Los refrescos bajan y la diabetes sube, los infantes serán los más afectados


Escucha nuestro podcast



México no enfrenta solamente un fuerte problema de personas que no tienen que comer, sino de personas que comen demasiado y mal. En niños y adolescentes, el problema de la obesidad ha alcanzado al 35% de la población y la pregunta aquí es ¿cómo contrarrestarlo o disminuirlo, si el mismo gobierno auspicia esto?

Así es, ahora con la reducción al impuesto sobre bebidas azucaradas se prevé una demanda aún más grande y los principales consumidores o presas, serán los infantes. El Poder del Consumidor, afirma que los diputados se han aliado con las grandes empresas refresqueras y “están tentando en especial contra la salud de los niños en México, en un país en que las y los niños tienen una de las más altas cifras de sobrepeso y obesidad en el mundo”.

Además afirman y explican con una analogía sencilla, la manera en que se está dañando a los consumidores con el uso continuo de productos comercializados por Nestlé, Coca-Cola, Danone y Pepsico, ya que contienen una cantidad de azúcar cercana a los cinco gramos por 100 ml, en su presentación más común (300 ml) por lo que al consumirlas los niños ingieren hasta 15 gramos más de lo debido en azúcares (tres cucharadas cafeteras). Y para complementar esto y que la cuña apriete, de acuerdo con un estudio de la investigadora de mercados Euromonitor International, México ocupa el cuarto lugar en el consumo de bebidas carbonatadas en el mundo con 137 litros per cápita anuales, solo por debajo de Argentina con 155 litros, Estados Unidos con 154 y Chile con 141 litros por persona.


Claro, todo pasa en un país donde se estima uno de cada tres niños que nace a partir del 2010 presentará problemas de diabetes y apesar de esto, tendrá que sabérselas ingeniar para sobrevivir día a día con 32 pesos mientras va creciendo y se vaya enseñando a exprimir su quincena hasta más no poder. 

Lo único bueno es que no tenemos que preocuparnos sobre este tema en las escuelas de los niños, ya que la Secretaría de Salud, planea evitar o disminuir el consumo de alimentos chatarras y preven limitar en todo sentido su publicidad. ¿O no? Por su parte la senadora del PAN, Marcela Torres Pembert, ya envió una carta a sus compañeros de grupo parlamentario, en la que les pide votar en contra de la iniciativa.

Vía La Jornada


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Choca Senado con diputados por reducción de impuesto a refrescos

Siguiente

Alcalde de Michoacán haciendo un Juan Vargas de la Ley de Herodes

Sin comentarios

Deja un comentario