La competencia que viene para PEMEX

ENI International; conformado por Pan America Energy LLCE&P Hidrocarburos & Servicios, y Fieldwood Energy, (esté último irá de la mano con Petrobal SAPI) son las empresas extranjeras que forman parte de la segunda licitación de la Ronda Uno, para realizar trabajos de exploración y explotación de crudo en suelo mexicano.

El día de ayer el sector petrolero sumó a cinco empresas privadas como parte de la segunda fase de licitación, con los contratos otorgados por medio la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH). Pemex, ahora deja de ser la única empresa petrolera en México, ya que a la fecha existen ocho firmas más que pueden buscar y explotar crudo o gas. En la opinión del comisionado presidente de la CNH, Juan Carlos Zepeda, calificó con “éxito y de muy buenas noticias” el resultado obtenido, ya que se logró colocar un 60% de los nueve campos agrupados en las cinco áreas contractuales, dicha inversión dejara una suma de 3 mil millones de dólares. “En verdad es de considerar, porque todo esto nos va a ayudar a ver producción nueva hacia 2018”.

Finalmente los campos colocados con sus respectivas áreas otorgadas quedaron de la siguiente manera:

  • La firma ENI International, ubicada en la provincia petrolera denominada Cuencas del Sureste en extensión de 67 kilómetros cuadrados (km2); tiene tres campos: Amoca, Miztón y Tecoalli. ( Contienen reservas probadas (2P) y probables del orden de 107 millones de barriles de aceite ligero y 69 mil millones de pies cúbicos de gas. Aportarán un volumen de producción de 35 mil barriles diarios en 2018.)
  • El campo Hokchi, que fue otorgada al consorcio de Pan American Energy LLC y E&P Hidrocarburos y Servicios, se ubica también en la provincia petrolera Cuencas del Sureste con una superficie de 40 km2.
  • El consorcio conformado por Fieldwood Energy LLC y Petrobal, cuyos dos campos, Ichalkil y Pokoch, cuentan con superficie de 58 km2, Tienen reservas 2P de 68 millones de barriles de aceite ligero y 92 mil millones de pies cúbicos de gas.

Zepeda, aseguró que los resultados de esta segunda licitación son “muy satisfactorios” porque se dan en un entorno complicado y es una señal de confianza como ganancia para el país.

Vía El Universal 

Previo

Río de Janeiro se queda sin Uber

Siguiente

La democracia no funciona

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *