3 consejos básicos para detectar noticias falsas en redes

Desde hace un tiempo que he visto a las mejores mentes de mi generación –y contactos de Facebook– caer en las más burdas estafas de información.

Detecto dos clases de farsas: los virus (malware) y los hoax.

La primera clase parece ser la más fácil de combatir con sentido común. Ves un título seductor que acapara toda tu atención junto con un sospechoso link o video. Pueden ser las fotos filtradas de Angelina Jolie toples en Acapulco, los 2 trucos para bajar 10 kilos en una semana,  un “INCREÍBLE, salta desde el sexto piso de un edificio y sale sin un rasguño” o hasta los perritos más adorables del mundo. ¡No lo abras!.



El malware (software malicioso) lo único que quiere es dañar tu equipo o robar tu información y la de tus contactos. A su vez intentará usarte como gancho para intentar engañar a otros de tus ingenuos amigos de facebook. Si tu tío acaba de compartir ese video de “Los cacharon en la movida” junto con un comentario que dice: “HERMOSO”, no comentas el mismo error.

Por otro lado los hoax (noticias falsas) representan una amenaza maliciosa. Lo peor y lo más importante es que son una fuente de desinformación viral. En su editorial del 19 de noviembre el New York Times destacó el hecho de que ya no son noticias que se quedan entre aquellas personas que gustan de las teorías de conspiración, sino que impactan hasta a personajes públicos que no se molestan en verificar la información y terminan compartiéndola a miles de personas más. Según esta misma editorial, la difusión de noticias falsas en Facebook ha contribuido a la violencia étnica e influido en las elecciones en países como Indonesia y Filipinas; y a su vez han esparcido información errónea sobre el referéndum para el acuerdo de paz en Colombia y sobre el Ébola en África Occidental.

Según un reporte elaborado por BuzzFeed News, durante los últimos tres meses de la campaña presidencial en Estados Unidos, las 20 noticias falsas más importantes en Facebook generaron más participación, fueron compartidas, recibieron más “me gustas” y comentarios, que las 20 historias principales de sitios web de noticias reales.

Preocupante, ¿no?. Seamos realistas, ¿cuántas veces has compartido un artículo que no leíste simplemente porque el titular te pareció llamativo?. Puede ser que querías “guardarlo” para después, que quisiste parecer interesante o que quizá quieras compartir algún tipo de información –que tu ya conoces– con el resto de tus contactos. Todas las razones son validas, pero para no convertirnos en cómplices de la desinformación te compartimos tres consejos básicos:

1. Conoce tus fuentes

Quien en 2016 siga sosteniendo que el periodismo “objetivo” existe, es porque no sabe de lo que está hablando. Es evidente que cada medio tiene su propia linea editorial y esta marca el ángulo y el tipo de noticias que se difunden en cada sitio. Si su postura no es explicita, su editorial o las noticias más destacadas de la página te darán algunas pistas.

La mayoría de sitios web generan ingresos a través de publicidad. Por lo tanto su sitio será más redituables en la medida en la que generen más visitas. Hay quienes favorecen el tráfico de la página sobre la veracidad de la información y es ahí cuando comienzan los problemas. Si “un estudio científico afirma” o “un experto explica” de manera anónima la veracidad de un hecho, no te confíes mucho.

_____

_____

Si las fuentes que cita tu sitio predilecto de información son poco creíbles, duda de la veracidad de sus notas. Lo sentimos, pero en entrevista exclusiva para Tercera Vía, Barack Obama aseguró que esos sitios sólo te quieren chamaquear.

15151426_10154307344724545_1002880431_n-1

 

 

2. Aprende a discriminar la información

Guíate por tu instinto y recuerda que a veces las cosas son demasiado buenas para ser ciertas y que aunque, por lo general, siempre esperamos lo peor de las personas, tampoco podemos creer todo lo que vemos en Facebook.

Sí, vivimos en México y la bizarra realidad nos supera, pero ¿qué probabilidades hay de que la Organización de las Naciones Unidas declare a Andrés Manuel López Obrador como el próximo presidente de México?.

15207888_10154307752769545_1434086758_n

Si la información te resulta absurda, googlealo. Si no reconoces a un medio informativo de tu confianza que haya dado seguimiento a la nota, descarta la información. Cuando veas declaraciones de personajes públicos que te resulten polémicas revisa si en la nota vienen pruebas como un video, un audio o una cita del comunicado de donde proviene. ¿Cuándo lo dijo?, ¿a quién?, ¿por qué?.

Aunque sí, lo sentimos, nunca podrás estar 100% segure. Hasta los sitios más “serios” han replicado notas del deforma, como ciertas.

3. La ironía existe

Sí, también existen sitios como El Deforma o The Onion que juegan con este mundo extraño en el que nos tocó vivir y EXPLICITAMENTE redactan notas falsas para hacerte reír.


A veces el internet puede ser abrumador, pero aprender a diferenciar información falsa de la real es vital. Sí, algoritmos y una discriminación de contenidos que rosa la censura pueden ser parte de la solución de Facebook y Google, pero ¿por qué no podemos intentar difundir la sagrada palabra de la alfabetización digital primero?.

Ahora un experimento… ¿Verdadero o falso?

15153051_10154307761694545_1526785897_o

 

Previo

Menos de lo mismo

Siguiente

Presupuesto 2017: una crónica de recortes y más recortes

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *