Destapan secta sexual del gurú de autoayuda Ricardo Ponce

Este fin de semana dentro de las redes sociales mexicanas fue trending topic “Ricardo Ponce”, influencer en el nicho de autoayuda con más de 2 millones de seguidores en Instagram. ¿La razón? Se destapó una red de abusos sistemáticos contra mujeres, los cuales llegaron a la violación y al abuso sexual.

El tema se dio a conocer por una denuncia de Maire Wink, creadora de contenido en YouTube que tuvo el valor de contar como ella misma fue abusada por Ponce, quien la obligó a tener relaciones sexuales luego de colocarla en un estado vulnerable en un retiro espiritual.

Dicha metodología fue repetida por Ponce, de acuerdo a Maire y otras personas que incluyó en su clip de denuncia, siempre que una mujer asistente le gustaba.


En clips difundidos con pietaje de dichos “retiros”, se ve como Ponce se expresa del feminismo como “el odio a ser mujer”, en una escena salida de una secta más que de un ejercicio serio de superación personal. El sujeto incluso se define como “creador de la autosanación”.

Aquí el clip de Maire Wink:

Así resume el tema una nota de OEM:

Maire Wink dijo que fue hasta el final del retiro cuando antes de terminar, le pidió que la acompañara y aprovechándose de que estaba muy enganchada con él, fueron al bar del hotel y le pidió que lo acompañara a unas oficinas, donde se habría dado el presunto abuso sexual.

_____

_____

Además del presunto abuso que ella sufrió, la youtuber presentó el testimonio de al menos tres presuntos abusos que supuestamente cometió el coach.

Indicó que esta asesorada psicológicamente y aseguró que incluso buscó a la diputada Alessandra Rojo de la Vega, quien le dijo que eso era trata de personas, además invitó a quiénes hayan pasado por lo mismo a denunciar y aseguró que ella las apoyaría.

Trasciende que Ponce habría “regalado” la asistencia al curso a la creadora de contenido, ya que normalmente dichas experiencias cuestan mal de 25 mil pesos mexicanos, e incluyen aspectos de maltrato y abuso como el “llorar hasta vomitar”.


Vídeo Recomendado



Previo

Si no hay un freno a embotelladoras no habrá agua para 2040 en zona Izta-Popo

Siguiente

La Guía Arquihablante, ¡Mira este es mi barrio! 

Sin comentarios

Deja un comentario