Abre la tercera escuela de parteras del país en Oaxaca

Fue en los años 80 cuando algunas parteras tradicionales de edad avanzada provenientes de áreas rurales de la región central de México se acercaron a la asociación civil CASA para recibir capacitaciones sobre planificación familiar.

A su vez, estas parteras también comenzaron a indagar más sobre este conocimiento y a compartirlo con mujeres más jóvenes, entre ellas sus propias hijas, quienes no tenían experiencia en esta área. Fue así como se conformó un programa de capacitación para parteras tradicionales a lo largo de tres años y que en 1994, a petición de dichas parteras tradicionales, CASA abrió las puertas de un hospital de maternidad y clínica familiar para el público en general, concebido como una alternativa culturalmente apropiada, que se enfocaba en la calidad de atención y en el parto humanizado.  Este hospital-escuela está acreditado por la Secretaría de Educación de Guanajuato y cuenta hasta el momento con 110 egresadas.

Hasta la fecha más de 10,000 mujeres han dado a luz en este hospital, que a su vez sirve como una institución de enseñanza para las estudiantes matriculadas en la Escuela de Parteras Profesional.

El programa de estudios de partería de CASA dura tres años y está abierto a toda mujer que haya terminado, al menos, nueve años de educación formal (la educación secundaria), y da preferencia a jóvenes de áreas rurales, mujeres indígenas, y mujeres que tienen parentesco a parteras tradicionales.

Posteriormente escuelas como esta comenzaron a desarrollarse en regiones como la Mixtecapa, en el municipio de San Luis Acatlán, ubicado en la región Costa Chica de Guerrero donde se encuentra la Escuela de Parteras Profesionales del Estado. Aquí estas parteras también hacen controles prenatales, de postparto y exámenes de papanicolaou.

Ahora será Oaxaca el estado que iniciará actividades académicas en la Escuela Profesional de Parteras, que dará prioridad al rescate del parto vertical o humanizado, es decir, el fisiológico natural. La escuela está ubicada en Santa María Petapa, Juchitán.

El curso propedéutico arrancó el pasado lunes 8 de agosto con una matrícula inicial de 17 alumnas que puede ampliarse a 25. Es requisito indispensable dominar una lengua materna y haber egresado de la secundaria  con un promedio de ocho. El plan de estudios consta de seis semestres y un año de servicios social. Incluye teoría y práctica que pueden realizar en Hospitales y Centros de Salud de la región.


Vídeo Recomendado



_____

_____

Previo

La ilusión habita en Los Pinos

Siguiente

Viernes de carcajada

Sin comentarios

Deja un comentario