemos con ella,pero su situación no es la de la mayoría de nosotras,creo que hay otras formas de hacerse de simpatizantes, mejor haga respetar nuestros derechos,haga su trabajo,deje a su bebé dónde siempre lo han cuidado(le pagan una exagerada he inmerecida cantidad, para que pueda llevar a su bebé a un lugar de calidad)y deje de estar de ridícula

  3. Avatar
    Maria
    21/01/2019 at 16:31 — Responder

    Me parece muy bien que lleve al bebé, es obvio que es permitido, yo tambien lo hubiera hecho si hubiera tenido esa opcion.

  4. Avatar
    22/01/2019 at 18:22 — Responder

    Existen modos y formas, la ley te permite ausentarte de tu trabajo por motivo de lactancia, es un insulto para las mamás. Yo fui padre soltero y la empresa me dio facilidades, y nunca lleve a mi lactante hija para causar lástima, imagínese una prostituta llevando a su hijo a la chamba

Deja un comentario