Hablando con el Espacio Interestelar

Diversos organismos del Reino Unido, como la Universidad de Edimburgo, el Real Observatorio de Edimburgo y el Centro de Tecnología Astronómica del Reino Unido, entre otras, han puesto en marcha el proyecto cultural A Simple Response to an Elemental Message. Estos mensajes interestelares se transformarán en ondas de radio y serán enviados a la velocidad de la luz en dirección a la Estrella Polar (Polaris). Tardarán en alcanzar su destino unos 434 años, en  la página oficial del proyecto se puede leer la siguiente descripción:

Una Respuesta Simple a un Mensaje Elemental es un mensaje de radio interestelar sin fines de lucro y compilado públicamente que será transmitido desde la Tierra en un viaje sin retorno a la Estrella Polar del Hemisferio Norte durante el año 2016. Hoy nos hallamos situados en un periodo teóricamente conocido como “La Década Crítica”, un punto crucial en la historia de nuestra civilización en el que se presentan decisiones ecológicas que, inherentemente, podrían enfrentar futuras generaciones hacia situaciones adversas. Decisiones a nivel global alcanzadas en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2015 en Paris, así como aquellas hechas en el hogar tendrán un peso colectivo equivalente en modelar esta linea de tiempo para todos los habitantes del planeta, sin considerar especie, ubicación o adaptabilidad. Entonces, ¿cómo crees que nosotros, como especie, modelaremos el futuro? Una Respuesta Simple invita a individuos de cualquier parte del planeta a considerar y contribuir libremente desde sus perspectivas individuales y únicas a la siguiente pregunta; ¿Cómo nuestras presentes interacciones ambientales modelarán el futuro? En Otoño del 2016, el material recopilado en respuesta a esta pregunta globalmente pertinente será transmitida hacia el espacio profundo para comenzar un viaje interestelar a la velocidad de la luz; creando, en efecto, un “mensaje en una botella” culturalmente inspirado, formado por perspectivas globales y codificado dentro de la luz que se propagará hacia el espacio durante eones”.

En menos de 25 horas de transmisión, la señal habrá viajado más lejos en el espacio que el primer ‘mensaje’ lanzado a la estrellas por la humanidad; la sonda Voyager 1, enviada en 1977. Paul Quast, estudiante postgraduado de la Facultad de Arte de la Universidad de Edimburgo y coordinador del proyecto, ha elegido Polaris como destino debido a su significado cultural como un punto de referencia para navegantes y observadores de estrellas. Los investigadores también utilizarán las respuestas que den las personas de distintos lugares del mundo para determinar si hay diferencias geográficas significativas en la opinión que tienen sobre el medio ambiente y el futuro del planeta.



Actualmente está disponible en inglés, francés, español, portugués, ruso y árabe. Aquellos interesados en participar pueden visitar la página web oficial para escribir el mensaje que quieren enviar al cosmos: http://www.asimpleresponse.org/

Con información de Agencia Sinc.

Previo

¿Internet gratis? No tan rápido, Facebook

Siguiente

El día siguiente al asesinato del periodismo

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *