El puente de Cuemanco y las prácticas ecocidas del gobierno de Sheinbaum


Escucha nuestro podcast



Con la 4T, las políticas ambientales en la CDMX no se transformaron de fondo. El discurso ambientalista de Claudia Sheinbaum es la continuación de una más de las tradicionales prácticas demagógicas de los gobiernos capitalinos que le precedieron. Mientras en medios se declara firme frente a los proyectos ecocidas, al final dichos proyectos avanzan impunemente como si con multas o buenas intenciones se detuviera el ecocidio.

Estamos hablando de una científica que formó parte del panel de expertos sobre cambio climático de la ONU (IPCC) y que supuestamente impulsaría la transformación que tanto necesitaba la congestionada y contaminada megalópolis. Pero lo que tenemos en la realidad es la forma en la que desestima señalamientos de fondo con frases como “ya no es Área Natural Protegida”. Así de fácil resulta aplicar estrategias que vayan en detrimento de los ecosistemas más importantes de la ciudad. Para estos personajes las cosas se resuelven con cambios en la denominación de las Áreas Naturales, cosa que además es falsa en este caso.

El Puente en Cuemanco ya había sido planteada en las últimas dos Administraciones de la ciudad, pero cayó en saco roto debido a que la zona cuenta con múltiples herramientas de protección. Es lógico, porque básicamente estamos hablando del humedal de Xochimilco, un área crucial para la resiliencia de la ciudad debido a su papel como regulador hídrico y de temperatura. Para entender lo indignante de la declaración de Sheinbaum hay que considerar, como lo señala El País, que “esta área fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987, se integró a la lista Ramsar de humedales de relevancia internacional en 2004 y es Área Natural Protegida (ANP) de México desde 1992. De hecho, el programa de manejo de esa ANP prohíbe específicamente cualquier obra de infraestructura. Tampoco permite la tala de árboles, pero el proyecto contempla derribar más de 650.


Se debe revertir la perturbación no incrementarla

Luis Zambrano, Doctor en Biología por la UNAM, ha dedicado buena parte de su vida a proteger al ajolote, una especie endémica del humedal y una de los símbolos más conocidos de la lucha por la conservación en la capital del país. Para él investigador “todos estos mecanismos nos deberían ayudar a proteger estas zonas frente a la especulación”. Además de los ajolotes (en peligro de extinción), el humedal también sirve de refugio a animales como el pato mexicano, la rana Tláloc y diversas aves migratorias. Además de mamíferos que dependen de este cuerpo de agua para conseguir alimento. “Si se pasan por el arco del triunfo todo esto, está en peligro todo”, recalca Zambrano.

Una aplanadora cubre con piedra la parte del humedal donde se instalará el puente.
Una aplanadora cubre con piedra la parte del humedal donde se instalará el puente.Teresa de Miguel | Fuente: El País

Las autoridades de la ciudad adjudicaron la obra en agosto de 2019 y un mes después, modificó la normativa local para agilizar el proceso de evaluación de impacto ambiental de todas las obras públicas. Si antes ese trámite hubiera implicado una revisión exhaustiva por parte de la Secretaría de Medio Ambiente que podía tardar meses, con el cambio consiguieron la autorización en dos semanas. Despejado el camino, la construcción inició en febrero de este año.

De acuerdo con la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA), presentada por el gobierno de la ciudad para la construcción del puente, la zona puede ser perturbada porque ya presenta perturbaciones considerables, por lo que construir un poco más resultaría sin efectos relevantes. Según declaraciones del propio Zambrano para Opendemocracy, la construcción de este puente  abriría la posibilidad a una mayor urbanización en ambos lados, como en un efecto dominó. Si el área ya está perturbada, dice, lo que hay que hacer es revertir la perturbación, no continuar con esta. Conviene destacar esta declaración de un experto ambientalista, porque este argumento de que ‘lo que ya está mal se puede perturbar’, también es una de las falacias que algunos científicos venidos a políticos como, Javier Velázquez Moctezuma 1También deberíamos reflexionar porqué y cómo es que un experto en trastornos de sueño termina siendo el coordinador científico de un megaproyecto como el Tren Maya., constantemente repiten para imponer otro megaproyecto que tendrá claros efectos ambientales como el Tren Maya.

El del puente de Cuemanco es un proceso que comenzó hace décadas, a pesar de las distinciones, leyes y declaraciones que protegen al humedal. Un poco más de 200 hectáreas de esta ANP le fueron separadas del resto del cuerpo por la construcción del anillo periférico en la década de los 90. A ambos lados de esta gran avenida se encuentran los mercados de flores a los que asisten miles de clientes especialmente los fines de semana. Al sur, está el Parque Ecológico Xochimilco (PEX), con una gran construcción abandonada y que pretendía ser un centro cultural.

_____

_____

Para mitigar el impacto de la obra, la Administración de la ciudad decidió entonces separar los dos sentidos de la carretera y dejar en medio un camellón con humedal que permitiese el paso de fauna y mantuviese el flujo hídrico entre un lado y otro. Ese camellón es el que está siendo destruido ahora para levantar los seis carriles del puente.

