La lunática historia de como el ex director de Nissan huyó de Japón escondido una caja

Carlos Goshn, hasta hace un año y medio, era conocido por sus enormes hazañas empresariales dentro de la alianza Nissan – Renault – Mitsubishi:

  • Ser un ejecutivo no japonés que a partir de la eficiencia y recortes pudo salvar a Nissan, aunque a costa de volverla una compañía aburrida y con fama de no innovadora.
  • Lograr estabilidad financiera para el grupo Renault y matener el control accionario sobre Nissan.
  • Incluir a Mitsubishi como un tercer puesto de CEO, adjunto a su rol en la otra firma japonesa.

En cuanto a personalidades legendarias de la industria automotriz, dichos logros de Goshn sólo son superados por los del finado Sergio Marchionne (ex CEO de Fiat Chrysler y Ferrari). Y con su retiro próximo (ya había entregado el reino de Nissan a un japonés, siendo ahora sólo el chairman), parecería que ahí quedaría, hasta que llegó una investigación de la autoridad japonesa en relación a un supuesto fraude de bonos y compensaciones.

O lo que es lo mismo: Goshn estuvo tomando más bonos de los que debía de las arcas de Nissan y eso molestó demasiado a los orientales, ya que “un soplón” denunció al gobierno que el brasileño realizó un sofisticado esquema de matemagia junto a colegas americanos.


Finalmente, y luego de un proceso en el que Renault medianamente lo respaldó pero Nissan/Mitsubishi de inmediato lo desacreditaron, Goshn entro a un modo de arresto domiciliario en el que -dice- no se le permitía comunicarse con su esposa y de cualquier modo le esperaba la dura justicia japonesa contra los extranjeros.

Eso hasta que su escape la semana pasada. Pasa que una orquesta fue a tocar a su casa (el hombre sigue acaudalado de cualquier modo) y Goshn escapó dentro de la caja de instrumento, viajó en la misma a Turquía y de ahí llegó al Líbano, país del que es ciudadano y el cual no tiene extradiciones a Japón.

Por si fuera poco lo cómodo de dicha situación, trasciende que el ex ejecutivo tiene inversiones de diversos tipos (hasta un viñedo) en el Líbano y que podría ser un hombre “libre” si paga una fianza, ya que es lo más que le exigiría la autoridad local por la orden de búsqueda que la Interpol tiene contra él.

Más datos en CNN


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Acción Poética: la genial idea de un mexicano que ha traspasado fronteras

Siguiente

Así está la situación entre Irán y Estados Unidos

1 comentario

  1. […] La lunática historia de como el ex director de Nissan huyó de Japón escondido una caja […]

Deja un comentario