Varios reclaman libertad de expresión

Luego del amplio y documentado informe de la organización Artículo 19 acerca de las restricciones a la libertad de expresión que tituló Miedo (medios, impunidad, estado, democracia, opacidad) y que está contenido en un bello libro de 200 páginas, la conocida periodista, Carmen Aristegui, fue invitada por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) a Washington y explicó las censuras existentes y las deficiencias que hay en México para ejercer la libertad de expresión. En boxeo diríamos que EPN recibió el uno- dos.

Pero la cosa no paró ahí. En Punta Cana, República Dominicana, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), coincidió, a su manera, con lo expresado por Artículo 19 y Carmen, en el sentido que hay una situación no sólo de violencia a los medios y periodistas en México, sino que la justicia para los ofendidos y reprimidos está ausente.

En síntesis, tres de tres.

Y para agregarle sal a la herida, en un monitoreo cotidiano de la Casa de los Periodistas, nos enteramos que hay agresiones varias a diferentes tecleadores en una jornada. El 12 de abril hubo 7 embestidas contra reporteros y dos molestias por la labor que realizan los profesionales de la letra, una de un funcionario y otra de un militar.

En el encuentro de la SIP se expresó que aumenta la violencia en Latinoamérica contra las mujeres. Además que en los últimos tiempos han ultimado a 12 informadores, de ellos 4 en México y la misma cantidad en Brasil.

Hay un clima en el continente aludido, donde sobresalen los homicidios, la impunidad, las amenazas, la represión, las restricciones, el control de las redes sociales, las presiones a los medios y sus periodistas por parte de los gobiernos, los políticos y los narcos. Se debe evitar, señalaron los asistentes, la concentración de medios, sobre todo en radio y televisión, ya que afecta la libertad de expresión. Y puntualizaron: en México cada 22 horas es agredido un periodista, en lo que coinciden con Artículo 19.

La mayoría de las agresiones no son reportadas por temor; siendo los culpables de las mismas básicamente funcionarios públicos.

De 2000 a 2016 han liquidado en nuestro país a 109 reporteros y 20 están desaparecidos.

_____

_____

Carmen Aristegui inició su intervención alegóricamente: “Había una vez una Casa Blanca”, aunque el saberse esto “trajo la censura”. Lo que muestra la falta de libertad existente. Recordó la Declaración de Medellín, en la cual 101 tundemáquinas se solidarizaron con ella, sus trabajos y censuraron al gobierno. Pidió herramientas judiciales y jurídicas para los reporteros en caso de censura, e invitó al secretario de la libertad de expresión de la CIDH, Edison Lanza, que venga a nuestro país.

Evocó que no hay peor censura que el asesinato, algo muy frecuente e impune en el país que firma convenios en pro de los derechos humanos y la libertad en todas sus formas.

Alertó, Carmen, de algo trágico: la mayoría de los concesionarios audiovisuales se someten al poder político y avalan la censura. Exigió rechazar el control editorial en cualquiera de sus formas.

En un monitoreo diario que realiza la Casa de los Periodistas, encontramos que todos los días existe el ataque a un compañero, amenazas contra un medio por algún poderoso y, sobre todo, agresiones a las mujeres, quienes en los últimos años han sido pieza clave para denunciar las diferentes anomalías que vivimos.

Edison Lanza dijo que el segundo semestre de este año tenía programado visitar este dolorido país, aunque ya sabemos que le pueden negar la invitación como hicieron con Juan Méndez, el relator de la tortura. Y la SIP anunció que del 13 al 17 de octubre próximos efectuarán en tierra azteca el siguiente encuentro de su comisión ejecutiva.

Mientras esas fechas llegan, la represión en todas sus formas continúa presente y, lo más grave, van ahondándose. No obstante lo que digan las inoperantes oficinas supuestamente de defensa periodística de la PGR, la Secretaría de Gobernación, las del poder judicial y hasta las que denuncian algunos casos terribles, como las comisiones de derechos humanos.

Panorama negro el que vive el periodismo mexicano.

[email protected]

@jamelendez44


Vídeo Recomendado



Previo

Jueves de plumas ligeras

Siguiente

¿Qué está pasando en Michoacán?

Sin comentarios

Deja un comentario