La directora del Conacyt piensa las becas al extranjero son un gasto que nos podríamos ahorrar

Tal como escribíamos en Tercera Vía hace unos días, la 4T se forma desde los símbolos. Ya sea el presidente que viaja en avión comercial o el rechazo hacías las organizaciones de la sociedad civil por parte del ejecutivo federal, que se materializa en temas como la preferencia de otorgar recursos directamente a los padres en lugar en lugar de mantener la misma cantidad de apoyos directos hacía las estancias infantiles. ¿La razón de esto último? Un símbolo y la anécdota: algunas son corruptas e inflan números [dijo AMLO]. Pierden todas por igual. Y los menores, quienes no votan.

En esta misma lógica está la situación del Conacyt en tiempos guindas, ya que como publicamos el domingo pasado, la directora María Elena Álvarez-Buylla está en una especie de gira de prensa donde es entendible que a ton sólo dos meses de tomar el cargo no haya algo que presumir pero su agenda mediática se basa en descalificar a su antecesor (Enrique Cabrero) por supuestos excesos y opulencia (hasta usó la palabra élite) y al régimen anterior, que en más de una ocasión ha tildado de neoliberal. Va contra los símbolos.

Dejando de lado la pequeña polémica por la credencial de su subdirector de comunicación social. Álvarez-Buylla ahora fue la comidilla tuitera debido a declaraciones desafortunadas en una entrevista con Ana Francisca Vega (publicada no en un formato periodístico de El Universal, sino en su columna habitual9 de la que seguro ahora mismo se arrepiente.

Hay pistas para dar este juicio. La cosa está así: Horas después de la charla de la periodista y la funcionaria, el encargado de comunicación que estuvo presente en la sesión mensajeó a Vega para señalarle que sí habrá nuevas convocatorias de becas Conacyt para el extranjero. La urgencia fue por esta frase, que no por lo a aclaración dejó de ser explotada por los expertos en redes sociales de El Universal:

“Hay becarios que podrían estar formándose mejor acá y constándole al erario público mucho menos”

Junto a esta otra.

“Estamos decidiendo, de hecho, si va a haber nueva convocatoria para becas al extranjero”

El resto de la charla, que siendo justos tiene buenos puntos para el análisis o debate, queda opacada por ese momento que aterroriza a una parte pequeña pero vocal de la academia mexicana. El tema, por supuesto, no es blanco y negro ya que hay argumentos a favor y en contra del gasto que conlleva mandar a cientos de jóvenes mexicanos al extranjero para estudiar. De eso escribimos hace algún tiempo, con una no tan sútil crítica al turimo académico y es que basta con googlear ‘beca conacyt’ para ver un puñado de blogs que hablan del asunto como si fuera irse de viaje de placer.

Recortar las becas Conacyt tal vez sea hipotecar el futuro de México

Al final del texto de Ana Francisca Vega, la científica deja claro que está en contra de intermediarios y su financiamiento y es coherente con la visión centralista de la 4T en cuanto a control del recurso. En cuanto a cómo ve el futuro de la institución en México, mencionó lugares comunes como “países escandinavos” o un periódico que nunca específico en la historia de Brasil. Todo en busca de su frase recurrente, la “soberanía científica”, con lo que se vuelve al tema de becas ya que ella considera que con dinero mexicano se forman jóvenes profesionales que más bien son aprovechados en el extranjero. Su lógica es la de una especie de sacrificio personal para el bien colectivo de la nación.

Otra joya es el (una vez más) simbolismo de la ubicación  de su oficina  en un piso alto (el 7mo) y los planes, a futuro y sin fecha concreta, de bajarse.  Tema aparte es que se involucra personalmente en el diseño del menú de la institución:

La directora general de Conacyt, María Elena Álvarez-Buylla, está haciendo personalmente los menús que, espera, se servirán pronto en el nuevo restaurante “Las Milpas” que dará servicio a los trabajadores del Consejo. “Me gusta mucho cocinar”, dice desde la que todavía es su oficina en el piso 7 del edificio que renta la institución.

Posdata


Vídeo Recomendado

Previo

La cultura bajo extorsión en el Centro Histórico: La Bota agredida por delincuentes

Siguiente

La música extraña activa el centro del placer en nuestros cerebros

5 comentarios

  1. Avatar
    Roberto bernal
    13/02/2019 at 10:08 — Responder

    No puede ser….yo apoyo a AMLO, pero esto no puede ser!!

  2. […] La directora del Conacyt piensa las becas al extranjero son un gasto que nos podríamos ahorrar […]

  3. Avatar

    Esto es mentira, son muy irresponsables al tratar de desinformar a la sociedad y eso se les va a revertir. Los ciudadanos no somos tontos como ustedes.

  4. Avatar
    César
    19/02/2019 at 07:11 — Responder

    Ay, señores. No me referiré a las becas (que es una de las mayores tonterías que hayan propuesto), sino a este artículo.

    Pocas veces había leído un texto tan mal escrito. No digamos en un medio impreso, en internet mismo. Tengan más seriedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *