Más de 22 millones de personas no tienen acceso al agua en México.

Uno de los elementos más importantes para la vida del ser humano es el agua. Las grandes civilizaciones buscaron siempre asentarse en zonas cercanas a ríos para su desarrollo. Ríos como el Éufrates, Tigris, Nilo, Yangtze o Huang He fueron testigos del crecimiento de importantes sociedades alrededor del mundo. Hoy en día, este vital líquido sigue teniendo la misma importancia que en el pasado. Si embargo, la contaminación, el desperdicio y el aumento poblacional ha hecho que la escasez de agua se haya convertido no sólo en un problema de salud o seguridad sino en uno de supervivencia.

En el mundo existen más de 750 millones de personas sin acceso al agua potable. Toda persona sin acceso al líquido vive en condiciones de pobreza y el 90% se encuentra en zonas rurales. Los países en el mundo que tienen más de la mitad de su población viviendo sin acceso al agua son la República Democrática del Congo, Papua Nueva Guinea y Mozambique. Las zonas del mundo con los mayores problemas con el agua son el África Subsahariana, parte de China e India según información de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura).

En la región que cuenta con el 31% del agua potable del mundo, alrededor de 30 millones de personas sigue sin tener acceso a este líquido. De acuerdo con datos del Banco Mundial, los países de Latinoamérica que menos acceso al agua presentan son Haití,  República Dominicana, Nicaragua, Perú, Ecuador y Bolivia.

En el caso de México, existen alrededor de 22 millones de personas sin acceso al agua potable. La coalición de organización por derecho al agua establece que 9 millones de mexicanos no tienen el acceso al líquido mientras que 13 millones lo reciben contaminado. Los estados de la república que presentan mayores problemas en abastecer de agua a su población son Oaxaca, Puebla, Veracruz y Guanajuato. Un grupo de la población en México que presenta grandes problemas de agua son los indígenas. De acuerdo con datos del Instituto de Estadística y Geografía (INEGI), cuatro de cada diez hogares indígenas no tiene acceso al agua.

De acuerdo con cifras oficiales del gobierno de Felipe Calderón, alrededor del 43% del agua en México es desperdiciada. El 85% de las pérdidas se debe a fugas, por lo que por cada mil litros, 367 son desperdiciados. El problema al acceso al agua se debe principalmente a la falta de infraestructura. Por ejemplo, a pesar de que en Tabasco se recauda el 49% del agua de lluvia, cerca de medio millón de personas no tienen acceso al líquido en esa entidad.

México ha logrado grandes avances en abastecer del agua a su población. Sin embargo, los grupos más vulnerables siguen siendo olvidados por las autoridades en este tema. Es necesario un aumento en inversión a infraestructura para otorgar de acceso al agua a las personas más pobres del país. El acceso al líquido no sólo permitirá una mejoría en la calidad de vida de los grupos más vulnerables sino que también podrá beneficiar su desarrollo económico y social.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

El ex procurador Murillo Karam es demandado en EE UU por corrupción

Siguiente

Minera San Xavier cierra después de 10 años de protestas en su contra

Sin comentarios

Deja un comentario