Las precampañas simuladas en México

Hace unos días Alejandro Hope tuiteó lo siguiente:

Y es que las precampañas son ese momento en que los aspirantes a una candidatura buscan convencer a sus militantes o simpatizantes de que ellos son la mejor opción. Esto al más puro estilo del sistema electoral estadounidense son las elecciones internas, en México en el 2012 el PAN utilizó este periodo para organizar debates entre Ernesto Cordero, Creel y Josefina Vázquez Mota, sin embargo, el 2015 y 2018 servirá para que reflexionemos que el periodo de precampañas es una absurda simulación en la mayoría de los casos.

Los partidos políticos han descubierto que la mejor manera de usar la precampaña es aprovechando este tiempo para hacer campaña, aumentar niveles de conocimiento y de opinión positiva. Lo mejor para la precampaña es ya haber decidido al candidato para iniciar con actos de campaña en entrevistas en medios de comunicación, spots, espectaculares y actos masivos.

Algunos partidos políticos, en plan de simulación escriben a precandidatos o precandidatas sin ninguna posibilidad de ganar, para que la precampaña tenga algún sentido, cuando no lo es.

Los spots de Meade, de López Obrador y de Anaya no van dirigidos a sus militantes para que sean electos candidatos, ya son candidatos y están aprovechando el tiempo oficial y financiamiento público para hacer campaña.

_____

_____

Este periodo de precampañas les permitirá gastarse a cada precandidato 67 millones 222 mil pesos, que es el tope de gastos. Si los tres precandidatos más importantes usaran toda la cantidad permitida, entonces serían 201 millones de pesos gastados en la precampaña.

Además podrán usar los spots de sus partidos y de los partidos con los que formaron coalición, lo que hace una suma de:

  • 4 millones 336 mil 734 spots disponibles para la coalición PAN-PRD-MC
  • 4 millones 498 mil 506 spots disponibles para la coalición PRI-PVEM-NA
  • 2 millones 378 mil 805 spots disponibles para la coalición MORENA-PT-PES

Esta precampañas deben plantear un debate legislativo serio post 2018 que dé más libertad a partidos y candidatos, menos regulación, pero que elimine la simulación y que elimine las precampañas así como las conocemos, no se debe perder la figura de contiendas internas, pero no debe ser simulado. Que sea un modelo de comunicación libre durante todo el tiempo y que se regulen las campañas con financiamiento público con reducción en su duración a un mes, sin espectaculares, con mayor número y calidad de debates, sin spots.

Será un diseño de sistema electoral que tenemos que debatir en 2018.


Vídeo Recomendado



Previo

Así controla el gobierno de Peña Nieto a la prensa mexicana

Siguiente

La artista mexicana Paola Delfín pinta los muros de China

1 comentario

  1. Avatar
    Ernesto Cuenca
    27/12/2017 at 05:20 — Responder

    Creo que ese lado de la politica es un buen negocio. Lamento que todos y todas en nuestro país, no podamos negarnos a cooperar e invertir en esta democracia.

Deja un comentario