Cuando el pésimo tuit de un funcionario logró motivar un cambio: ¿Qué pasó con los triciclos de la Miguel Hidalgo?


Escucha nuestro podcast



En Twitter existe un concepto entre los usuarios llamado el ratio. La proporción.

Cuando un tuit logra más corazones que retuits o respuestas, está dentro de lo normal. Dio risa, es interesante, vale la pena guardarlo y hasta ahí. “Gustó”, podríamos decir. Si tiene una cantidad similar de respuestas y corazones, es algo todavía mejor ya que incentivó a la comunidad a participar. Explotó viralmente.

Pero, si tiene más respuestas que el famoso Corazón o “Me gusta”, quiere decir que algo no estuvo tan bien. El mensaje en cuestión habría logrado que bastantes se activaran para responder, pero sin validarlo con un me gusta o un retuit plano. Hay un punto gris, que es el retuit cuitado, mismo que en Twitter ven como una revolución dentro de la plataforma ya que ha permitido la explosión viral de algunos creadores gracias al feed algorítimo pero también es una herramienta para trollear al citar una estupidez.


Un claro ejemplo del ratio fue lo que pasó con este tuit de Hegel Cortés, Director General de Gobierno y Asuntos Jurídicos de la alcaldía Miguel Hidalgo (CDMX):

En este momento (3 de la tarde del 17 de Agosto del 2020), tiene sólo 1 mil “Me gusta” contra 4,500 respuestas y 3,300 retuits citados. Es decir: a la audiencia no le agradó, y tienen mucho que opinar.

_____

_____

El tema de este mensaje del funcionario, es que está presumiendo como un logro lo siguiente:

  • Haber recogido (la alcaldía) más de 100 vehículos de venta ambulante, seguramente en la irregularidad administrativa (a diferencia de otros ambulantes).
  • Quitarle su modo de trabajo a decenas de personas (y familias).
  • Retirar una manera en que miles de chilangos sacian alguna necesidad como un almuerzo o desayuno barato y a la mano sobre la vía pública.

Volvemos al asunto del ratio. El tuit de Hegel Cortés fue MUY MAL recibido, si nos enfocamos a la regla del ratio. Es hasta lógico, resulta más sencillo darle cora que tomarse el tiempo de opinar, si fuera algo positivo lo que compartió, pero resultó tan irritante que miles se dieron el tiempo de escribir posturas contrarias.

E incluso se  disparó un debate sobre la validez de ser ambulante cuando es la única manera de sobrevivir (que se suma a los miles de mensajes negativos contra el servidor público).

Otros apuntaron problemas más grandes en la alcaldía:

Aunque también hubo voces intolerantes:

Conforme pasó el lunes, Jorge Álvarez Máynez (de Movimiento Ciudadano) acudió a las oficinas de la alcaldía para denunciar lo terrible de haber quitado a decenas de familias su modo de vida:

Al final, varios medios reportaron que la alcaldía reculó. Así lo cuenta Animal Político:

La alcaldía Miguel Hidalgo cambió de opinión y ya no destruirá 140 triciclos de vendedores ambulantes retirados de la vía pública. Se devolverán los que sean reclamados por sus propietarios, y los que no serán donados, informó Hegel Cortés, director General de Gobierno y Asuntos Jurídicos de de la alcaldía.

Las donaciones se harán a organizaciones que ya se pusieron en contacto con la alcaldía.

Aunque hubo pronta respuesta de la Miguel Hidalgo, la situación es menos que ideal, ya que incomodaron a bastantes vendedores, algunos señalaron que su mercancía se perdió al menos por dicho día, e incluso la alcaldía considera que algunos vehículos no serán reclamados. ¿Qué necesidad?

Un hecho que hubiera volado debajo del radar o del que nos hubiéramos enterado días después, levantó la indignación  en redes sociales y al final se logró que se devolvieran los triciclos (que más bien son tricargas).  Todo por el pésimo tuit de un funcionario capitalino.


Vídeo Recomendado



Previo

Chomsky se suma a lista de apoyo con los presos políticos mapuche en huelga de hambre

Siguiente

Indiferencia y racismo: La respuesta del gobierno de AMLO ante agresiones armadas en Aldama

3 comentarios

  1. […] Cuando el pésimo tuit de un funcionario logró motivar un cambio: ¿Qué pasó con los triciclos de… […]

  2. […] Cuando el pésimo tuit de un funcionario logró motivar un cambio: ¿Qué pasó con los triciclos de… […]

  3. […] Trejo Corona, F. (2020). Cuando el pésimo tuit de un funcionario logró motivar un cambio: ¿Qué pasó con los triciclos de la Miguel Hidalgo?. Tercera Vía. Recuperado el 19 de agosto de 2020, de https://terceravia.mx/2020/08/cuando-el-pesimo-tuit-de-un-funcionario-logro-motivar-un-cambio-que-pa… […]

Deja un comentario