Tenemos que hablar del brote de contagios en maquiladoras de zona fronteriza: están muriendo los obreros por COVID-19


Escucha nuestro podcast



El fin de semana, La Jornada Baja California publicó una estadística espeluznante digna del término necropolítica: la gran mayoría de los fallecidos por COVID-19 en la entidad tienen una particularidad en común: eran trabajadores de maquiladoras, naturalmente, de aquellas que operan en tiempos y necesidades de empresas extranjeras.

Dice la nota de Antonio Heras en el mencionado diario local:

Baja California ocupa el segundo lugar nacional en muertes por contagio de ese virus y tercero en infecciones con 3 mil casos y un subregistro de 296 hasta el jueves 14 de mayo, los cuales no han sido integrados a la base de datos de salud por el rezago de resultados del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cuyos pacientes pertenecen a la clase obrera.


Una trabajadora de la maquiladora Breg México, madre de una niña de dos años, quien solicitó anonimato, reconocida entre los 423 enfermos, aseguró que contrajo coronavirus en la planta ubicada en el Parque Industrial Palaco, al oriente de Mexicali.

El reporte incluye el siguiente dato: 303 pacientes (trabajadores de dichas fábricas) han sido hospitalizados y 129 son considerados ambulatorios. Más de 200 vienen de un solo municipio. Tijuana. También se cuenta que prácticamente fueron obligados a laborar aunque había compañeros con COVID-19, siendo el caso que los gerentes prefirieron no informarles que habían trabajado junto a personas con contagios confirmados (y hospitalizadas, incluso).

Los números avanzan

Mientras la nota original de La Jornada BC, del fin de semana, hablaba de poco más de 500 fallecimientos por Coronavirus en la entidad, al miércoles 20 ya suman 610. Es decir, casi el 20% de aumento en tan sólo unos días, un aumento dramático (aunque coherente con números como los de Aguascalientes, donde crece 44% en una semana la propagación virus) si se compara con el total en dos meses de pandemia.

En cuanto atención médica, el mismo diario indica que la disponibilidad de camas en Mexicali (donde uno de los principales centros de atención es un hospital del servicio público regional) está próxima a terminarse. Por, y justo en la necropolítica, los fallecimientos están rebasando los servicios establecidos y ya se tiene en Tijuana un caja de camión refrigerador para los cuerpos.

El asunto ha avanzado al terreno nacional, con notas en Animal Político que destacan que no sólo los fallecimientos, sino también los contagios acumulados tienen una cantidad considerable de obreros:

_____

_____

X narró cómo a pesar de que en su momento dio aviso a sus jefes de que se encontraba con todos los síntomas del virus y que la estaba pasando mal, éstos trataron de persuadirlo para regresar a labores en la fábrica.    

“Me pidieron que siguiera yendo, pero les tuve que decir que era mejor esperar. Que aun cuando los síntomas más fuertes ya me habían pasado era necesario hacerme un examen. Les dije que si el examen salía negativo regresaría inmediatamente”.

El portal YoCiudadano reportó el pasado lunes que hubo una marcha para pedir el paro de maquiladoras, por salud de los obreros, pero en Ciudad Juárez (Chihuahua(:

Más de cien empleados de diversas plantas de la industria maquiladora en Ciudad Juárez realizaron una manifestación encabezada por la abogada laboral Susana Prieto Terrazas, para exigir el cierre de las plantas, la indemnización a sus empleados e ir a casa con el 100 por ciento de su sueldo hasta que pase la contingencia sanitaria.

Cerca de las once de la mañana, el contingente de obreros, en su mayoría, partió del estacionamiento de Plaza Juárez Mall hacia la Oficina de Representación Federal del Trabajo en Chihuahua. Marcharon por la avenida Ejército Nacional y después por la Tecnológico.

De acuerdo con la abogada laboral Susana Prieto Terrazas, se tiene registro extraoficial de más de 200 personas que han fallecido por COVID-19 sólo entre empleados de maquiladora, que se contagiaron en sus centros laborales en Ciudad Juárez.

Más necropolítica

Apenas el 6 de mayo, un funcionario estatal justificaba la apertura de maquiladoras y su reanudación de actividades como empresas esenciales, gracias a la integración de alguna línea de producción que apoya a otras “compañías esenciales”. Mario Escobedo Carnigan, trató de enmendar la plana en relación a la apertura de maquilas afirmando que las piezas para equipos de comunicación las vuelven parte esencial de la cadena de suministros.

Dice la nota de El Financiero:

“Estas empresas esenciales están reduciendo más del 50 por ciento de su personal, producto de este sano distanciamiento que se está dando en la operación”. Apuntó que deben tener los equipos de protección personal, cubrebocas, gel, zapatos, cubrepelo, todo esto es importantísimo, que todas las empresas que estén operando lo estén cumpliendo”.

Eso el 6 de mayo, hoy a más de diez días (cuando algunos ven síntomas), se ve el resultado: los obreros están muriendo.

La página de Facebook Mexicali Resiste se encuentra cubriendo de manera intensa la situación de los obreros en las maquiladoras de la zona fronteriza.

 

 


Vídeo Recomendado



Previo

Re-existencia COVID: En Yucatán transforman basureros en huertos urbanos

Siguiente

Aparece el primer video de música de banda con dos gays como protagonistas

1 comentario

  1. […] casos de trabajadores del Metrobús de la CDMX (un servicio concesionado) y la sentencia de muerte de las trabajadoras en maquilas fronterizas  por tener que laborar con brotes de […]

Deja un comentario