En 2017 los primeros taxis aéreos serán una realidad

Cuando se trata de resolver los problemas viales en las grandes metrópolis, hay múltiples apuestas que van desde las más ecológicas que apelan al uso de la bicicleta como transporte primario, ya adoptadas en ciudades como Ámsterdam y Copenhague, hasta algunas de mucho mayor inversión tecnológica como los autobuses elevados de China. Pero ahora, una empresa propone crear auténticos taxis aéreos.

Airbus, la empresa europea de fabricación de aeronaves, a través de su división A3, ha comenzado un nuevo proyecto que podría ir un poco más lejos que las iniciativas de los vehículos autónomos que actualmente desarrollan otras compañías. Y es que parece determinada en desarrollar aviones autónomos que funcionen como transporte público.

Airbus espera comenzar las pruebas con prototipos de estos taxi voladores autónomos en el 2017, situación que según detalla el líder del proyecto A3, Rodin Lyasoff, es un objetivo alcanzable, ya que las piezas necesarias para construir las aeronaves están lo suficientemente avanzadas para lograrlo. Por el momento, los principales desafíos que enfrenta el ambicioso proyecto de Airbus es desarrollar el software que le dará vida a estas naves y que evite que colisionen con los objetos que se puedan cruzar en su camino. Una suerte de emulación de los programas que actualmente utilizan los vehículos terrestres de Google y Tesla.



https://i2.wp.com/www.airbusgroup.com/.imaging/stk/airbusgroup/contentImageFlexHeight_560/dam/assets/airbusgroup/int/en/news-and-media/FORUM/Forum-88/My-Kind-Of-Flyover/UrbanMobility_pic6_small/jcr:content/UrbanMobility_pic6_small.2016-06-28-16-34-43.jpg?w=1140

Los aviones, que mantienen el nombre de Vahana, serían capaces de transportar tanto pasajeros como carga, lo que también podría ser utilizado por los servicios de reparto de compras a través de Internet. Si bien la intención de A3 es eventualmente llegar a una ciudad con este tipo de transporte, como una oferta más para disminuir la congestión vehicular, actualmente los gobiernos no permiten que las aeronaves realicen estos servicios. No obstante, Airbus logró llegar a un acuerdo con las autoridades de Singapur para realizar pruebas de estos aviones-taxi autónomos en la zona por sobre la Universidad Nacional de Singapur a partir del 2017.

En el futuro, Airbus espera poner este servicio a disposición de los usuarios con un sistema similar al que utiliza ahora Uber o Cabify, en que los clientes pueden solicitar el transporte desde su teléfono inteligente, solo que en esta ocasión el transporte llegará desde el cielo. La compañía también piensa agregar al proyecto CityAirbus un sistema para compartir el viaje y así disminuir el costo a los usuarios.

Es curioso que ante estos dos escenarios posibles para resolver conflictos que hacen de las grandes urbes espacios ambientalmente insostenibles, las políticas públicas y los recursos económicos se decanten por apoyar propuestas como la de Airbus y no por la reorganización desde los transportes ecológicos. Como sea, el futuro nos ha alcanzado y no parece ayudarnos mucho en estos momentos críticos.

Con información de Ideas e Inventos.

 

_____

_____

Previo

Elizabeth Philpot y Mary Anning: Las cazadoras de fósiles

Siguiente

El presupuesto federal ante la cámara de diputados

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *