Después de 4 años de restricción, los argentinos pueden comprar dólares

Durante el segundo periodo de gobierno de Cristina Kirchner, una estricta medida para la compra de dólares fue impuesta.

Hasta el día de ayer, la Administración Federal de Ingresos Público supervisaba las solicitudes de compra de divisas. Los argentinos debían cumplir una serie de estrictos requisitos para la compra de dólares, además de pagar 35% de impuesto en sus compras en el extranjero.

Con el cambio de gobierno,  el cepo cambiario y el impuesto ha sido eliminado. La primera consecuencia: una devaluación de más del 40% en los primeros minutos tras la apertura de los bancos y las casas de cambio.

El dólar oficial subió de 9,83 pesos el miércoles a 15 en el inicio de la jornada bancaria, lo que suponía un alza del 52,5%, pero después bajó a 14,50, por intervención del Banco Central.

La compra de dólares sigue siendo “limitada”, los argentinos podrán comprar hasta US $2 millones mensuales.

Consultores estiman que la intención del nuevo gobierno es que se fije por el orden de los 14.5 pesos por dólar, lo que implicaría una fuerte devaluación con el riesgo de que se traslade a los precios minoristas que llevan semanas con aumentos de hasta 60% en productos de la cesta básica.

El reinado de los “arbolitos” parece haber terminado, estas eran personas que se dedicaban a comprar y vender divisas de manera ilegal afuera de las casas de cambio. A los turistas les ofrecían un precio entre 15% y 30% mayor que las casas de cambio y a su vez, lo vendían a los argentinos hasta un 50% más caro. Este cambio “paralelo” era muy redituable, pues para aquellos que viajaban o deseaban ahorrar en dólares por miedo a la inflación, se veían obligados a adquirir de esta manera las divisas después de que la AFIP negara su solicitud por la vía legal.

Con información de La Nación y El País

_____

_____


Vídeo Recomendado



Previo

Jueves de plumas ligeras

Siguiente

El actor tiene un poder de transformación importante en la sociedad, es un compromiso: Karina Gidi

Sin comentarios

Deja un comentario