México y el abuso a los menores de edad


Escucha nuestro podcast



Desde hace ya mucho tiempo  en México hemos sufrido de una grave crisis en los derechos humanos. La constante violación de los derechos fundamentales de los ciudadanos, se ha convertido en una constante en la vida pública del país. Uno de los sectores de la población que más han sido afectados durante los últimos años son los niños y niñas. El abuso físico, laboral, sexual, etc,  se ha convertido en la principal amenaza para todas las personas menores de 14 años.

De acuerdo con información de la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia de los sistemas estatales del DIF, entre 2013 y 2014 el número de denuncias sobre maltrato infantil pasaron de 32,652 a 39,516. De los casos registrados el año pasado, se pudo comprobar el abuso de menores en 27,675 de ellos. Los actos que más se presentan en contra de menores de edad son la omisión de cuidados, maltrato físico, maltrato emocional, abuso sexual, explotación laboral y explotación sexual comercial. Con excepción de la explotación laboral, todos los casos presentaron un alza con referencia a 2013. Los estados de la república que más casos de abusos de menores reportaron en 2014 fueron Aguascalientes, Coahuila, Chiapas, Chihuahua, Quintana Roo, Sinaloa y Yucatán.

Para tener una mejor referencia del maltrato infantil en México, Unicef también dio a conocer que en México, 6 de cada 10 niños sufren de algún tipo de maltrato. Esta falta de protección a los menores de edad ha potencializado la vulnerabilidad de este grupo durante la guerra contra las drogas. De 2006 a 2010 en México murieron más de 913 niños y niñas a manos del crimen organizado.


La explotación laboral infantil también es un asunto cotidiano en nuestro país. Según Unicef, en nuestro país existen alrededor de 1.1 millones de personas trabajando menores de 14 años. Esta es una violación constitucional si tomamos en cuenta que la carta magna establece que ningún niño o niña menor a los 14 años de edad puede trabajar. Este fenómeno suele darse más entre los niños que en las niñas y especialmente en zonas poco pobladas del país. Por lo tanto, los menores de edad que viven en zonas rurales de pocos habitantes tienen mayores probabilidades de trabajar que alguien en alguna comunidad urbana. Mientras que el 15.6% de los niños rurales trabajan, sólo el 8.6% de las personas entre 15 y 17 años lo hazan en zonas urbanas.

En términos de abuso sexual, violencia física y homicidios a menores de 14 años, México ocupa el primer lugar entre los miembros de la OCDE. De acuerdo con datos de esta organización, existen en nuestro país 4.5 millones de niñas y niños que han sido víctimas alguna vez de abuso sexual, de los cuales solo el 2% son denunciados de manera inmediata. La impunidad que impera en nuestro país en la realización de estos delitos ha generado que México también sea el primer lugar en difusión de pornografía infantil.  Con base en datos del CNDH, México produce el 60% de la pornografía infantil mundial. Este delito produce alrededor de $34 millones de dólares anuales en México según información del Departamento de Seguridad de los Estados Unidos.

La grave crisis de derechos humanos en México ha golpeado cruelmente a los menores de edad que viven en el país. Desde el maltrato físico hasta la creación de redes de pornografía infantil, el Estado mexicano ha demostrado su poca capacidad para proteger a las personas más indefensas de la sociedad.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

Sin daños por el sismo de hasta 5.8 grados en el DF

Siguiente

Radio Centro lo intentará de nuevo, quieren cadena de televisión

Sin comentarios

Deja un comentario