Lo que más preocupa a académicos y ambientalistas es que esa vía elevada de casi dos kilómetros de largo va a dividir en dos Xochimilco. En un estudio del Laboratorio de Restauración Ecológica de la UNAM revisado por El País, se puede leer que “esta fragmentación condenaría a desaparecer la zona norte, que es la más pequeña y más presionada para la urbanización”.

Una de las áreas del humedal intermedio ya destruidas. A la derecha se puede ver un poco del humedal original | Raúl Fernando Pérez (Opendemocracy)

En marzo, Sheinbaum ya había anunciado que la zona ya no era Área Natural Protegida, contradiciendo a los planos de uso de suelo de la ciudad. Por su parte, la Secretaria de Medio Ambiente Marina Robles García declaró que la obra cumplía con las condicionantes establecidas en la evaluación de impacto ambiental 1, pero lo que nunca se dice es que esas evaluaciones son meros trámites que validan los proyectos extractivistas con el difuso concepto de “medidas de mitigación”. Ninguno de esos estudios concluye que las obras se deban detener, todos están diseñados para aprobarlos y recomendar medidas idelizadas que minimicen el impacto.

Cabe señalar que la Jefa de Gobierno anunció una inversión de 100 millones de pesos en el Parque Ecológico Xochimilco, ahora en el abandono, y otra de 200 millones para la zona de los canales y chinampas. Pero el puente, que está siendo construido por la empresa Impulsora de Desarrollo Integral S.A. de C.V., tiene un presupuesto de 680 millones de pesos, más del doble de lo anunciado por la Jefa de Gobierno para la mitigación en el ANP.

Un grupo de manifestantes bloquea Periférico a la altura de las obras.
Un grupo de manifestantes bloquea Periférico a la altura de las obras.Teresa de Miguel | Fuente: El País

Organización en Defensa de la Tierra

La oposición al puente no ha tardado en dejarse escuchar. El 15 de marzo, decenas de personas cerraron Periférico a la altura de las obras al grito de “Sí al humedal, no al ecocidio”. Una semana antes, un activista de la organización Xochimilco Vivo increpó a Sheinbaum por estar “destruyendo un Área Natural Protegida”, a lo que ésta respondió que “eso ya no es Área Natural Protegida”. La propia información de la Secretaría de Medio Ambiente indica lo contrario.

https://platform.twitter.com/widgets.js

Como bien señala La Otra Opinión, “resulta inadmisible que Sheinbaum Pardo, quien fungió como titular de la Secretaría del Medio Ambiente, carezca de sensibilidad para proteger y cuidar la naturaleza”.

Claudia Zenteno, activista ambiental y defensora de derechos humanos, ha cuestionado más de una vez a la morenista, sobre la necedad de construir en esa zona un puente vehicular. “Hay zonas de anidación y el área nos da humedad a toda la Ciudad, es una afectación al agua, a la vegetación, a los animales, como los pelícanos, patos canadienses, golondrinas […] Están terminando con todo”, denunció Zenteno, el pesado mes de enero.

La última demostración de fuerza la hizo un grupo de pueblos originarios de Xochimilco. El 20 de mayo, a través de redes sociales, el colectivo Coordinación de Pueblos, Barrios Pueblos Originarios y Colonias de Xochimilco anunció la suspensión de las obras del puente vehicular, gracias al el juicio de amparo 572/2020 que interpusieron, en el cual alegaban que la construcción del puente pondrá en riesgo a las generaciones presentes y futuras porque dañará un área crucial para contrarrestar los efectos del cambio climático en la ciudad. Un juez federal admitió a trámite el amparo.

Sin embargo, 10 días después, el Juzgado Quinto de Distrito en Materia Administrativa resolvió negar la suspensión definitiva de la obra y los trabajos continúan.

Por delante se espera una larga batalla judicial de la que dependerá la supervivencia de este humedal, el último resquicio de lo que alguna vez fue el gran conjunto de lagos del Valle de México.

Con información de El País y Opendemocracy


Vídeo Recomendado



Referencias   [ + ]

1. También deberíamos reflexionar porqué y cómo es que un experto en trastornos de sueño termina siendo el coordinador científico de un megaproyecto como el Tren Maya.
Previo

La revolución de Rojava: ocho años de construir otro mundo

Siguiente

Así fue el paso de Jiménez Espriú por el gobierno federal

2 comentarios

  1. […] El puente de Cuemanco y las prácticas ecocidas del gobierno de Sheinbaum […]

    • Avatar
      Mauro
      27/08/2020 at 10:01 — Responder

      No sé si realmente está oposición a la construcción de este puente vehicular que es muy necesario realmente sea con objetivos ecológicas o sea gente de oposición al gobierno ya que estos ecologistas deberían ir cada mañana a periférico y cuemanco y ver el tráfico por horas que se hace en las mañanas y en las tardes en cada obra que se hace en la ciudad siempre hay oposición y ya que se termina siempre beneficia a la mayoría en este caso creo que así será.

Deja un comentario