El Futbol Inglés ha vuelto


Escucha nuestro podcast



La verdad es que nunca se fue, siempre estuvo ahí, como un oso hibernando, que en sus sueños de Liga Premiar albergaba a una promesa de delantero que nunca fue candidato a balón de oro por su indisciplina, su alcoholismo y su rebeldía: Wayne Rooney y siempre tuvo a un equipo romántico, enamorado de un estilo, con promesas que no han impulsado a una selección, como el Arsenal de Wenger y de Walcott.

Ahí estuvo la Liga Inglesa recibiendo a jugadores que anhelaban lo romántico del futbol y [mark]no la presión mediática de un futbol instagramero[/mark] como Alexis, Ozil o Pedro o donde las estrellas alternativas del futbol mundial emigraron como Hazard, De Bruyne o Pogba para mantener viva una Premier que fue secundada en los ratings.

Siempre estuvo ahí, en su Liga competitiva, donde fue campeón el Manchester City de la mano de los millones de euros, donde fue campeón el Chelsea, donde se retiró Ferguson, donde se perdió el Manchester United, donde el Chelsea tuvo una crisis y ocupó los últimos lugares, donde un equipo cenicienta como el Leicester ganó la Liga. ¿Quién en su sano juicio no sería fanático de una liga donde es campeón un equipo como el Leicester? Pues todos los aficionados futboleros carecieron de ese sentido común; y tienen razón, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo son los dos mejores jugadores del mundo: pero el futbol no es un deporte individual sino colectivo, un espectáculo, una expresión humana de belleza, de juego, de estrategia, de ajedrez, de precisión en los movimientos tácticos y de talento deportivo y administrativo.


¿Quién en su sano juicio no sería fanático de una liga donde es campeón un equipo como el Leicester?

Eso estuvo en España, con el Madrid de Mourinho y con el Barcelona de Guardiola, que en herencia vivieron de ese estilo, de ese juego, algunos años más; hoy parece que la liga inglesa volvió por el reinado de la Liga más atractiva del mundo. Y no fue gracias a los millones de euros, a las estrellas que ahí habitan, sino a la esencia del futbol, a la estética del juego, a la precisión de la táctica, al ajedrez futbolístico, al talento deportivo y administrativo desde la banca.

Pochettino, heredero de Marcelo Bielsa le imprimió su sello juvenil, atrevido, talentoso y valiente al Tottenham de la mano de Kane, que compite con dignidad e incluso en algunos momentos con un nivel superior al Real Madrid en el Santiago Bernabéu.

Conte, italiano, autor de la hegemonía de la Juventus, alineó los astros para poner a jugar a Hazard y al centro delantero más prometedor del orbe: Álvaro Morata protegido por el mejor portero del mundo: Courtoais.

_____

_____

José Mourinho, con los fantásticos de Manchester busca regresar al equipo Red a los máximos niveles de competencia y reconocimiento. Tiene al centrocampista talentoso con más futuro del futbol: Paul Pogba.

Klopp, alemán, loco, apasionado, paradigmático, rebelde del futbol, ícono de una generación alemana, conduce al Liverpool por la verticalidad y el talento de Coutinho y la precisión del talento joven.

Arsene Wenger, el francés, eterno entrenador del Arsenal conduce una alineación de futbolistas prometedores que con Lacazette buscan consolidarse y competir por algún lugar de Champions.

Josep Guardiola ha llevado el guardiolismo a Manchester, con Jesús, Zané, Bernardo Silva, Sterling, Gundogan y con solo dos delanteros natos registrados en la plantilla, llevaron el barcelonismo a Inglaterra.

No solo la Liga Inglesa vuelve a estar en los lugares protagonistas, sino que rompió con el mito de que gracias a la gran presencia de extranjeros, su selección no es exitosa al cultivar una generación prometedora de futbolistas ingleses que han competido a gran nivel en divisiones menores:

  • Campeones mundiales sub 20.
  • Campeón de la Eurocopa sub 19
  • Torneo Esperanzas de Toulon sub 18
  • La selección sub 17 apunta a ser protagonista en el mundial de la especialidad.

[mark]Estos éxitos rompen con el paradigma de que una liga plagada de extranjeros está destinada al fracaso en sus selecciones nacionales,[/mark] aunque a selección inglesa estuvo en una gran crisis esta generación de jugadores parece haber dejado atrás ese estigma.

Para muestra un botón

Quizá falte algunos años para que eso se consolide en la selección mayor, sin embargo aumentar el nivel de competencia, tener al mejor futbol en tu liga y un buen trabajo en fuerzas básicas, alimentará al futbol inglés para que vuelva a presumir que es cuna del futbol.

 


Vídeo Recomendado



Previo

Estrenan versión de 'Esperando a Godot' en el Centro Cultural del Bosque

Siguiente

El cuerpo como instrumento de liberación y poder, en el museo de Arte Moderno

Sin comentarios

Deja un comentario