El puto amo: Messi 


Escucha nuestro podcast



Táctico

En alguna ocasión Pep Guardiola entró a una sala de prensa y dijo que Jose Mourinho era el puto amo de la sala porque Mou lo habia criticado previamente. Seguramente, con la polémica de estos días, en aquel mismo tono molesto, Pep Guardiola se habrá tomado alguna bebida y pensado que Lionel Messi es el puto amo en la historia del futbol. 

Hoy Messi ha decidido no seguir en el Barcelona, porque uno no está donde no quiere estar y eso se le aplaude a Messi; cuántos de nosotros duramos años en lugares donde no queremos estar, ya no está cómodo en el lugar que fue feliz y quizá lleva mucho tiempo intentando estar cómodo y no lo logra, quizá desde que murió Vilanova o desde la derrota en Anfield, no lo sabemos. 


Los aficionados al club estamos tristes y consternados por la decisión de Messi de no seguir, los críticos más severos de Lionel afirman que este se ha puesto por delante del club; eso no es más que una absoluta mentira y un lugar fácil, como todas esas críticas a Messi, desproporcionadas; como afirma Enrique Toussaint, analista y blaugrana de corazón, no conozco a nadie más blaugrana que él, Messi nunca se ha puesto por encima del Club, ni hoy, Messi siempre dio la cara y aguantó todo el periodo que ha durado la peor directiva en la historia del Club, teniendo el mayor presupuesto de su historia y a Lionel Messi en su máximo exponencial no pudieron diseñar un equipo ganador. Messi siempre puso al club; no hay quizá alguien en la plantilla hoy que ame más al Barcelona que Messi y para muestra un dato, Messi es el tercer jugador con más tiempo en un solo club de las ligas importantes, solo por debajo del portero de la selección rusa y de un jugador en Escocia. O si el motivo de Messi, fuera una estrategia de presión para provocar la dimisión de la directiva, estaría haciendo más por el club que cualquiera, estaría poniendo su carrera de por medio para salvar al club. Porque al final, también habrá que entender que el Barcelona es uno de los clubes más politizados y que su influencia va más allá del futbol, por eso es Más que un club. 

Debe ser muy criticable que teniendo a un Messi con un alto potencial la directiva se haya dedicado a desaprovechar el talento de Lionel, a pesar de que rescató algunos títulos, desde la salida de Vilanova solo hubo renuncias a la mística culé: malos fichajes, fichajes al estilo galáctico del archirrival, olvido de la cantera y entrenadores que solo servían como espejismo para ocultar la profunda crisis que venía. Si hoy hay crisis en Barcelona es por la directiva no por Messi, si hoy se va Messi, es como dice Barak Fever, porque el Barcelona le quedó chico a Messi y lo peor de todo, lo que más vergüenza dará es que a su salida, le quedará aún más chico. No habrá el tributo que merece. 

Son virales las imágenes de la despedida de Totti de la Roma, Messi no tendrá eso, porque la directiva ha decidido tomar la afrenta de Messi como un capricho e incluso, según los reportes, plantean llevar la decisión a tribunales; así ha llegado el nivel de trato al mejor exponente del juego de la historia, para eso no hay refutación, basta ver una serie de videos del Barcelona de Guardiola, no hay ningún equipo en la historia del futbol y ningún jugador que gane títulos con tanta autoridad, como afirma Toussaint, basta ver el documental Take the ball pass the ball, y escuchar los testimonios de los jugadores del Manchester United en la final de la Champions para entender el dominio del juego del Barcelona; no hay equipo ni jugador que haya dominado tanto el juego; sí, luego vino el Madrid de Zidane que ganó 4 Champions, pero ninguna ganada con el dominio, autoridad y belleza con la que las ganó el Barcelona.

Una de las claves importantes para entender el legado de Lionel es relacionar al futbol con la belleza, este como todos los deportes, a final de cuentas son una expresión de la belleza en la humanidad y Messi en esa fórmula es el componente que la hace exponenciar, Messi le dio otra dimensión a la belleza del futbol, no solamente por sus trazos en la cancha sino que su historia de vida y su resiliencia aplicada desde las canchas del Newells hasta la Masía, son parte de la belleza que lo rodea: no hay otro argumento que derrumbe mi personal visión sobre Messi, es el jugador que ha elevado el nivel de belleza del juego a otra dimensión.

Messi no ha ganado un mundial, ese torneo tan sobrevalorado en su carrera, parece que ganarlo es lo único que le falta para ser el mejor del mundo; en esa idea yo entendería que por ganar un mundial Cannavaro o Materrazzi son de lo mejor de la historia. Un torneo de 7 partidos no refleja quién es el mejor jugador de la historia, refleja quién tiene mejor gestión de juego y aun así Messi estuvo a dos centímetros de ser campeón del mundo, tampoco nadie recuerda que echarse al hombro a una selección con poca gestión como la Argentina de 2014, llevarla a la final y hacer todo para que Higuaín metiera un gol era una gesta heróica; pero muchos dijeron cuando renunció al seleccionado que se ponía a él por encima de los demás; Messi se puso abajo de todo el grupo y jugadores para cargarlos y aun así es un pecho frío. 

_____

_____

Messi el pecho frío no es aquel que sacó los partidos más difíciles del Barcelona de Guardiola o que desafió a la gravedad anotando de cabeza a uno de los porteros más altos de la historia en una final de Champions, Messi el pecho frío, para sus críticos, es aquel que no pudo evitar las derrotas estrepitosas y que no apareció cuando su equipo lo necesitaba, si ser pecho frío es correr hasta el último minuto y ser la cara de la derrota de tu club una y otra vez, frente a las máximas humillaciones de la historia, yo quisiera tener el valor de poner la cara ante la derrota, de un “pecho frío”como Messi.

En algún momento pude estar de acuerdo que era una fortuna disfrutar de dos futbolistas de la calidad de Cristiano y de Lionel en la misma generación, pero esa idea es injusta para Messi, ante la salida de Lionel del Barcelona, cualquiera que le guste el futbol sabe que no hay una comparación justa, que las reflexiones y reacciones que provoca Messi están por encima de cualquier reacción que haya provocado cualquier otro en la historia, quizá Maradona, pero sabemos que la derrota de Diego no está en la cancha. Messi ocupa un lugar único en la historia del futbol; le quedan tres años de un buen nivel futbolístico, a donde vaya y si los azares del destino lo hacen quedarse en Barcelona con una nueva directiva, hasta eso demostraría que en cualquier escenario, en cualquier obra de arte futbolística, Messi es el puto amo. 

3 podcast para sollozar como culé:

https://open.spotify.com/episode/1DtUn3AekTpT2CZvFktNfA 

https://open.spotify.com/episode/3PjURjOOJAR8gUqod2UIHz

https://open.spotify.com/episode/6QIQqNehxah0MqRoPK31iT 

 


Vídeo Recomendado



Previo

Joven mexiquense exhibe la impunidad machista: su ex pareja la sigue amenazando al mes de dar a luz

Siguiente

LeBron James pide suspender la NBA por racismo

Sin comentarios

Deja un comentario