Trump será procesado por abuso de poder #IMPEACH


Escucha nuestro podcast



ACTUALIZACIÓN: Donald Trump es el tercer presidente en la historia de Estados Unidos en tener un proceso de impeachment. Los otros dos fueron Bill Clinton y Andrew Johnson, pero en ambos casos la cosa no pasó a mayores y  no perdieron el cargo durante la votación en el Senado.

Trump se une a un club exclusivo con lo de hoy

Contexto


El miércoles 18 de diciembre ha sido un día clave dentro del proceso del impeach de Trump, en algo que podríamos resumir como un juicio político promovido por los demócratas, en la antesala de las elecciones del 2020. Aunque es un tiro arriesgado y sin muchas probabilidades de salir como los azules desean, definitivamente le ha sacado canas verdes a la ex estrella de televisión de realidad.

Vox.com, el sitio progresista dedicado a los explicadores, así define el momento que está pasando Estados Unidos:

  • Este 18 de diciembre el balón está en la Cámara de Representantes (piensa en donde legislaba Frank Underwood durante la 1era temporada de House of Cards). Si el voto pasa como impeach, el asunto irá al Senado.
  • El impeach no le impide a Trump ser presidente ni ser reelegido. Claro, siempre y cuando no avance en el Senado.
  • Sí el Senado vota a favor, entonces Trump sería procesado penalmente. Obviamente saldría del puesto mientras es juzgado.

Viendo la velocidad en que llegamos al impeachment, los azules o aquellos entusiastas de derrocar al hombre naranja, las esperanzas de removerlo de la presidencia no necesariamente deben estar en este proceso. ¡No contengas la respiración por este tema!

¿Por qué sería procesado Trump? Por el asunto de Ucrania, que ni siquiera tiene que ver con negocios turbios sino que más bien es una extensión de lo sucedido en 2016: el republicano (o su gente) pidiendo/aceptando ayuda extranjera para ganar las elecciones.

Así lo cuenta El País:

_____

_____

La crisis ucrania combustionó de forma rápida. Un informante anónimo, empleado en el Gobierno norteamericano, denunció en verano que Trump estaba presionando al presidente ucranio, Volodímir Zelenski, bloqueando incluso ayudas militares comprometidas, para lograr que anunciase dos investigaciones que le beneficiarían electoralmente en las presidenciales de 2020.

En concreto, Trump reclamaba pesquisas sobre Joe Biden, precandidato demócrata, y el hijo de este, Hunter, que estuvo a sueldo de una empresa gasista en ese país cuando su padre era vicepresidente. También pedía que se indagara en relación a una teoría desacreditada según la cual hubo una campaña de injerencia lanzada desde Ucrania en las elecciones presidenciales en Estados Unidos de 2016 para favorecer a los demócratas. 

Aunque va para largo el embrollo, los demócratas tienen mayoría en la Cámara de Representantes y el sí es bastante probable. En el Senado la cosa es muy diferente (no hay mayoría azul) y podría estancarse el proceso. En redes sociales se percibe un mood acerca de lo teóricamente inútil del impeach y que más bien sería un malestar necesario para desacreditar al presidente gringo rumbo al 2020.

Más detalles sobre la votación en Vox 


Vídeo Recomendado



Previo

Laura Zuñiga Cáceres: Son las empresas las que están destruyendo al planeta

Siguiente

Greta Thunberg: Una de las figuras científicas más relevantes del 2019

Sin comentarios

Deja un comentario