Los Pandora Papers y México: por dónde comenzar

De manera conjunta, y al estilo de los Panama Papers o las operaciones periodísticas que revelaron el uso del software Pegasus para espiar periodistas y activistas, hoy decenas de medios publican las revelaciones (correspondientes a cada región) de los Pandora Papers: filtraciones sobre las riquezas ocultas y tax-free de los millonarios y poderosos del mundo.

Coordinados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, los Pandora Papers son definidos así:

Millones de documentos filtrados, que dieron pie a la mayor colaboración periodística en la historia, revelan los secretos financieros de 35 jefes y exjefes de Estado, más de 330 funcionarios en más de 91 países y territorios, así como un abanico global de fugitivos, estafadores y asesinos.


Puedes conocer más del contexto en el texto de presentación compartido en los mencionados medios, como es el caso del buró mexicano Quinto Elemento Lab. Y en relación a las revelaciones relevantes para el público mexicano, hay dos sopas.

Primero está la exclusiva de El País, quienes han preferido llamarle Los Papeles de Pandora. Los artículos firmados por Elías Camhaji, Georgina Zerega y Zorayda Gallegos hablan acerca de la riqueza oculta de los mexicanos más poderosos:

Entre los más de 3.000 mexicanos que figuran en los Papeles de Pandora, están los nombres de Julio Scherer, exconsejero jurídico de la Presidencia; Jorge Arganis Díaz Leal, secretario de Comunicaciones y Transportes; el senador Armando Guadiana, y Julia Abdala, pareja de Manuel Bartlett, titular de la Comisión Federal de Electricidad.

El alcance de los documentos es amplio e incluye también a antiguos aliados del expresidente Enrique Peña Nieto, celebridades y multimillonarios como Germán Larrea y María Asunción Aramburuzabala.

El mencionado Bartlett ha sido objeto de varios escándalos por su fortuna inmobiliaria y la participación de su hijo en empresas con prácticas abusivas contra el sector salud, con auspicio de aquellos que aceptaron su contratación desde el gobierno federal.

_____

_____

Julio Scherer acaba de salir del gobierno federal, donde era el Consejero Jurídico y llama la atención que incluso la revista de su propiedad, Proceso, tiene la ética profesional de incluirlo en los involucrarlos en su propia versión de los Pandora Papers, firmados por

Respecto al Scherer Ibarra, hijo del legendario periodista fundador de Proceso, así sumariza El País su participación en paraísos fiscales offshore:

Julio Scherer Ibarra, el consejero jurídico de Andrés Manuel López Obrador que renunció el pasado 2 de septiembre, era en 2017 el único propietario de una compañía radicada en las Islas Vírgenes Británicas bajo el nombre de 3202 Turn Ltd.

La entidad, según el registro del despacho financiero Trident, tenía activos valorados en dos millones de dólares procedentes de su trabajo como abogado privado. Las acciones de la sociedad las había recibido en 2011 de manos de una familia de empresarios de México que estaban entre sus principales clientes. De acuerdo a los documentos a los que ha tenido acceso esta investigación (registros de accionistas, actas constitutivas, bases de datos, entre otros) esa compañía offshore posee el 100% de las acciones de una empresa de responsabilidad limitada en Florida, un tipo de estructura financiera conocida como LLC.

Mientras tanto, el artículo de Proceso (desde los mismos documentos) mantiene la misma versión a pesar de perjudicar al dueño de la revista:

Antes de incorporarse al gobierno, el ahora exconsejero Jurídico del Ejecutivo Federal, Julio Scherer Ibarra, “hermano” de López Obrador –dixit el mandatario– oficiaba como abogado. En ese tiempo, Scherer utilizó el sistema offshore para controlar un departamento en Miami: en marzo de 2011, recibió las 50 mil acciones de una sociedad offshore de las Islas Vírgenes Británicas (BVI), llamada 3202 Turn On Ltd, la cual controlaba una sociedad de papel de Florida –3202 Turn LLC–, que a su vez era propietaria de la unidad de un condominio ubicado en la Collins Avenue de Miami, valuado actualmente en 1.5 millones de dólares.

Además de centrarse en aliados del presidente López Obrador, los Pandora Papers también involucran reportes sobre cómo evadirían impuestos los multimillonarios de México, como Germán Larrea de Grupo México, y María Asunción Aramburuzabala Larregui (heredera de Grupo Modelo que eventualmente vendió su participación a un consorcio extranjero).

 

Otro foco de atención son los aliados del ex presidente Peña Nieto, incluso desde sus orígenes como gobernador del Estado de México. Citamos de Proceso:

Entre esos personajes destacan empresarios que le hicieron favores, como Juan Armando Hinojosa Cantú y Ricardo Pierdant Grunstein; contratistas vinculados al PRI, como Carlos Peralta Quintero, o integrantes del Grupo Atlacomulco, como su primo Alfredo del Mazo, el actual gobernador del Estado de México, y los hijos de su mentor, el también exgobernador Arturo Montiel Rojas.

De igual manera figuran integrantes de su gabinete o familiares, como Enrique Martínez y Martínez –su titular de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación (Sagarpa)–, el hijo de su exprocurador Jesús Murillo Karam, así como dos hermanos de Alberto Bazbaz Sacal, su poderoso titular de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y del Centro de Inteligencia y Seguridad Nacional (Cisen).

Pero también existen familiares de su entonces aliado del Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Jesús Sesma Suárez.

Posdata

Leemos en el texto de El País algo interesante: el 18 de agosto de 2020 el presidente López Obrador reprobó a los países que permiten paraísos fiscales y calificó de saqueadores a quienes hacen uso de estos.

A continuación el clip marcado en el momento exacto (1:32:50) cuando comienza su disertación.


Vídeo Recomendado



Previo

Un letrero de “Se busca”

Siguiente

Estás en la historia más nueva

Sin comentarios

Deja un comentario