Se inauguró el AIFA pero la estrella de la cobertura fueron las tlayudas

Una columna en México Manchado.

La cobertura alrededor de la inauguración del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA, de ahora en adelante) tuvo el protocolario folclor de cualquier acto de gobierno, discursos que no irán para la historia y mucha obra a medias para cumplir una meta preestablecida.

Eso es de ley en cualquier obra de gobierno. Con o sin el régimen obradorista. Sólo por no dejar, comparto parte de la intervención del presidente López Obrador, quien no dejó de mencionar al comediante Chumel Torres (!) y los segundos pisos [sin mención al bloqueo de documentos].

Pues ustedes lo van a poder constatar el día de hoy, y todos los mexicanos. Aquí lo importante es que es el pueblo el que hace el escrutinio, el que califica, el que manda.

Miren lo que decía Jorge: ‘Ese aeropuerto nunca funcionará. Guarden este tuit’. Porque yo mencioné el 24 de abril del 19 que iba a iniciar la construcción.

A ver si no está Chumel. Pero hay muchísimos así. Me recuerda cuando los segundos pisos, fuimos nosotros precursores, pioneros en la construcción de los segundos pisos, y lo mismo: ‘no se van a terminar, no van a funcionar’, bueno, se llegó a decir que se iban a caer, y toco madera, porque han resistido temblores y están bien hechos. Y luego se copió y ahora ya es una obra que se realiza en todo el país porque ayuda mucho, sobre todo para ampliar la superficie de rodamiento sin problemas de derecho de vía, porque se va uno hacia arriba en el mismo derecho de vía y se amplía la superficie de rodamiento; porque va creciendo el parque vehicular, pero no crecen las calles y además ya es muy difícil hacer grandes avenidas.

También sólo por no dejar, hay que consignar la nota oficial en la que medios de todo el país desplegaron reporteros para constatar que el aeropuerto, existe, funciona y cumple su ansiada función:

_____

_____

Sin embargo, noté una obsesión de opinadores, medios y tuiteros con la comida que se vendía dentro del AIFA. Como mencioné antes, había locales sin acabados y mucha improvisación por querer abrir un mega proyecto antes de que estuviera completamente terminado.

A continuación lo que encontré:

Magú, monero de La Jornada, se fijó especialmente en la venta de garnachas:

Y es que, uno de los vídeos más virales fue que una señora “se filtró” y vendió tlayudas. Aquí el clip de Radio Fórmula vía Azucena Uresti. El copy lo vuelve más hilarante:

Aquí otro clip, pero de Reforma, sobre las tlayudas:


El medio de los reporteros de traje y corbata (o falda y saquito, si son mujeres) incluso lo destacó en una nota:

Aunque varios tuits hablaban de que no había más comida o servicio, conociendo los precios de las cadenas de las siguientes fotos es probable que las tlayudas hayan sido la opción más económica, llenadora y rápida.

Y es que Fernanda Caso de Gatopardo logró captar los locales de Subway, Starbucks y Krispy Kreame:

Pero las tlayudas se llevaron los corazones de los reporteros y tuiteros. Salieron en El Universal, Proceso y hasta vía agencia en Yahoo.

 

Posdata

También hubo tacos al pastor.

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

Fidencio Aldama lleva seis años como preso político: Convoca a nuevas acciones para su liberación

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario