El 7% de los estudiantes sufre acoso por redes sociales

Un 7 por ciento de los estudiantes de entre 12 y 17 años sufre ciberacoso, ya sea a través de las redes sociales o de servicios de mensajería instantánea como Whatsapp. Así lo asegura un informe de la ONG Save the Children, que señala que uno de los principales retos a los que se enfrentan los padres es a la falta de conocimiento del mundo ‘online’.

De hecho, según un estudio de Intel Security, un 58 por ciento de los progenitores españoles reconoce que sus hijos saben más que ellos de redes sociales y tienen problemas para aconsejarles sobre los riesgos digitales a los que se enfrentan, un porcentaje que aumenta hasta el 71% entre los padres con hijos de edades que van de 13 a 16 años.

Una mayor formación digital en los adultos es esencial para poder ayudar a niños y jóvenes, por lo que Intel Security ha elaborado para ellos cinco consejos con el objetivo de combatir el ciberacoso.

1- Mayor confianza: Es esencial mejorar la comunicación entre padres e hijos. Construir un sentido más fuerte de la confianza entre ambos aumentará la probabilidad de que los niños informen de cualquier ciberataque que sufran o presencien.

2- Educación digital: Muchos padres no son conscientes de los riesgos potenciales a los que se exponen sus hijos cuando hacen uso de las redes sociales, aplicaciones de mensajería, Internet, etc.

3- Seguridad en las escuelas: Concienciar y formar al profesorado en situaciones de ciberacoso para que actúen como canalizadores y facilitadores de información. Es fundamental establecer un protocolo de actuación común a todos los centros educativos para controlar este tipo de situaciones.

4- Minimizar el riesgo: Fomentar hábitos de buenas prácticas en el espacio virtual, como limitar el tipo y la cantidad de información personal que se comparte en la Red, y supervisar la actividad digital de nuestros hijos.

_____

_____

5- Protección de datos: Utilizar contraseñas seguras, no compartirlas con terceras personas y bloquear los dispositivos también son reglas indispensables para mantener los datos personales a salvo de potenciales ciberacosadores.

Como el propio Save the Children señala, el bullying tiene efectos negativos en la salud física, el bienestar emocional y el rendimiento académico de los niños y adolescentes, especialmente si dicha violencia se repite en el tiempo o es severa. Existen muchas formas de ejercer y sufrir violencia entre iguales y muchas formas de tratar de acabar con ella. Es una responsabilidad conjunta evitar que el acoso siga existiendo y sobre todo debemos empezar por no validarlo o minimizarlo, es importante entender que la indiferencia también alimenta ese monstruo que está acabando con la salud y la tranquilidad de los más pequeños.

Con información de Save the chidren, Intel security e Investigación y Desarrollo


Vídeo Recomendado



Previo

Vivir con fibrosis quística en México

Siguiente

La Zurda celebra cinco años de reflexión: ¿Dónde  están las izquierdas en la crisis actual?

Sin comentarios

Deja un comentario