Legisladores Morena impulsaron las nuevas tiendas de raya: legislando contra el trabajador

En redes sociales está circulando una frase peculiar: las nuevas tiendas de raya mexicanas. Se trata de un polémico dictamen impulsado por legisladores de Morena para aprobar la denominada “cobranza delegada”.

Se trata de una medida de las Sociedad Financieras de Objeto Múltiple (Sofom) para dar créditos, con tasas abusivas bajo el argumento de que sólo así pueden tener la seguridad de que se les pague, y que sea legal que los trabajadores mexicanos acepten términos donde su patrón está obligado a priorizar el pago a dichas instituciones.

Hoy fue aprobada en la Cámara de Diputados por Morena:

_____

_____

Leemos más en La Jornada sobre la propuesta, emanada de la bancada de Morena y que beneficiaría a un grupo de bancos para garantizar su cobranza con intereses usureros:

Presentada como medida para regular el crédito de nómina, la reforma para incluir en el sistema financiero la figura de “cobranza delegada” beneficiará principalmente a cinco bancos, que tendrán garantizado el cobro de préstamos a trabajadores, en un mercado anual de 252 mil 900 millones de pesos.

En febrero del año pasado, el Senado aprobó la reforma a partir de una iniciativa de los senadores Miguel Ángel Navarro (actual gobernador de Nayarit) y Pedro Haces. Aun cuando el 29 de abril de 2021 ya había un dictamen de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, no pudo aprobarse en el pleno porque la redacción afectaba aún más a los trabajadores.

En el debate, voceros de grupos afines a las bancas y cobradoras exponen que es necesario para tener certeza. Leemos en Forbes:

En su análisis, la AMDEN (Asociación Mexicana de Empresas de Nómina) consideró que el mercado de este tipo de créditos carece de normatividad específica que incida en las operaciones del mismo, lo que se traduce en abusos y sobreendeudamiento en detrimento de los trabajadores, quienes tienen que acudir a fuentes de financiamiento distintas a las del sector bancario, con altos índices de mora y falta de pago, esto debido a la falta de entero de las personas empleadoras a las personas acreditantes, de los pagos dispuestos por parte de la persona acreditada.

El mejor análisis lo encontramos con Viri Ríos en El País: Morena prácticamente estaría instaurando las tiendas de raya  de nuevo, en el mero ánimo de Porfirio Díaz. Dice su columna:

Las Sofom son un abuso. La falta de competencia y de regulación adecuada las ha convertido en instituciones opacas con ganancias extranormales. Llegan a cobrar interés del 92% por un crédito de nómina de 20.000 pesos y de 109% por uno personal. Esto es mucho más que los bancos donde las tasas máximas son de 45% y 76%, respectivamente.

El mercado de crédito al consumo mexicano tiene muy poca competencia y por tanto, asegura ganancias extranormales sin que las instituciones financieras tengan que esforzarse por atraer nuevos clientes.

Existe una disparidad de poder en favor de las instituciones de crédito y en detrimento del acreedor. La aprobación del dictamen no cambiaría esto, solo ensancharía la disparidad aún más pues permitirá que las instituciones de crédito ganen certeza sobre sus ingresos, a costa de que el trabajador pierda el derecho a usar los que él se gana.

De fondo, además del interés de los bancos y prestadores de créditos, tanto La Jornada como Ríos apuntan que Pedro Haces (líder sindical y legislador de Morena) está a la cabeza de un grupo de sindicalistas que obtienen comisiones y ganancias (si no es que ellos mismos son los usureros) justo de garantizar dichos cobros.

Es así como los diputados de Morena le hacen la tarea, no a sus votantes que tanto juran defender en spots televisivos y redes sociales, sino a intermediarios, cobradores y bancos que ya tenían todas las de ganar en este México Manchado.


Vídeo Recomendado




Previo

Una amenaza a la percepción de felicidad de los mexicanos: el repunte en inseguridad

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario